Reforma energética pierde ‘combustible’

Las trabas en la iniciativa fiscal restarían efectividad al cambio que busca el Gobierno en energía; la propuesta federal busca reducir la dependencia de las finanzas públicas de los ingresos de...
senado  (Foto: Notimex)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La posibilidad de que los boquetes de la reforma fiscal sean cubiertos con dinero proveniente de los ingresos petroleros provocará que la iniciativa de reforma energética pierda "combustible", advirtieron analistas.

Actualmente, la paraestatal aporta cerca del 33% del presupuesto federal, o lo equivalente a casi 5% del PIB, pero una recaudación menor a la propuesta por el Gobierno afectará en el mediano plazo los planes para que se reduzca la aportación del petróleo al gasto público, aseguró el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo.

"Todo el peso de la reforma fiscal recae sobre la reforma energética, porque de no pasar estaríamos ante un verdadero fracaso", advirtió.

La propuesta de reforma energética que se discute en el Congreso tiene como uno de sus objetivos disminuir la carga fiscal sobre Pemex para que su aportación caiga del 71% al 60% de forma paulatina. 

El especialista de Barclays dijo que las discusiones por la reforma fiscal también dejan entrever problemas para la aprobación de la reforma energética, pues se esperaba que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) aceptara una iniciativa hacendaria sin IVA; mientras que el PAN puede vender caro su apoyo a la reforma energética del Gobierno federal.

Más información: Diputados ‘petrolizarán' el Presupuesto

"Mientras no hagamos una reforma hacendaria de fondo vamos a seguir dependiendo del petróleo", reconoció el integrante de la comisión de Hacienda y Crédito Público y secretario de la comisión de Energía, el diputado panista Juan Bueno Torio.

Los legisladores del Partido de la Revolución Institucional (PRI) aceptaron discutir cambios a la propuesta de reforma fiscal que envió el presidente Enrique Peña Nieto en temas como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en colegiaturas y viviendas, entre otros.

Bueno Torio dijo que con estos ajustes se puede generar una menor recaudación a la prevista en el paquete presupuestal del Gobierno, que propone aumentarla en 1.4% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) para 2014.

Se requiere pensar en un menor gasto gubernamental antes que en un aumento del presupuesto. "El punto es que se gaste menos. No necesitamos aumentar el presupuesto del doble a lo que crece la inflación, sobre todo en momentos de crisis", dijo.

¿De qué tamaño será el recorte?

México, que recauda cerca del 20% a través de impuestos -o 14% sin los ingresos petroleros-, es el país que menos recaudación genera a través de los gravámenes indirectos dentro de los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), que en promedio obtiene casi 34%.

El secretario de la Comisión de Energía en el Senado, el priista David Penchyna, aseguró que la discusión sigue abierta en todos los frentes para el PRI en cuanto a las modificaciones sobre ambas iniciativas, además de reafirmar el compromiso de su partido por aprobar la reforma energética en este periodo.

Admitió que un menor monto de aumento en la recaudación puede trastocar los planes sobre el modelo de transición para Pemex en la reforma energética.

"Pase lo que pase el Estado tendrá más ingresos tributarios de los que tiene el día de hoy", dijo.

Si los cambios en la reforma llegan a disminuir de 1.4% a menos del 1% en los ingresos extras que reciba el Gobierno por el cobro de impuestos, entonces sí se verán afectadas las perspectivas sobre los alcances de la reforma energética, dijo el economista para América Latina de la firma de inversiones japonesa Nomura, Benito Berber,

"Si hay más cambios que lleven el aumento de la recaudación a menos del 1%, entonces sí veré una reforma descafeinada. Ahí sí las expectativas de mercado cambian, y las calificadoras mostraron su disgusto por esta generación de ingresos".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Berber consideró que hasta ahora con los cambios que se prevén no se puede tildar de descafeinada a la reforma fiscal, y por tanto su impacto seguirá siendo favorable de cara a una reforma energética, que ya preveía un escenario sin cambios significativos en cuanto a la recaudación de impuestos durante el siguiente año.

"Una reforma energética tendría sus efectos en el mediano plazo. Por tanto en el corto plazo ya se preveía que no iba a tener modificaciones importantes en el presupuesto", coincidió Marco Oviedo, de Barclays México.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×