Gobierno espera impuestos ‘espectrales’

El Ejecutivo busca recaudar casi 13,000 mdp por el pago de derechos para transmitir voz y datos; analistas advierten que la medida, en caso de aprobarse, encarerecía los servicios de telecom.
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2014 (PPEF 2014) contempla recaudar cerca de 13,000 millones de pesos (mdp) al año mediante nuevas tarifas por el pago de derechos por concesiones para transmitir servicios de voz, datos y  televisión, algo que también podría encarecer estos servicios, advirtieron especialistas.

La iniciativa planea ordenar algunos de los cobros vigentes y gravaría a un mayor rango de bandas bajo la estructura de los derechos ya establecidos. Se pretende que "se refleje el valor de mercado de las bandas de frecuencias y se dé un tratamiento equitativo a los diversos concesionarios", justificó el Gobierno en la iniciativa presentada el pasado fin de semana. Además, el sector de telecomunicaciones pagaría cerca de 8,081 mdp el año entrante por parte del impuesto especial a las redes públicas de telecomunicaciones, un gravamen que el gremio ha acusado por inhibir la expansión de estos servicios.

El cobro de los derechos por el uso de estas concesiones se aplicará según el lugar que ocupen en el espectro, pues con la convergencia tecnológica ahora se pueden ofrecer nuevos servicios sobre las mismas bandas. Además se descontinuarán los cobros sobre servicios que ya no tienen relevancia en el mercado, como la televisión vía satelital terrestre (MMDS).

El Gobierno actualizó las tablas de cobro para incluir las tarifas para las bandas de 700 MHz y 2.5 GHz, dos de las más aptas para ofrecer servicios de Internet móvil de banda ancha.

Para el caso de la banda 2.5 GHz, el impuesto será desde 282.65 pesos por KHz en Sinaloa y Sonora hasta 8,685.07 pesos en Hidalgo, Morelos, Estado de México y Distrito Federal, según datos de la iniciativa para reformar la Ley Federal de Derechos.

Para el caso de la banda de 700 MHz, se fija un mínimo de 527.55 pesos para zonas como Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán; mientras que llega a un máximo en Hidalgo, Morelos, Estado de México y Distrito Federal, donde alcanza los 41,009.93 pesos.

La propuesta del Ejecutivo no explica por qué se tiene una diferencia de casi cinco veces entre ambas tarifas.

"Hay que analizar si a esos precios se pueden llevar a cabo los proyectos del operador mayorista", dijo el comisionado presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony De Swaan.

La reforma en telecomunicaciones, publicada a mediados de este año, prevé que el Estado opere una red mayorista para rentar capacidad de Internet de banda ancha a las empresas del mercado; para lo cual usará la banda de 700 MHz, que hoy se encuentra apenas ocupada por algunas estaciones de televisión abierta, y que quedarán libres hacia 2016 con el proceso del apagón analógico.

Aunque este espacio del espectro no se licite, el Gobierno pretenderá recaudar recursos a través del cobro de las concesiones que tenga el operador, lo que se trasladaría al usuario final a través de precios más caros de los servicios, comentó Ramiro Tovar, especialista en temas de telecomunicaciones.

"¿Quién va a pagar estos derechos? No sabemos si va a pasar de un bolsillo a otro se lo va a cobrar a quien le arrende los proyectos para el despliegue", cuestionó.

El riesgo también se corre en el caso de la banda de 2.5 GHz, un espacio del espectro que lleva años subutilizada y en medio de litigios entre algunos concesionarios, donde destaca el de MVS con el Gobierno mexicano.

La Cofetel aprobó recientemente un plan para que el Estado recupere 130 de 190 MHz que contiene esta banda, mientras que los restantes se quedarán en manos de los concesionarios para ofrecer servicios de telecomunicaciones. De la parte que quedará en manos del Estado, será el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) quien decidirá si licita este espectro o lo incluye como parte del operador mayorista estatal.

Si decide licitarlo, tener una cuota alta de derechos puede servir como una referencia para fijar el precio en el proceso, lo que puede encarecer su adjudicación, y terminaría por trasladarse a los usuarios, advirtió De Swaan.

"Entre más quiera recaudar el Estado por la licitación, más va encarecer los precios con los que un operador de los servicios, porque siempre se acaban trasladando a los usuarios".

La propuesta de presupuesto para el Ifetel también considera una baja desde el 35% que se le da ahora a la Cofetel por el pago de derechos en concesiones sobre el espectro a 3.5% para el Ifetel. La comisión debió recibir cerca de 227 mdp por este concepto el año pasado, pero De Swaan acusó que nunca pudo hacer uso de este dinero.

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×