MatchBook, el arma secreta de Amazon

La firma busca impulsar al Kindle empaquetando las versiones impresas y digitales de las obras; los usuarios tendrán descuentos para motivar la descarga de ‘e-books’ en la compra de libros físicos
kindle1  (Foto: Getty)
Jane Porter

Jeff Bezos puede ser reservado cuando se trata de hablar de cifras, pero el presidente ejecutivo de Amazon dejó claro dónde yace el valor real que el Kindle representa para su compañía: "Queremos ganar dinero cuando la gente usa nuestros dispositivos, no cuando los compra", escribió a los accionistas en abril.

Y comprar es lo que hacen. Considerando que los propietarios de Kindles gastan 443 dólares más al año que quienes no poseen uno, según los datos publicados la semana pasada por Consumer Intelligence Research Partners, tiene mucho sentido empresarial que Amazon se enfoque en incrementar su valor para los usuarios de Kindle.

Ahí es donde entra MatchBook. El servicio refuerza la oferta de Kindle al empaquetar las compras de libros impresos y libros electrónicos (e-books) con un descuento. Desde el 29 de octubre, los clientes pueden descargar las versiones en Kindle de libros impresos que han comprado en Amazon que datan desde 1995 por 2.99 dólares o menos -en algunos casos hasta pueden conseguirlos de forma gratuita-.

MatchBook es parte de una estrategia más amplia de Amazon para amarrar a los clientes leales, añadiendo ventajas a las compras existentes. "Mantienen el precio igual y añaden muchos más servicios a su suscripción", dice un analista de ISI Group, Oliver Wintermantel.

Matchbook es similar a AutoRip, lanzado por la compañía a inicios de año, el cual permite a los clientes ver en streaming versiones libres de los MP3 o CD que han comprado. Amazon Prime también sigue esta estrategia de "darles más de lo que han pagado", ofreciendo ventajas como el streaming de películas gratis para miembros que originalmente se inscribieron solamente para envíos gratis. "Eso crea lealtad hacia la minorista", dice el analista Wintermantel.

Amazon no está abriendo nuevos caminos. El concepto de empaquetar libros impresos y electrónicos ha estado presente desde que las publicaciones electrónicas llegaron al mercado.

O'Reilly Media, que se enfoca en libros de tecnología, ha estado ofreciendo este tipo de paquetes durante años. Pero cuando un gran jugador como la firma que lidera Jezz Bezos entra al juego, es una historia distinta.

Una búsqueda reciente de Matchbook en Amazon arrojó más de 96,000 resultados, una pequeña fracción de los títulos totales en sus listados, pero mucho más que cualquier otra librería existente.

¿E-book de un impreso?

Pero, ¿por qué los clientes querrían la versión e-book de un libro que ya tienen, y viceversa?

"Los datos han sugerido que las personas no hacen un cambio total de una vez. La gente que lee e-books también lee libros impresos", dice el fundador y presidente ejecutivo de The Idea Logical Company -una firma consultoría editorial- Mike Shatzkin. "Hay un mercado para la gente que quiere la versión impresa y la electrónica, pero no están dispuestos a pagar el precio completo de ambas".

De acuerdo con Amazon, empaquetar los libros impresos y digitales ha sido una de las características más solicitadas por los clientes.

Desde una perspectiva empresarial, la medida le da Amazon una clara ventaja competitiva.

 Digamos que compraste la novela de Barbara Kingsolver The Poisonwood Bible en Amazon como un regalo para tu mamá hace cuatro años, y ahora quieres leerlo en tu tablet.

Puedes comprar el libro en iTunes por 11.99 dólares, pero como ya has adquirido una copia impresa, puedes descargar una versión de Kindle por 2.99 dólares. Y por 1.23 dólares más que el precio de iTunes, puedes obtener tanto la versión impresa y electrónica en Amazon.

AutoRip aumentó las ventas de vinilos de Amazon en 66% desde que fue lanzado a principios de año. Para Matchbook, sin embargo, la limitada selección de títulos ofrecidos y el número relativamente bajo de lectores interesados tanto en los libros impresos como en los e-books, probablemente no harán mucha diferencia en las ventas, dice Shatzkin.

Aunque los editores y libreros tienden a enfadarse cada vez que Amazon hace algo para cambiar la dirección de la industria de venta de libros, el nuevo servicio puede ser bueno para las ventas de libros impresos, animando a clientes que podrían no haber pensado en comprar un libro impreso a conseguir uno junto con la versión electrónica.

Aún no está claro cómo les irá a los autores en términos de derechos de autor.

Muchos editores son renuentes a participar, pero el servicio podría ayudarles a vender más libros, dice David Wilk, dueño de la firma de consultoría y comercializadora de libros Booktrix. Por ejemplo, los editores podrían dar nueva vida a un título de catálogo, ofreciendo una versión e-book por un precio menor. "¿Por qué no es apoyar al minorista que va a incrementar tu negocio?", pregunta Wilk.

Los editores y los autores pueden pensar en varias razones. Algunos se preocupan de que eso pueda devaluar su producto al tener que vender a un precio más bajo en Amazon.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También hay una vacilación sobre dar Amazon demasiado control sobre los títulos, que es lo que el fundador de la editorial de libros electrónicos y plataforma de distribución de Smashwords, Mark Coker, se refiere como una "estrategia de control de aplastar y matar".

Bezos sostiene que la energía de Amazon proviene del deseo de impresionar a los clientes, no del afán de superar a los competidores", como dijo a los accionistas en abril. Pero si eres cualquier otro vendedor de libros allá afuera, es difícil no sentirse derrotado.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×