Televisa-Iusacell, igual que Telmex-Dish

En ambos casos reguladores autorizaron operaciones sin que se revelaran detalles de otros contratos; ¿tiene sentido la acusación de las televisoras a Telmex por contratos similares?
iusacell  (Foto: Cortesía Grupo Salinas)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

No es la primera vez que los reguladores se enfrentan a acuerdos entre compañías con opciones de compra como el que ahora se cuestiona sobre Telmex y Dish México. Hay un antecedente parecido en la compra que Televisa hizo de Iusacell.

La entonces Comisión Federal de Competencia (CFC) autorizó en 2012 la compra del 50% de Iusacell por parte de Televisa a pesar de las denuncias de Telcel, firma hermana de Telmex, sobre un control ilegal de la televisora de Emilio Azcárraga Jean.

Tres años antes aprobó la concentración de Grupo MVS y EchoStar que dio lugar a Dish México, sin requerir la información sobre los acuerdos de opción de compra entre Telmex y la firma de televisión satelital, según consta en la resolución del organismo antimonopolios.

Por ello algunos analistas y ex comisionados de los organismos reguladores  ven "incongruente" que ahora Televisa y Grupo Salinas acusen de una concentración ilegal a Dish y la telefónica de Carlos Slim.

“Ahí está el caso de Televisa-Iusacell, donde compraron deuda convertible antes del aval de la Comisión, y (la concentración) se aprobó”, apuntó un excomisionado de la CFC que votó en ambos casos y quien solicitó el anonimato.

América Móvil denunció a finales de 2011 que al menos cuatro ejecutivos relacionados con Televisa habían ocupado puestos estratégicos dentro de Iusacell entre 2010 y 2011, antes de que la CFC avalara su concentración, según datos y documentos que presentó CNNExpansión a principios del año pasado. Hecho por el cual la autoridad multó a la televisora.

La televisora de Emilio Azcárraga Jean ya había invertido cerca de 1,600 mdd en Iusacell en instrumentos denominados “deuda convertible” que debían transformarse en acciones de manera obligatoria una vez que tuvieran luz verde del regulador.

El director de cumplimiento regulatorio de Grupo Salinas, Eduardo Ruiz Vega, dijo que los casos no son comparables, pues dentro de la concentración entre Televisa y Iusacell la fusión iba a implicar sólo el 50% de las acciones, lo que no daba control a ningún grupo, a diferencia de los acuerdos donde Telmex puede quedarse con el 51% de Dish.

“Vamos a empezar por el final. Cuando al fin se concretó lo de Iusacell, no había control de ninguno de los dos grupos; de entrada creo que hay una diferencia”, señaló el ejecutivo.

Pero los comisionados que solicitaron el anonimato defienden el voto que otorgaron a favor de la operación comercial entre Telmex y Dish.

“El hecho de que se dé una relación entre dos empresas no quiere decir que haya una relación de control. Ahí está Televisa-Iusacell, donde no se hacía válido lo del intercambio accionario hasta que la Comisión la avalara”, agregó la fuente.

De hecho Telmex y Dish México han insistido en que dieron a conocer el acuerdo de opción de compra firmado en 2008 en varias ocasiones con la advertencia de que solo se podría hacer efectivo con el aval de las autoridades reguladora, como publicó CNNExpansión en 2011.

“Ya se conocía que bajo ciertas circunstancias podían realizar la compra. Y eso acuerdos son bastante normales”, coincide Fernando Butler, analista del sector.

Pero el revuelo en los medios se dio a partir de la semana pasada cuando se revelaron los detalles de los acuerdos entre la empresa de Carlos Slim, la firma de la familia Vargas y EchoStar, en el que se indican la opción de compra y las prerrogativas en la comercialización de los servicios de Dish, adquisición de equipo y penalizaciones en caso de que se violaran las cláusulas.

La opción de compra que Telmex podría ejercer sobre Dish es sólo una alternativa a futuro, por lo que no sugiere un control administrativo o accionario sobre la compañía, defendió otro ex funcionario de la CFC que habló bajo condición de anonimato.

“Lo que hay es una opción de compra, y eso en la práctica quiere decir que no hay una participación accionaria”, dijo el expresidente comisionado de la desaparecida Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony de Swaan.

“Desde el punto de vista de competencia nuestra decisión fue impecable”, agregó otro exfuncionario de la CFC.

Incluso Telefónica, a través de su subsidiaria de servicios de comunicación fija GTM, presentó dos denuncias ante la CFC entre finales de 2008 e inicios de 2009, donde acusaba que existía una relación ilegal entre Telmex y Dish, lo que el regulador terminó negando.

“Al analizar cada uno de los contratos que rigen la prestación de los servicios de Telmex, que consisten en la facturación y cobranza, distribución y arrendamiento de equipos, se concluyó que estos no permitirán a Telmex conducir efectivamente a Dish, ni permitirán u obligarán un compromiso de adquisición accionaria o de partes sociales que posibiliten a Telmex participar en asambleas de accionistas de Dish, ni participar en el nombramiento de funcionarios de Dish”, explicó la CFC en su resolución CNT-116-2008 del 13 de mayo de 2009.

Los documentos en poder de CNNExpansión revelados la semana pasada muestran un acuerdo por el cual se crea un “Comité de Operaciones” donde participan dos miembros de cada una de las empresas (EchoStar, Grupo MVS y Telmex) para supervisar los contratos de Servicio, Distribución y Arrendamiento.

CNNExpansión buscó a personal de Telmex para conocer su postura al respecto, sin embargo al cierre de esta edición no había obtenido respuesta.

En otro caso, Televisa también adquirió deuda convertible de Cablecom en octubre del año pasado, lo que tampoco supuso un control de esta compañía, dijo un analista financiero quien pidió no ser identificado.

“Ahí está también Cablecom, que aún no se concreta. Telmex y Dish pudieron tomar la misma vía con un vehículo de compra de deuda convertible, y no habría control según lo que hemos visto”, expresó.

Televisa adquirió el 51% de Cablecom a través de la compra de deuda convertible equivalente a 7,000 millones de pesos, pero la transacción sigue en espera de la autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Televisa no estuvo disponible para opinar sobre esta información.

El nuevo capítulo

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) abrió el viernes pasado una investigación por los documentos donde se revelan los detalles de los acuerdos entre la telefónica de Carlos Slim y la firma de TV de paga de la familia Vargas, pero analistas y ex funcionarios coinciden en que no requerían hacer pública la opción preferente para que Telmex comprara el 51% de Dish por 325 millones de dólares (mdd).

Los acuerdos muestran los detalles de la opción de compra que la telefónica de Carlos Slim tenía sobre la firma de la familia Vargas, así como otras prerrogativas en la comercialización de los servicios de Dish, adquisición de equipo y penalizaciones en caso de que se violaran las cláusulas.

Las fuentes de la extinta CFC aseguraron desconocer los documentos que se han difundido durante los últimos días, pero agregaron que incluso con estas revelaciones la CFC hubiera actuado igual, pues sólo se puede entender como una opción futura, y por tanto, no suponen un control de Telmex sobre Dish.

TV Azteca amplió este lunes su denuncia en contra de Telmex y Dish al acusar que las compañías debieron notificar a la CFC sobre los acuerdos de compra y venta, y de incumplimiento del contrato.

¿Siguen vigentes los acuerdos?

América Móvil, que controla a Telmex, anunció en su reporte anual 2010 a la Comisión de Valores de Estados Unidos que en el futuro podían hacer una inversión conjunta con Dish a partir de su relación de facturación y cobranza que llevaban desde 2008. En 2011 transcribieron el mismo acuerdo en su reporte anual, pero un año después sólo mencionan la relación contractual de cobranza y facturación entre las empresas.

“Al parecer algo sucedió en 2012 que, según entiendo, llevo a Telmex a cancelar el acuerdo”, comentó una fuente con conocimiento del asunto.

Los documentos expuestos la semana pasada sobre la relación entre Telmex y Dish se encuentran fechados entre febrero y marzo de 2012, y la firma de abogados Forastieri que aparece en los papeles, confirma en su página de Internet que colaboró en la constitución de los acuerdos entre las compañías.

“Forastieri Abogados, S.C. representó a Grupo MVS, S.A. de C.V. y sus subsidiarias en relación con su joint venture con EchoStar Corporation para la constitución y operación de DISH México, S. de R.L. de C.V., una sociedad que prestará en todo el territorio nacional un nuevo servicio de televisión de paga vía satélite directa al hogar bajo la marca ‘DISH’. Como parte de la operación, el despacho asesoró a Grupo MVS en relación con la celebración por parte de DISH México de ciertos contratos de prestación de servicios de facturación y cobranza, y de distribución con Teléfonos de México, S.A.B. de C.V.”, detalla Forastieri en el documento ‘Nuestros Logros Recientes’.

Los acuerdos detallan que existen eventos que pueden modificar los términos originales de los contratos como el hecho de que puede acelerarse o cancelarse la opción de compra, además de que se obliga a Dish a notificar a las demás partes cuando suceda un evento relevante.

“Ciertas Notificaciones: Tan pronto como sea del conocimiento de cualquier ejecutivo senior de DM (Dish México), se deberá informar a Telmex de (i) cualquier reclamación, en curso o contingente, o procedimiento gubernamental de importancia en contra de DM o sus subsidiarias; y (ii) cualquier comunicación recibida en relación a la suspensión o permisos de DM o sus subsidiarias”.

Grupo MVS, que controla a Dish México, notificó el año pasado que había cedido la mayor parte de sus concesiones en el espectro de 2.5 GHz -uno de los más importantes para ofrecer servicios de banda ancha móvil- al Gobierno para terminar con una disputa de años sobre la renovación de estos espacios.

MVS y ocho concesionarios más de la banda de 2.5 GHz, renunciaron voluntariamente a 130 MHz de los 190 MHz que la integran, informó el 14 de octubre pasado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los exfuncionarios de la CFC aseguraron que los contratos mostrados durante el proceso de concentración de 2009, que dieron lugar al nacimiento de Dish, no incluían ninguna mención sobre un posible uso del espectro por parte de Telmex.

“El mayor temor era ver si existía la posibilidad de que Telmex usara el espectro de Dish en la 2.5 GHz, y nunca vimos eso”, dijo uno de los ex funcionarios de la CFC consultados.

Ahora ve
El Vaticano enciende su tradicional árbol de Navidad
No te pierdas
×