Apple-Samsung, una historia de litigios

La lucha entre los dos gigantes de la tecnología va por su cuarto asalto en los tribunales; este viernes se dará a conocer al vencedor de una contrademanda de violación de patentes.
samvsapple  (Foto: Getty)
Julianne Pepitone
NUEVA YORK -

La batalla más feroz entre Apple y Samsung no está en el mercado de los smartphones. Hoy por hoy las compañías están enzarzadas en docenas de querellas de alto calibre en materia de patentes, cuatro de las cuales se disputan en Estados Unidos. Miles de millones de dólares están en juego y los titanes luchan para sacar los productos de su rival de las estanterías de las tiendas.

La buena noticia para los consumidores es que los procedimientos judiciales en tales litigios suelen tardar tanto tiempo que los productos en disputa a menudo quedan obsoletos para el momento en que un juez decide sobre el caso.

Se espera que el último fallo se dé este viernes, cuando un tribunal federal decidirá si debe prohibir la venta en Estados Unidos de algunos teléfonos inteligentes de un modelo antiguo de Samsung.

Va un resumen de la serpenteante lucha y sus numerosas ramificaciones:

Primer asalto: El culebrón comenzó en abril de 2011, cuando la empresa de Tim Cook acusó a su adversario de copiar "descaradamente" el iPhone y la iPad. Samsung respondió contrademandando a la firma de la manzana, acusándola de infringir sus patentes de software.

En agosto de 2012 un jurado de California determinó que la firma de Corea del Sur había infringido la mayoría de las patentes en cuestión -incluido el diseño de aspectos de hardware y software como el doble toque para hacer zoom-.

El jurado recomendó que la empresa estadounidense fuera indemnizada con más de 1,000 millones de dólares por daños y perjuicios, una cifra que la juez de distrito, Lucy Koh, más tarde redujo en más de 450 millones de dólares debido a un "error del jurado" al cuantificar los daños. Koh también se negó a prohibir los ocho teléfonos inteligentes de la surcoreana en querella.

Ambas compañías han apelado la sentencia.

"Es una pena que la ley de patentes pueda ser manipulada para otorgarle a una empresa el monopolio de los rectángulos con esquinas redondeadas", se mofó Samsung.

Ganador: Apple.

Segundo asalto: En otra batalla independiente, la firma de Corea del Sur demandó a la de Cook en un tribunal especial en junio de 2011. Samsung argüía que el iPhone 4 y la iPad 2 (que todavía están hoy en las tiendas) violaban las patentes de la compañía surcoreana.

La Comisión de Comercio Internacional (ITC) falló a favor de la firma de Kwon Oh Hyun en junio de 2013 y dictaminó que los teléfonos de la compañía de la manzana en cuestión no podían ser vendidos en Estados Unidos. A las empresas les gusta llevar su caso ante la Comisión porque por lo general es más fácil conseguir por esa vía la prohibición de la venta de los productos infractores de patentes que a través del sistema judicial tradicional para dichos casos.

La ITC, sin embargo, está obligada por ley a enviar al presidente este tipo de "órdenes de exclusión" para una revisión de 60 días. En una decisión extremadamente inusual, el presidente Obama vetó la orden justo antes de que finalizara el periodo de revisión.

Ganador: Samsung.

Tercer asalto: Una semana después de que la surcoreana demandara a Apple en el tribunal de la Comisión de Comercio Internacional, la empresa de Tim Cook presentó una contrademanda alegando varias violaciones de patentes, entre ellas una relativa al diseño del hardware del iPhone.

La Comisión emitió un fallo preliminar a favor de la firma norteamericana, pero eso no significa necesariamente una victoria. En el caso anterior atraído por la ITC que finalmente terminó favoreciendo a Samsung, el primer dictamen había exonerado a la competencia.

Ganador: Lo sabremos el viernes. Pero si Obama estuvo dispuesto a vetar la prohibición que afectaba a la empresa de la manzana, es posible que haga lo mismo si la Comisión de Comercio Internacional falla contra la surcoreana.

Cuarto asalto: En febrero de 2012 la firma que dirigió Steve Jobs presentó otra demanda en la corte distrital de California, acusando a la compañía de Kwon Oh Hyun de infringir patentes de utilidad en sus productos más nuevos.

Como de costumbre, el juego de la contrademanda no se hizo esperar, Samsung argumentó que "todas las generaciones" del iPhone y la iPad infringen patentes de su propiedad. Apple, por su parte, añadió nuevos productos de su adversario a su lista de dispositivos infractores casi tan pronto como fueron liberados en el mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El tribunal pronto se cansó de esto y recientemente rechazó la solicitud de Apple para añadir al caso el teléfono Galaxy 4.

Ganador: Ya veremos. El juicio está programado para celebrarse en marzo de 2014.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×