MVS renuncia a parte de banda de 2.5 GHz

La empresa, junto a ocho concesionarios más, ceden voluntariamente 130 MHz al Gobierno el Ejecutivo renovó las concesiones de las compañías para usar los 60 MHz restantes.
antena  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

MVS Multivisión, y ocho concesionarios más de la banda de 2.5 GHz, renunciaron voluntariamente a 130 MHz de los 190 MHz que la integran, informó este lunes la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). El espectro recuperado podrá ser licitado de forma inmediata por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), y así obtener ingresos acordes con las condiciones del mercado por la asignación de la banda a particulares, detalló la dependencia en un comunicado.

A su vez, el Gobierno renovó los títulos de concesión hasta por 15 años a partir de 2013 a las empresas para el uso, aprovechamiento y explotación de los 60 MHz restantes, indicó la SCT.

"El haber recuperado este espectro a favor de la Nación fortalece la capacidad del Estado para lograr una mayor cobertura de servicios de banda ancha. La Banda de 2.5 GHz internacionalmente es considerada complementaria a otras Bandas concesionadas para la prestación de servicios móviles", dijo la SCT en el texto.

Artículo relacionado: Cablevisión impugna concesión a MVS

Los concesionarios también pidieron que se mantenga como servicio autorizado el de televisión y audio restringido, pero con la distribución que les permita transitar posteriormente a la prestación de servicios de banda ancha móvil (dos segmentos de 30 MHz), acorde con las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, añadió.

En este sentido, la dependencia señala que a los títulos de concesión le agregó a condición de transitar a más tardar el 31 de diciembre de 2016 a la ‘concesión única' referida en la reforma de telecomunicaciones, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 2013, y/o obtener autorización para prestar servicios adicionales, a fin de prestar a más tardar en esa fecha los servicios de banda ancha móvil, para lo cual los concesionarios habrán de cubrir los requisitos y las contraprestaciones que determine Ifetel.

De no cumplir, los títulos de concesión otorgados quedarán sin efectos, y regresarán al Estado los 60 MHz para ser licitados por el Ifetel. Este plazo puede ser prorrogado por un año, en tanto el concesionario lo solicite y el instituto lo apruebe, explicó la secretaría.

En contexto: MVS rescata espectro pero ¿a qué precio?

El Ifetel determinará las condiciones y contraprestaciones para que los concesionarios a quienes se les prorrogaron sus títulos puedan transitar al modelo de concesión única o para autorizarles servicios adicionales de banda ancha.

Ello "permitirá en breve plazo que la totalidad de la banda de 2.5 GHz sea efectivamente utilizada para desarrollar este tipo de servicios, cuya demanda es incremental y estratégica en el contexto actual de las telecomunicaciones", abundó la secretaría encabezada por Gerardo Ruiz Esparza.

Con esta determinación, la banda de 2.5 GHz queda prácticamente libre de litigios, con lo cual su uso y explotación se realizará en un ambiente de certidumbre jurídica para la inversión,  destacó la SCT.

"Los procesos administrativos y judiciales iniciados por los concesionarios en contra de las acciones previas de la SCT para reordenar la banda, implicaban que durante los próximos cuatro años no se podría utilizar para la prestación de servicios de banda ancha, lo que significaba que su uso sería ineficiente y en un contexto de incertidumbre jurídica".

El 8 de agosto de 2012, el Gobierno de Felipe Calderón anunció la negativa a la prórroga de las concesiones vencidas en la banda de 2.5 GHz y el inicio del procedimiento de rescate de las concesiones vigentes que estaban en manos de la empresa MVS Comunicaciones y de 10 concesionarios más.  

El Gobierno decía que MVS subutilizaba la banda, y la empresa acusaba al Ejecutivo de ejercer presión al negociar el refrendo de las concesiones.

A partir de entonces, ni la empresa de la familia Vargas, las 10 empresas restantes, ni el propio Gobierno podían hacer uso de dicho bien.

Televisa y TV Azteca, ausentes en mesa de diálogo

Televisa y TV Azteca se ausentaron este lunes a la reunión que organizó el Ifetel a la que asistieron Dish y las organizaciones Observatel y Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi) para intercambiar puntos de vista sobre la aplicación del "must carry" y el "must offer".

"A petición de audiencia de Televisa y TV Azteca sobre 'must carry' satelital, convoqué hoy a una mesa redonda con todos los actores", escribió la comisionada Adriana Labardini en su cuenta oficial de Twitter.

La integrante del Pleno del instituto señaló que a la reunión asistieron, además de Dish, Observatel y la Amedi, los comisionados Adolfo Cuevas y Mario Germán Fromow, así como el jefe de la Unidad de Sistemas de Radio y Televisión en Ifetel, Alejandro Navarrete.

Labardini enfatizó que la reunión no tuvo el objeto de que hubiera un pronunciamiento por parte del Ifetel, sino de escuchar a las empresas, tal como lo solicitaron.

Antes de la reforma en telecomunicaciones, que entró en vigor el pasado 12 de junio, Dish no retransmitía en su sistema de televisión de paga la programación de las principales televisoras mexicanas, debido a que éstas ofrecían sus canales empaquetados mediante el pago de una tarifa por suscriptor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, los cambios constitucionales establecen la implementación del "must carry" como una obligación de los sistemas de televisión de paga de subir a su plataforma los canales de televisión abierta, y el "must offer" como un compromiso que el concesionario de televisión abierta debe tener para poner a disposición de sus competidores sus canales de forma gratuita.

Dish inició el 19 de septiembre la transmisión desde su plataforma de los canales de televisión abierta. Ante esto, Televisa se inconformó legalmente pues, según su postura, este derecho no podía activarse hasta que existiera una legislación secundaria, la cual aún se discute el Congreso.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×