Amazon, con la mira en Sony y Nintendo

La minorista adquirió a una empresa de videojuegos con la que podría desarrollar su primera consola; Amazon tiene la ventaja de llegar a un gran público y tener un ecosistema para impulsar el negocio.
amazon  (Foto: Getty)
JP Mangalindan

Para Amazon, el lanzamiento de una consola de videojuegos podría ser inevitable. La semana pasada, la firma reveló que había adquirido Double Helix. La compañía de juegos de 75 empleados, con sede en Irvine, California, fue fundada en 2007 por dos programadores que desarrollaron títulos de software en la década de 1990 como ‘Earthworm Jim’ y mucho más recientemente, el juego de pelea personal, ‘Killer Instinct’.

La adquisición Helix se produce tras un reporte del sitio de tecnología VG247, que aseguraba que Amazon planea pelear frente a frente con Sony, Microsoft y Nintendo con el lanzamiento a finales de este año de un sistema de videojuegos con un precio de menos de 300 dólares que ejecutaría una versión del sistema operativo Android de Google.

Nota relacionada: Amazon negocia compra de programas de tv

Un dispositivo de este tipo no debería ser una gran sorpresa, porque si la historia sirve de guía, las ambiciones de Amazon son infinitas. Lo que comenzó como una rudimentaria tienda de libros en línea en 1994 es ahora un imperio digital que abarca una asombrosa variedad de servicios, incluyendo streaming de video, alojamiento de sitios web, creación de contenido original y entrega de comestibles. Amazon ahora también diseña su línea de tablets Kindle Fire de manera interna en su Lab 126 con sede en Cupertino, California -y lo hace bastante bien-; por lo que diseñar una consola firme que permita jugar videojuegos a un precio supercompetitivo no es imposible.

Ray Valdes, analista de Gartner Research, señala que Amazon no es único en abarcar una amplia variedad de negocios. Tomemos como ejemplo a Google, que aprovecha sus propios recursos -en gran parte impulsados por sus vastos ingresos por publicidad en Internet- para financiar ideas de largo alcance, o “intentos arriesgados”, como los coches de conducción autónoma y los lentes de contacto que miden la glucosa.

“Eso es de esperarse cuando los grandes y exitosos participantes del mercado tienen que encontrar “océanos azules”: nuevas áreas donde pueden ser pioneros y dominar con el tiempo”, dice Valdes. Y aunque los videojuegos no son un negocio nuevo, o ni siquiera necesariamente una oportunidad de gran crecimiento, si Amazon logra innovar en ese sector como lo hizo con los libros, existe un potencial de ingresos significativos.

Double Helix podría ayudar a Amazon a alcanzar eso al abordar un problema crítico al que los fabricantes tradicionales de consolas como Sony y Microsoft se enfrentan perpetuamente. “Lo que Amazon puede hacer es asegurarse de que haya algunas aplicaciones innovadoras, lo cual hará que la plataforma luzca como ellas”, explica Trip Hawkins, cofundador de Electronic Arts, uno de los mayores editores de videojuegos del mundo y presidente ejecutivo del emprendimiento de juegos educativos If You Can Company. (Hawkins también dirigió la Compañía 3DO, que en la década de 1990 lanzó una consola de escritorio del mismo nombre, que no logró despegar).

De hecho, las consolas de videojuegos dependen de su línea de software, y entre más contenidos exclusivos y atractivos tenga una consola, sobre todo al principio de su existencia, es más probable que los consumidores la compren. Y entre mayor sea la base de usuarios de la consola, es más probable que los fabricantes de juegos de tercera parte quieran desarrollar para ella; un tipo de escenario del huevo y la gallina que los expertos argumentan que actualmente acosa a la Wii U de Nintendo, escasa en software.

Amazon estará en una posición relativamente única si entra en el sector de los videojuegos. Más allá de sus recursos financieros, también puede aprovechar otros grandes flujos de ingresos para potenciar su efecto. Así como lo hizo con sus dispositivos Kindle, Amazon puede promover su consola de juegos en Amazon.com, uno de los sitios con mayor tráfico en Internet, entre una base de clientes activos de más de 200 millones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los juegos podrían ser potencialmente transmitidos y jugados en la nube gracias a su sólido y multimillonario negocio Amazon Web Services. Y los usuarios hipotéticamente podrían rentar contenidos de juegos si Amazon finalmente lo anexa a Amazon Prime, como ya hace con la TV y las películas.

En otras palabras, muchos de los elementos -al parecer dispares- para crear una innovadora y exitosa consola de videojuegos ya existen. Si Amazon los conjunta firmemente en una experiencia atractiva, Jeff Bezos podría tener otro negocio exitoso más para añadir a la creciente cartera de Amazon.

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×