Televisa ganará con Univision en Bolsa

La televisora elevaría su participación en su par estadounidense si ésta llega a Wall Street; Televisa buscaría diversificar sus negocios en EU si enfrenta restricciones en México: analistas.
univision  (Foto: AP)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mayor conglomerado de medios en español, Grupo Televisa, se beneficiará si su socio estadounidense Univision decide salir a Bolsa, pues podría aumentar su participación en el mercado hispano de Estados Unidos, coincidieron analistas.

Univison, la cadena más importante de habla hispana en EU, analiza la posibilidad de emitir una oferta pública inicial para cotizar en el mercado de valores de Nueva York, según un reporte de la agencia de noticias Reuters en el que no se dieron más detalles. La televisora se deslistó del mercado en 2007, después de cotizar con la clave de pizarra UVN desde 1996.

El viernes pasado, un día después de la noticia, los títulos de la empresa mexicana subieron 1.16% en el mercado local, para cerrar en 73.72 pesos.

Grupo Televisa, que dirige Emilio Azcárraga Jean, invirtió 1,200 millones de dólares (mdd) en 2010 para adquirir 5% de la cadena, además del 30% de deuda convertible (que se puede trasladar a tenencia de acciones), más la opción de adquirir otro 5% en acciones.

Desde entonces, la tenencia de Televisa en Univision ha aumentado hasta 8%, luego de invertir 49.1 mdd en 2011 y 22.5 mdd en 2012, según su reporte anual 2012.

La televisora mexicana puede seguir aumentando su tenencia en la firma estadounidense, lo que va a resultar positivo para la compañía, más si toma en cuenta las afectaciones que enfrentará en México derivado de la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión, explicó el analista financiero de Ve por Más, Andrés Audiffred.

"Televisa va a querer una mayor tajada de concretarse la salida a Bolsa de Univision", externó el analista.

La televisora declinó comentar sobre la posible salida a Bolsa de Univision.

Con la entrada en funciones del nuevo regulador en México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), así como de las leyes secundarias que emanen de la reforma constitucional aprobada a mediados de año, Televisa puede ser declarada como un actor preponderante en los mercados de televisión abierta y de paga.,

Con ello, las nuevas autoridades podrían imponerle regulaciones específicas orientadas a disminuir su participación nacional en estos segmentos, que actualmente se ubican en cerca de 70% para el primero, y 60% en el segundo.

La compañía puede verse aún más animada en extender su participación en EU para compensar la restricción que sufrirá en el mercado mexicano por la entrada en vigor de la reforma, dijo un analista que pidió no ser identificado.

"El primer efecto que tendría la salida a Bolsa de Univision es darle un valor de mercado sobre la inversión que ya tiene Televisa. Pero además le abre la puerta a aumentar su participación en Univision, y diversificarse en otros mercados al reciclar lo contenidos que produce en México".

Antes de 2010, ambas compañías se enfrascaron en una disputa legal por los derechos de transmisión, además de las supuestas intenciones de Televisa de adquirir por completo a su par estadounidense.

Televisa recibió regalías de Univision por casi 900 millones de pesos (mdp) en el segundo trimestre del año, y obtuvo unos 3,261 mdp durante 2012, lo que equivalió a 5% de sus ingresos para ese periodo.

En la salida a Bolsa también cabe la posibilidad de que la participación de Televisa se vea diluida con la salida a Bolsa de Univision, aunque resultará complicado que la televisora mexicana deje escapar estos ingresos tan fácilmente, apuntó el analista de Ve por más. 

El reto del mercado hispano

La legislación actual en EU restringe que empresas extranjeras cuenten con más del 25% de las acciones de una televisora en el país, por lo que Televisa deberá encontrar formas para incrementar su participación sin violar este principio.

Sin embargo puede aprovechar los cambios constitucionales en materia de inversión extranjera, que ata la apertura de capitales foráneos en el país a que las naciones de procedencia de las empresas que quieran venir a México permitan una apertura similar en sus naciones de origen, comentó Audiffred.

Además puede apoyarse de la salida a Bolsa de Univision, y a través de filiales de Televisa adquirir papel en el mercado estadounidense, sin violar la legislación actual, añadió el presidente de la consultora especializada Signal Telecoms, José Otero.

Junto a este reto, Televisa también deberá diversificar sus contenidos.

La población hispana en Estados Unidos alcanzó los 52 millones de personas en 2012, mientras que el poder de compra crecerá 50% para pasar de 1 billón de dólares en 2010 a 1.5 billones de dólares hacia 2015, según un estudio de la consultora especializada Nielsen.

"El poder de compra del mercado hispano estadounidense se reconocería como una de las 20 economías más importantes en el mundo si se considerara como un país independiente", indica el estudio con datos al segundo trimestre de 2012.

Este grupo poblacional crecerá 167% entre 2010 a 2050, mientras que la población en general en EU lo hará en sólo 42%.

Las televisoras dirigidas a este segmento deberán alejarse de apostar por una transmisión a nivel nacional de sus contenidos por dos factores: el primero, que la población hispana está concentrada en ciertos estados, y que por cada estado, también existen diferencias culturales, explicó Otero, de Signals Telecom.

"En Nueva York no puedes vender partidos de futbol de la liga mexicana, porque ahí existen más puertorriqueños que gustan del beisbol. Lo mismo en Boston donde hay una gran población de brasileños, o en California donde predominan los mexicanos. Cada uno tiene sus propios gustos".

Univision lidera en audiencia en el mercado estadounidense, seguido por Telemundo; pero existen otras ofertas como la anunciada el año pasado por Fox, del gigante News Corp, y la colombiana RCN, además de Azteca América, que forma parte de la cadena mexicana TV Azteca.

Junto a estas diferencias, las cadenas estadounidenses también deberán diferenciar su programación regular y la dirigida a los hispanos si quieren hacerse de una porción del mercado, que ya pelea por el rating al mismo nivel que la audiencia del público en general, advierte Nielsen.

"En 2010, el partido en la Copa Mundial entre Argentina y México alcanzó la teleaudiencia de 7.9 millones de hispanos entre los 18 y 49 años de edad, cifra ligeramente mayor a los 7.3 millones de espectadores del Super Bowl de 2012, pertenecientes al mismo rango demográfico".

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×