Oceanografía, la preferida de Pemex

La firma, acusada de presunto fraude, obtuvo contratos con la petrolera que superan los 31,000 mdp; Citigroup acusa a Oceanografía de un desfalco de 585 millones de dólares a su filial mexicana.
oceanografia barco 1  (Foto: Tomada de YouTube)
Karla Rodríguez/Edgar Sigler
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Entre 1999 y 2013, Oceanografía obtuvo poco más de 160 licitaciones públicas nacionales e internacionales para proveer servicios y obra pública, principalmente para Petróleos Mexicanos (Pemex) y su subsidiaria Exploración y Producción (PEP), relacionados con labores de inspección, monitoreo, reforzamiento, mantenimiento, flete, transportación, hospedaje, alimentación, rehabilitación de pozos y construcciones, por un monto que superaría los 31,000 millones de pesos (mdp).

Lo anterior llevó a esta empresa a ser una de las principales contratistas de la paraestatal durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.

La empresa, que fue acusada por Citi de fraude en contra de su filial mexicana Banamex, mantuvo una relación constante con PEP, la principal subsidiaria de Pemex.

Entre los contratos más importantes destacan un servicio de montaje de equipos y estructuras diversas a instalaciones de PEP en el Golfo de México, por 4,902 mdp, que obtuvo en 2007, indican la solicitud de información número 1857500121610, obtenida a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), y datos obtenidos mediante el portal de compras de Gobierno, Compranet.

Otro contrato importante fue el de “Mantemimiento a instalaciones Costa Fuera de las regiones marinas con apoyo de una embarcación de posicionamiento dinámico”, por el que obtuvo poco más de 2,338 mdp.

Entre 2009 y 2013, Oceanografía trabajó en la construcción de ductos marinos, realizó servicios de interconexión submarina y participó en la construcción de obras complementarias para plataformas de PEP, además de la renta de buques para transportes, fletes y remolques.

“Siempre se ha hablado de la mafia que existe dentro de Oceanografía, sobre todo de la compra de funcionarios de Pemex para pasar las licitaciones. Espero que esto sea un verdadero esfuerzo por limpiar la empresa”, expresó una fuente con experiencia en licitaciones con la paraestatal, quien pidió anonimato.

A principios de año, Oceanografía comenzó a mostrar serios problemas financieros al caer en un impago de intereses respecto a un bono de deuda por 335 millones de dólares (mdd), emitido en 2008. La empresa incumplió con 19 mdd el pasado 15 de enero, según reportes de la agencia Bloomberg.

El dueño de la empresa, Amado Yáñez dijo en una conferencia telefónica con inversionistas, al referirse al impago, que sólo tenían 50 millones de dólares de flujo en caja, detalló Bloomberg, quien aclara que no pudo contactar con el director de relaciones de inversionistas de Oceanografía, Jorge Betancourt, quien en una cuenta de YouTube promociona las embarcaciones que la compañía rentaba a Pemex para distintas tareas.

“Esto es una cacería de brujas. Yo no veo una intención más allá de quitar a los que se vieron beneficiados en las administraciones panistas, sobre todo de (Vicente) Fox”, explicó otra fuente con conocimiento del asunto que pidió no ser identificada.

Oceanografía fue inhabilitada el pasado 11 de febrero por la Secretaría de la Función Pública (SFP) para proponer o celebrar contratos con dependencias del Gobierno o entidades de la administración pública federal tras investigar contratos firmados por la empresa entre 2011 y 2012.

Adicionalmente la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró a la empresa, propiedad de Amado Yáñez, luego de que Banamex detectara supuestas conductas fraudulentas por 360 millones de dólares en créditos, relacionadas con el otorgamiento de fianzas previstas en la normatividad en materia de contrataciones públicas, relacionadas con Pemex.

Entérate: PGR asegura activos de oceanografía.

La compañía, a quien en el pasado se le vinculó con los hijos de Marta Sahagún, quedó bajo disposición del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El aseguramiento tiene tres objetivos: Garantizar los derechos de los empleados y en lo posible su empleo; recuperar los fondos para resarcir los posibles daños a los defraudados, y que la firma siga funcionando para no generar severos daños económicos a Pemex y al país, dijo este lunes el procurador general, Jesús Murillo.

“No se trata de ejercer una acción penal sin prever las consecuencias”, indicó en entrevista con Radio Fórmula, al tiempo que se negó a revelar nombres de personas a quienes se investiga particularmente, pues “no hemos terminado el trabajo de fijación de responsabilidades”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×