China se resiste a ‘House of Cards’

La serie de Netflix tiene sólo 29 millones de vistas, debajo de grandes éxitos del dragón asiático; incluso frente a otras series extranjeras, como ‘Big Bang Theory’, el drama político está muy atrás.
Los escritores y guionistas de ‘House of Cards’ trabajan sin descanso  La expulsión del protagonista, Kevin Spacey, representa un gran reto para los trabajadores de la serie, que deben demostrar que la misma se sustenta por el texto y no solo por su estrella.  (Foto: tomada de cnnmoney.com)
FORTUNE -

Antes de que la segunda temporada de ‘House of Cards’ se estrenara en China, la serie gozó de una gran publicidad gratuita, el sueño de cualquier productor de Hollywood.

Resulta que una revista de Hong Kong informó que el zar anticorrupción de China, uno de los siete miembros del poderoso Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista chino, era un gran fan de la serie creada por Netflix.

El zar estaba particularmente impresionado por la labor que desempeñaba el personaje principal: velar por la disciplina del partido como líder de la mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

La noticia se propagó como reguero de pólvora en las redes sociales chinas Sina Weibo, We Chat y otras. Cuando la serie finalmente se transmitió dos meses más tarde en Sohu.com, el tercer mayor sitio de contenido de video de China después de Youku y Baidu, la prensa estadounidense lo reseñó como un gran éxito y un fenómeno inmensamente popular entre la población china, en especial por el argumento realista que involucraba a un multimillonario chino corrupto y las crecientes tensiones diplomáticas entre China y Japón.

Pero el bombo de los medios y la popularidad real son harinas de distinto costal, y aunque la serie guste en China, las cifras de audiencia no reflejan un mega éxito. La serie es como un queso artesanal hecho en Brooklyn: lo aman los influyentes, pero eso no lo convierte en un fenómeno en todo el país.

De acuerdo con las cifras de Sohu, la segunda temporada deHouse of Cards’ tiene 29 millones de visitas, lo que equivale a 2.2 millones de reproducciones por episodio. Para un programa extranjero con tramas que son difíciles de seguir incluso si uno conoce los procedimientos del Senado estadounidense, eso es impresionante. ¿Pero un éxito? ‘Country Love’, una comedia sobre la vida rural en el noreste de China, registró 360 millones de visitas en su última temporada en Sohu, aproximadamente 6 millones de visualizaciones por episodio.

“Los números no respaldan el argumento de que ‘House of Cards’ es súper importante”, reconoce Jeremy Goldkorn, consultor en Beijing que monitorea los medios chinos para su firma Danwei (y quien admite haber visto un maratón de la nueva temporada de la serie). Goldkorn dice que el programa, sin embargo, es “popular entre un grupo demográfico que es influyente y significativo –urbanitas de corbata, intelectuales, periodistas y, al parecer, funcionarios del Gobierno.”

En Estados Unidos se ha dado un patrón similar. La página web de la publicación cultural Atlantic desestimó la idea de que ‘House of Cards’ fuera un éxito televisivo convencional. El escritor Derek Thompson lo explica con claridad:

“No es ninguna coincidencia que los programas seleccionados para complacer a una minoritaria y educada audiencia sean celebrados por los escritores minoritarios y educados que ignoran lo que todo el mundo está viendo en la tele”.

En China, lo que todo el mundo ve es el mismo tipo de contenido facilón que funciona en Estados Unidos. Aunque determinar qué es popular en China puede ser difícil, pues el Gobierno chino no permite las listas ‘top ten’ de películas y programas de televisión (en parte para desalentar que los productores copien los programas más populares en lugar de crear otros nuevos), Sohu publica una lista de su contenido de streaming más popular. Los siete programas más vistos son: ‘Diors Man’; ‘Village Love’; ‘Real Man’; ‘Heros of Sui and Tang Dynasties’; ‘The Heroes’; ‘The Ladybros’ y ‘Love of Parents’.

Todos ellos generan más espectadores que ‘House of Cards’, pero reciben poca prensa en Occidente. Goldkorn señala que la serie de CBS, ‘The Big Bang Theory’ es la que puede compararse con ‘House of Cards’ en China. Ambas son extranjeras y ampliamente disponibles.

A diferencia de ‘House of Cards’, ‘Big Bang’ no recibe mucha cobertura mediática por su popularidad en China. Pero la serie que ha encumbrado al personaje de Sheldon Cooper es de lejos más popular: la última temporada registró 115 millones de visitas o 7 millones de reproducciones por episodio, de acuerdo con Sohu.

La mayoría de mis amigos chinos me han mencionado en algún momento el programa ‘Big Bang’; aún no he hablado con ellos sobre ‘House of Cards’. Pero en la prensa, rara vez lees sobre esa serie. “No parece provocar las mismas ampollas”, dice Goldkorn.

Los escritores a menudo equiparan la popularidad en Beijing y Shanghái (las ciudades más grandes de China y donde viven muchos espectadores de ‘House of Cards’) con la popularidad en China. Es fácil caer en ese error. Son las ciudades más ricas de la China continental, pero su población constituye solamente el 3% del país en su conjunto. Es como si usáramos la ciudad de Nueva York y la mitad de Chicago para describir a todo el continente americano.

Es indudable que el drama político de Netflix ha despertado interés en el Reino Medio. La perspectiva de una historia sobre Washington, distribuida exclusivamente en Internet en Estados Unidos, lanzada simultáneamente en China, y que gana millones de espectadores en el proceso, era impensable hace unos años. Pero en China, la percepción y la realidad son a menudo diferentes en un país de 1,300 millones de consumidores.

Nota relacionada: Los 5 gigantes de la TV por Internet

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×