Morgan Stanley se aleja de ‘commodities’

El banco de inversión pretende vender parte de su negocio de materias primas, dicen fuentes; con ello, busca adelantarse a una norma que limitará la participación de los bancos en ese sector.
petroleo  (Foto: Thinkstock)
NUEVA YORK (CNN) -

Morgan Stanley está analizando varias opciones para su multimillonario negocio de materias primas, entre ellas la posibilidad de la venta de una participación minoritaria, dijeron tres fuentes cercanas a la situación.

La unidad, que incluye a tres plantas de energía en Estados Unidos, un 49% de una flota de buques petroleros y un gasoducto y una firma de logística, ha sido ofrecida desde hace más de un año.

No obstante, las fuentes aclararon que el banco no tiene apuro por vender una participación a cualquier precio y no está cerca de un acuerdo.

Morgan Stanley no ha sido claro con sus planes sobre el negocio, aunque ejecutivos han dicho que todas las opciones están sobre la mesa. Las fuentes dijeron que el banco no tiene la presión de vender todo el negocio, a pesar del creciente escrutinio de operadores de materias primas de Wall Street que está realizando Washington.

Aún así, la firma ha sido más contundente que sus rivales Goldman Sachs y JPMorgan Chase & Co para afrontar las presiones sobre el negocio -tanto en términos de mayores exigencias de capital como de caída de márgenes comerciales- y a los cuestionamientos regulatorios por sus actividades comerciales.

La decisión normativa más crítica descansa sobre la Reserva Federal de Estados Unidos, que según se espera decidirá en septiembre cuánto pueden invertir Morgan Stanley y Goldman Sachs y cuánto pueden comerciar en mercados de materias primas físicas como los depósitos de metales y los buques petroleros.

Septiembre marca el final de un periodo de gracia de cinco años para cumplir con normativas bancarias comerciales luego de que ambas firmas renunciaran a su independencia en medio de la crisis financiera.

No está claro cuántas de las operaciones con materias primas la Fed podría forzar a Morgan Stanley a vender. La fecha límite llega en un momento en que los bancos están siendo presionados para restringir su riesgo como consecuencia de la ley de reforma financiera Dodd-Frank.

"Con la Dodd-Frank, la capacidad de seguir adquiriendo activos reales y comerciarlos está restringida para nosotros y para la industria. Hemos tenido un período cíclico muy difícil en los últimos seis meses", confesó en junio el presidente ejecutivo de Morgan Stanley, James Gorman.

Las fuentes dijeron que no creen que el banco se vea obligado por reguladores a vender el negocio. La Fed se ha negado a comentar sobre sus deliberaciones.

Aunque Gorman dijo que espera que el desempeño mejore a medida que se recuperen los volúmenes, aclaró: "Seguimos evaluando estructuras estratégicas que pueden tener sentido para nosotros a medida que nos acercamos a una institución menos posible de ser juzgada por la adquisición de activos físicos y más centrada en el lado comercial del negocio".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El futuro del negocio dependerá de las regulaciones que aún no están finalizadas, señaló Gorman.

Morgan Stanley no quiso hacer comentarios más allá de lo dicho públicamente por sus ejecutivos. Las fuentes hablaron en condición de anonimato porque no tienen autorizado comentar públicamente.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×