Banda de 2.5 GHz, a un año del conflicto

El espectro se encuentra sin utilizar, luego de que el Gobierno de Calderón anunciara su “rescate”; el no tener aún un destino para la banda de 2.5 GHz daña a inversionistas y al país, dicen expertos.
antenas  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

A un año de que el Gobierno federal inició el rescate de la banda 2.5 Gigahertz (GHz), aún no se define el destino de esta parte del espectro, lo que parece dejar un saldo negativo para el mercado y los usuarios, coincidieron especialistas del sector. "El daño de todo esto es grande para los inversionistas y el país, detener una banda así es muy grave, sin embargo el esfuerzo de la presente administración de darle la importancia al tema nos da esperanza", opina el presidente de la Asociación de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel), Alejandro Mayagoitia.

El especialista indica que la recién aprobada reforma en telecomunicaciones presenta a la banda de 2.5 Ghz como un tema prioritario que podría encabezar la agenda del nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

"No se puede hablar de una solución de la banda de 2.5 GHz sin que se establezca una política general de espectro y quisiéramos que fuera rápido", señaló a Notimex.

Para la presidenta de Observatel, Irene Levy, el inicio de procedimiento de rescate de agosto pasado fue una más de las decisiones erradas que se tomaron en materia de telecomunicaciones durante la pasada administración.

"Fue un proceso que despertó muchas dudas, la figura del rescate no era aplicable de la manera que lo hicieron, ésta es una historia más de largas incertidumbres, procedimientos truncos, falta de transparencia (y) es fundamental que se resuelva pronto", opinó.

La especialista dijo que frente a los cambios constitucionales en el sector hay lugar para establecer mejores fórmulas relacionadas con la renovación de concesiones que eviten insertar bienes como esta banda en procesos que generan incertidumbre para el mercado.

"Se requiere un plan inicial, pero se tendrá que esperar a que resuelva el Poder Judicial, es cierto que en este tiempo el Gobierno no ha tenido recaudación ni hay beneficio para los usuarios", subrayó Levy a la agencia.

El 8 de agosto de 2012, el entonces titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Dionisio Pérez-Jácome, anunció la negativa definitiva a la prórroga de las concesiones vencidas en la banda de 2.5 GHz y el inicio del procedimiento de "rescate" de las concesiones vigentes que están en manos de la empresa MVS Comunicaciones y de 10 concesionarios más.

El Gobierno decía que MVS subutilizaba la banda, y la empresa acusaba al Gobierno de Felipe Calderón de ejercer presión al negociar el refrendo de las concesiones.

A partir de entonces, ni la empresa de la familia Vargas, las 10 empresas que poseen la tercera parte de la banda 2.5 GHz y que se encuentran afiliadas a la Ansitel, ni el propio Gobierno pueden hacer uso de este bien.

Casi un año después, en junio de este año, la Suprema Corte determinó que la SCT, ahora con Gerardo Ruiz Esparza al mando, tendrá la libertad de prorrogar o no las concesiones de MVS que vencieron desde 2009 en la banda de 2.5 GHz.

El 22 de julio, el actual subsecretario de Comunicaciones de la SCT, Ignacio Peralta, comentó que no existe aún una definición de política pública para esta parte del espectro, considerada de suma importancia por organismos internacionales como la OCDE y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

"Lo que queremos, simple y sencillamente, es darle continuidad al proceso administrativo-jurídico que se inició en la administración pasada, en agosto del año pasado y, posteriormente, que tengamos una certeza o una mayor claridad en cuanto a qué le va a pasar a ese espectro y su disponibilidad", afirmó el funcionario en su momento.

A finales de la década de los 90, MVS Comunicaciones obtuvo en un proceso de licitación 62 concesiones, equivalentes a 190 MHz en esta banda para el despliegue de servicios de televisión restringida vía microondas.

Sin embargo, los avances de la tecnología permiten que en este espectro se puedan ofrecer servicios de banda ancha con velocidades superiores a las que se alcanzan con la actual Tercera Generación (3G).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si bien, la banda de 2.5 GHz no es la única opción para desplegar servicios de banda ancha en el país, pues existen otras partes del espectro como la ubicada en los 700 MHz, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) recomendó estandarizar la habilitación del espectro a nivel mundial.

Por ello, en 2007 el organismo internacional sugirió que la banda de 2.5 GHz sea utilizada para servicios de banda ancha móvil, lo que explica el reordenamiento de este espectro que pretende llevar a cabo el Gobierno federal para aprovechar las ventajas de tecnologías como Wimax y LTE.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×