El ‘boom’ de Samsung pierde fuerza

La rentabilidad de la firma ha mermado conforme se debilita su estrategia de saturar el mercado; la firma ha perdido la ventaja competitiva frente a los celulares de Nokia, Motorola y HTC.
galaxy  (Foto: Getty)
Adrian Covert
NUEVA YORK -

Se suponía que 2013 sería el año en que Samsung barrería con la competencia en la arena del smartphone. No pasó. Ahora, parece que 2014 será un año de introspección para el gigante coreano de la tecnología.

El smartphone insignia de Samsung, el Galaxy S4, ha sido una decepción en todos los aspectos. La compañía promocionó el teléfono como un campeón mundial, pero resultó ser solo una modesta mejora respecto al Galaxy S3 del año anterior. Eso es algo que lamentan los propios ejecutivos de la firma, y ahora tratan de fijar expectativas más modestas para el lanzamiento del Galaxy S5 este año.

Las ventas del S4 fueron decentes. Fue el teléfono Android más vendido del año pasado, pero aún así sus ventas estuvieron muy por debajo de las expectativas de la compañía y de los analistas de Wall Street. Aunque Samsung sigue siendo el líder del mercado de los teléfonos inteligentes, no pudo aumentar su cuota en 2013, parando su meteórico ascenso de los últimos años.

Eso ha perjudicado la rentabilidad de la firma. En el cuarto trimestre la empresa dijo que sus ganancias registraron una caída interanual por primera vez desde 2011.

Los otros fabricantes, mientras tanto, fueron capaces de producir un teléfono que igualara en velocidad, potencia y eficacia al mejor smartphone de Samsung, con un diseño de mayor calidad y mejor software de sistema. De súbito, hubo muy poco que distinguiera a Samsung del resto.

Artículo relacionado: Samsung presenta TV ‘autoflexible' 

Por primera vez, las grietas están empezando a asomar en la estrategia móvil de la surcoreana.

La principal receta para el éxito móvil de la compañía en los últimos años ha sido la de liberar la mayor cantidad posible de productos que dejen un buen margen de beneficio. Samsung ha vendido los teléfonos marca Galaxy en todos los tamaños y formas imaginables. Algunos son buenos y otros malos, pero ninguno es auténticamente genial.

Cuando la tecnológica comenzó su ascensión en la carrera del smartphone en 2010, tuvo éxito porque fue capaz de manufacturar componentes de una forma más sencilla y barata que la gran mayoría de sus competidores. Tenía chips más rápidos, mejores pantallas y cámaras más potentes que cualquier dispositivo excepto el iPhone de Apple. Sus smartphones no eran particularmente hermosos, pero eran delgados, livianos e inofensivos.

El software y los servicios de Samsung, por otra parte, siempre han sido el punto débil de la empresa, ofrecen una experiencia frustrante y poco atractiva que está cargada de características rebuscadas e inútiles. Sin embargo, la empresa salió avante con ese pésimo software porque pocas compañías podían ofrecer la potencia pura que ofrecían los teléfonos Samsung.

¿Más megahertz?

El año pasado, sin embargo, la guerra de las especificaciones de los teléfonos inteligentes llegó a su fin. Todos los smartphones son, básicamente, lo suficientemente buenos, y a menos personas les preocupan las pantallas más grandes o más megahertz.

Todos los mejores fabricantes de móviles se han vuelto creativos: el hermoso diseño del HTC One, la impresionante cámara del Lumia 1020 de Nokia, los truquitos útiles del Moto X de Google y el renovado software iOS del iPhone hicieron que todos esos dispositivos fueran más interesantes que el Galaxy S4.

Ahora que la importancia de un hardware superior ocupa un segundo plano, la marca Galaxy está en busca de algo que la sostenga.

2014 no ha tenido un gran comienzo. En el Consumer Electronics Show de este año, Samsung dio a conocer el excesivamente grande Galaxy Tab Pro de 12 pulgadas y el más económico Galaxy Tab Lite, ninguno de los cuales tiene lo necesario para vigorizar la marca Galaxy.

La nueva experiencia de usuario "Magazine" que Samsung estrena para tablets, es un cambio positivo, pero no radicalmente diferente en términos de concepto de lo que Microsoft, HTC o Flipboard han estado haciendo con sus productos, y tampoco las iguala.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Samsung necesita algo más que bombo publicitario. Los consumidores han caído en cuenta de que muchas de las características más llamativas de los productos de Samsung son solo eso: llamarada. Sus productos ahora necesitan sustancia, algo que los rescate de ser otro teléfono Android de gama alta en un mar de teléfonos iguales.

Artículo relacionado: Los lanzamientos tecnológicos de 2013  

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×