JPMorgan se prepara para pleitos legales

El banco apartó 1,000 mdd y sumó 4,000 empleados para afrontar crecientes temas jurídicos; el CEO, Jamie Dimon, ha estado bajo presión para mejorar la relación con los reguladores.
jpmorgan  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (CNN) -

JPMorgan Chase & Co ha incrementado su gasto en esfuerzos de control en aproximadamente 1,000 millones de dólares y sumó 4,000 empleados para este rubro desde 2012, afirmó el presidente ejecutivo, Jamie Dimon, en un memorándum a su personal.

Los grupos de control del banco incluyen funciones de supervisión, control y auditoría en los sectores de cumplimiento, legal, finanzas y tecnología.

Dimon, quien ha estado bajo presión para mejorar la relación del banco con los reguladores, dijo este martes que actualmente se reúne con examinadores bancarios "de forma regular".

Agregó que realizó asambleas en mayo y junio para representantes de importantes organismos estadounidenses y empleados que regularmente tratan con ellos.

"Nuestra agenda de control es la prioridad número uno", remarcó Dimon en el memorándum que fue obtenido por Reuters.

La entidad también trata de simplificar su composición deshaciéndose de negocios que no son estructurales en su modelo comercial, señaló Dimon.

El ejecutivo también alentó a su personal a seguir "afrontando nuestros problemas y a arremangarnos para solucionarlos".

JPMorgan quedó bajo la lupa desde el año pasado, cuando salió a la luz un enorme caso de pérdidas por comercialización de derivados que costó al banco más de 6,000 millones de dólares y derivó en el procesamiento de dos exempleados este lunes.

A detalle: JPMorgan, por cerrar ‘fauces de Ballena'

El banco espera pagar al menos 700 millones de dólares para resolver investigaciones por demandas civiles sobre el asunto.

La entidad también enfrenta investigaciones del Departamento de Justicia, de la Comisión de Valores y de otras agencias del Gobierno de Estados Unidos, entidades que indagan sobre temas como el comercio de energía, posibles sobornos en prácticas contractuales en China y presuntas ventas fraudulentas de títulos hipotecarios.

Dimon no especificó qué casos legales y regulatorios espera que el banco afronte.

Tras el escándalo de los derivados conocido como "la ballena de Londres", Dimon, de 57 años, afrontó una dura batalla con algunos accionistas para retener su cargo este año, y desde entonces ha sido presionado para mejorar la relación del banco con los reguladores.

JPMorgan también cuenta con lo que Dimon describió como una "sala de control de vanguardia" en su sede corporativa en Manhattan, donde los empleados dedicados al control y los temas de riesgos operacionales pueden recolectar datos de la empresa para analizar problemas.

Dimon definió a esa iniciativa como un "esfuerzo sin precedentes" de JPMorgan Chase.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El caso asiático: EU indaga prácticas de JPMorgan en China

 

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×