HTC, ¿la siguiente tecnológica en caer?

La firma taiwanesa advirtió a los inversionistas a principios de mes que deberían esperar pérdidas; la acción ha perdido 90% de su valor desde hace dos años y podría fusionarse con Lenovo.
htc  (Foto: Getty)
Kevin Kelleher

Primero fue Palm, luego Nokia, después BlackBerry. ¿Será HTC el siguiente en caer? ¿Pasará de ser un fuerte competidor en el mercado de los smartphones a una empresa en dificultades necesitada de rescate? Está dando señales de ello.

A principios de este mes la compañía previno a los inversionistas para que se prepararan para la primera pérdida como una empresa cotizada. Luego, un tabloide de Taiwán informó la semana pasada que la firma podría estar planeando una fusión con Lenovo (que a su vez está analizando comprar BlackBerry).

Estas noticias distan mucho de la situación que guardaba la empresa hace pocos años, cuando HTC era uno de los primeros fabricantes de teléfonos Android y lideraba el mercado de los teléfonos inteligentes.

Los teléfonos de la tecnológica, por mucho tiempo, se han considerado en la misma liga que los mejores teléfonos de Apple y Samsung, pero su cuota de mercado y el precio de sus acciones han caído. La acción, que cotiza en la Bolsa de Valores de Taiwán, ha perdido más del 90% de su valor en los últimos dos años y medio.

Recorrido de la empresa

Fundada en 1997, HTC ha sido durante mucho tiempo una fuerza innovadora en el espacio de los smartphones. En el año 2000 desarrolló uno de los primeros teléfonos con una interfaz de pantalla táctil, y dos años más tarde introdujo en el mercado el primer celular equipado con software de Microsoft. La firma pasó, en 2006, de ser un fabricante por contrato a comercializar teléfonos bajo su propia marca.

En 2007, cuando Google lanzó su sistema operativo móvil Android, HTC anunció rápidamente que ya estaba trabajando en un teléfono para esa plataforma. La empresa lanzó su primer teléfono de este sello en el otoño de 2009, dos años después de que Apple presentara el primer iPhone.

Bautizado como el G-1 o Dream, el teléfono cosechó elogios. Un año más tarde, cuando Google quiso construir su propio teléfono Android, recurrió a HTC para fabricar el dispositivo que recibiría el nombre de Nexus One.

A principios de 2011, a medida que los teléfonos del androide comenzaron a dominar la oferta de los smartphones, la cuota de mercado y la capitalización bursátil de HTC superaron las de Nokia, que durante años fue el fabricante líder de estos gadgets en el mundo. Según Canalys, en el tercer trimestre de 2011, HTC se convirtió en el mayor vendedor de móviles inteligentes en Estados Unidos, superando a Samsung y Apple al controlar casi una cuarta parte del mercado estadounidense.

A nivel mundial, la empresa tenía en ese entonces una participación más pequeña  (el 11%), pero lo suficientemente importante como para ser la cuarta mayor compañía de teléfonos inteligentes en el mundo. Recientemente, sin embargo, la cuota de HTC en el mercado estadounidense cayó a 7%, y su presencia en el mercado mundial es aún menor: 2.8%, según ABI Research, que señaló que la empresa ni siquiera ha clasificado entre los 10 principales fabricantes mundiales de este artefacto. Samsung controla un tercio del mercado global.

Los golpes

El declive se aceleró cuando Google compró Motorola Mobility y Apple ganó una prohibición judicial que frenó la venta de algunos teléfonos HTC. Sobre todo, la firma perdió su liderazgo en el mercado estadounidense en manos de Samsung, una empresa con una larga tradición de ingeniería innovadora y un presupuesto lo bastante grande para comercializar agresivamente su línea de dispositivos Galaxy.

El Galaxy S3 y el S4 se convirtieron en los teléfonos Android más codiciados en Estados Unidos. Mientras tanto, en los mercados emergentes, la firma surcoreana y la estadounidense de Cupertino mantienen el control en el segmento de gama alta, mientras que compañías como LG, Huawei, ZTE y Xiaomi comenzaron a captar la creciente demanda de los smartphones de gama baja.

Comparativo: Conoce las diferencias de los principales teléfonos inteligentes del mercado 

En los últimos dos años los ingresos y las ganancias de la compañía taiwanesa disminuyeron. El 4 de octubre la empresa anticipó resultados financieros que mostraron que los ingresos experimentarían una caída de 14% respecto al año anterior y que reportaría una pérdida mayor a la esperada incluso por los analistas más pesimistas.

La semana pasada, la presidenta de HTC, Cher Wang, predijo con optimismo una fuerte recuperación a partir de este trimestre. La empresa recién firmó un acuerdo con el actor Robert Downey Jr. para publicitar sus teléfonos móviles, un esfuerzo por atajar las preocupaciones de los inversores de que el lema de la empresa "Quietly brilliant" (silenciosamente brillante) no estaba resonando entre los consumidores.

Aun así, la mayoría de los analistas continuaron expresando su temor de que la competencia en el mercado de los teléfonos inteligentes era demasiado intensa, y que la firma tenía demasiadas cosas que corregir antes de declarar un vuelco.

Quizás el fabricante taiwanés registre ganancias este trimestre, pero se deberá a la venta de su participación restante de la compañía estadounidense Beats Electronics. Más allá de eso, los analistas prevén una mayor reestructuración o una adquisición o fusión con una empresa más grande. Wang ha descartado en reiteradas ocasiones esta medida.

La resistencia

Claramente Wang y la empresa no quieren caer sin dar la pelea. La compañía está en conversaciones con Microsoft para instalar el software Windows Phone como una "opción independiente" en sus teléfonos Android, aunque la forma en que eso funcionaría sigue siendo un misterio.

La prensa afirmó esta semana que HTC está desarrollando tres smartphones con Amazon, dispositivos que el gigante minorista podría ofrecer de forma gratuita. Amazon ha tenido un éxito limitado con sus tabletas Kindle Fire, pero un acuerdo así podría darle a la taiwanesa el impulso que necesita.

Esa es la buena noticia. Ahora la menos buena: el diario taiwanés Apple Daily informó este viernes que ejecutivos de HTC y Lenovo sostenían conversaciones para llegar a un acuerdo que permitiría a Lenovo adquirir la marca de Wang. Estos rumores no son nuevos, como tampoco los que circulan sobre una posible compra de HTC por parte de Huawei u otros fabricantes de PC.

De la misma manera que las fronteras se difuminan entre las computadoras personales y los dispositivos móviles, así también se consolidarán las compañías de smartphones y tablets y los fabricantes de PC. La adquisición de HTC parece cada vez más probable en una ventana de dos años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El declive de esta firma evoca los de Palm, Nokia y BlackBerry, por no hablar de los fallidos esfuerzos de gigantes como Hewlett-Packard y Dell para hacerse un hueco en el mercado de los teléfonos inteligentes. Pero la situación de HTC es singular y única porque se trata del primer fabricante en colocar el sistema Android en sus teléfonos, que continúa siendo el sistema operativo móvil más popular del mundo. A firma de Taiwán fabrica algunos de los mejores teléfonos Android en el mercado, pero eso ya no es suficiente.

Esto debería hacer reflexionar a todas las empresas que producen y venden smartphones: Nadie parece exento de una disminución rápida e irreversible de las ventas. En este mercado, cada competidor es vulnerable.

Ahora ve
La primera tormenta invernal de la temporada cubre de nieve el norte de México
No te pierdas
×