Mt.Gox: la primera víctima del Bitcóin

La plataforma busca reestructurarse al amparo de una norma de rehabilitación civil de Japón; sin embargo, enfrentará una demanda colectiva que podría terminar con su CEO en prisión.
bitcoin7  (Foto: Getty)
David Z. Morris

El viernes 28 de febrero, el mercado cambiario de bitcoines Mt.Gox se declaró en bancarrota bajo el código de Rehabilitación Civil (Minji Saisei) de Japón al revelar que era insolvente y buscar protección contra sus acreedores. En su sitio web, la empresa declaró que esperaba poder reestructurarse y continuar en el negocio “con el fin de aumentar los reembolsos a los acreedores”.

Casi de inmediato, la firma con sede en Londres, Selachii LLP, que ha prestado servicios a muchos negocios de bitcoines, comenzó a armar una demanda colectiva en contra de la administración de Mt.Gox con base en presunta negligencia y fraude. Una demanda similar por fraude fue presentada en el Tribunal de Distrito de Illinois en Estados Unidos. Es casi seguro que serán presentados más casos a medida que el sistema jurídico internacional intenta procesar la pérdida de casi 500 millones de dólares en inversiones.

Las demandas civiles son necesarias por una razón simple pero no del todo obvia: las decenas de miles de personas cuyos depósitos en bitcoines o moneda fiduciaria fueron mantenidos y luego aparentemente perdidos por Mt.Gox no son acreedores, y el proceso de quiebra no les ayudará directamente a recuperar su propiedad.

Al igual que con la mayoría de los procesos de quiebra, la rehabilitación civil abordará solamente las obligaciones de deuda, las cuales incluyen préstamos, pagos pendientes de deudas, e inversiones. En ausencia de cualquier respaldo similar al que proporciona la Corporación de Seguros de Depósito de Estados Unidos (FDIC, por sus siglas en inglés), el litigio civil es el único camino aparente para la recuperación del dinero de los depositantes.

El camino hacia la rehabilitación civil

El proceso de rehabilitación civil tiene muchos puntos en común con la reestructuración bajo el Capítulo 11 en Estados Unidos. El siguiente paso inmediato será la aprobación judicial de la solicitud de rehabilitación civil, según un analista de la firma Anderson, Mori y Tomotsune con sede de Tokio, Kazuaki Nagai. “En un caso normal se toma la decisión una semana después de la fecha de solicitud”, lo que significa que podría producirse tan pronto como el viernes 7 de marzo. Sin embargo, Nagai advierte: “En este caso, es muy complicado, (así que) podría tardar más tiempo”.

También existe la posibilidad de que un juez niegue la solicitud de rehabilitación civil si, por ejemplo, hay evidencia patente de fraude o si se considera improbable que un organismo de votación conformado por acreedores apruebe un plan de reestructuración.

El momento en que sea aceptada la solicitud de Mt.Gox para la rehabilitación civil tendrá importantes implicaciones, ya que, según el artículo 124 del código de rehabilitación civil de Japón, los pasivos pueden ser registrados conforme a sus valores de mercado cuando se inicia la rehabilitación. Esto es un balde de agua fría sobre la ilusa costumbre de Mt.Gox de valorar sus obligaciones a su precio interno más bajo (a la cual se hace referencia en el documento filtrado “Borrador de Estrategia de Crisis”).

Por otra parte, el precio del bitcóin se ha recuperado en alrededor de 20% desde la solicitud inicial, lo cual aumenta enormemente las obligaciones pendientes de Mt.Gox.

Sin embargo, el artículo 124 también permite que el tribunal ordene que la valoración de las obligaciones se realice de manera continua a medida que la empresa se reestructura. Considerando la volatilidad del bitcóin en los últimos años, esto podría causar que un reestructurado Mt.Gox estuviera persiguiendo una pila siempre creciente de obligaciones con acreedores denominadas en bitcoines; o podría significar que esas obligaciones se reduzcan a casi nada, si el bitcóin colapsa bajo el peso de quiebras como la del propio Mt.Gox.

Una vez que sea aprobada la solicitud para la rehabilitación civil, se espera que la firma realice una propuesta de reestructuración que incluya los reembolsos propuestos para los acreedores. Al mismo tiempo, los acreedores tendrán que presentar detalles de lo que se les debe, tanto para establecer los reclamos como para obtener derechos de voto sobre la propuesta.

La propuesta necesitará la aprobación de una mayoría de los acreedores. Debido a la desconfianza mostrada contra Mt.Gox y Mark Karpeles incluso antes de la revelación de insolvencia, parece muy probable que los acreedores rechacen cualquier oferta de reestructuración y favorezcan una liquidación.

Sin embargo, Nagai advierte: “En la práctica, es difícil para los acreedores internacionales obtener información o participar en las reuniones de acreedores” en un caso de rehabilitación civil. Incluso dejando a un lado las barreras del idioma y la distancia, los procesos legales japoneses son menos públicos y transparentes que los de Estados Unidos. Por ejemplo, los documentos de bancarrota no están generalmente disponibles para el público, aunque las partes interesadas, incluidos los acreedores, pueden obtener copias mediante una solicitud especial.

Artículo relacionado: Bitcóin desafía a la App Store y a Google Play

Incluso si no son capaces de votar sobre el plan de reestructuración, los acreedores y depositantes que desconfían de la administración de Mt.Gox pueden estar seguros de que es improbable que Mark Karpeles mantenga un papel significativo. Bajo la rehabilitación civil, “es habitual que la administración que tuvo la responsabilidad de la quiebra renuncie o pierda su capacidad para gestionar la empresa”, dice Nagai. Esa responsabilidad es transferida a su equipo legal, a cualquier prestamista patrocinador y a los miembros de la dirección no directamente responsables de la quiebra.

El proceso de planificación y aprobación de una reestructuración general toma alrededor de seis meses en Japón, aunque la complejidad en este caso podría retrasar eso. Otro obstáculo inusualmente alto es la probable necesidad y dificultad de Mt.Gox para localizar una organización patrocinadora dispuesta a financiar su reestructuración; un papel comúnmente adoptado por un banco. Debido a las muy turbias circunstancias y a la falta de información en torno a su colapso, Mt.Gox podría tener serias dificultades para encontrar una institución dispuesta a respaldar su intento por volver a la solvencia.

Demandas civiles de los depositantes

Pero poco de esto es directamente relevante para los depositantes que pueden haber perdido dólares, euros, yenes, o bitcoines mantenidos en depósito por Mt.Gox, quienes tendrán que buscar la restitución a través de litigios civiles.

Los números divulgados por Mt.Gox parecen indicar que la empresa está contando como activos todos los depósitos en bitcóin y efectivo que han permanecido intactos. Pero un especialista en bancarrota de la firma Scarinci y Hollenbeck, Joe Gluxman, señala que esto contradice los principios básicos de las finanzas internacionales. “Si compro una parte de la acción y la coloco en una caja de seguridad en un banco propiedad de UBS, ésta no pertenece a UBS”.

En otras palabras, el efectivo o bitcóin vinculado a las cuentas de clientes de Mt.Gox no son activos de la empresa en ningún sentido legal y no están sujetos a la recuperación de los deudores o de los depositantes a través de la quiebra.

Entérate: Protege tus bitcoines imprimiéndolos

La demanda colectiva de Selachii busca tanto recuperar la propiedad de los clientes, como descubrir a dónde fueron los activos. (Las solicitudes de inclusión cierran a las 16:00 GMT del viernes 7 de marzo). “El consenso general fue que la forma en que colapsó la Bolsa fue sospechosa. Aunque ellos están haciendo una solicitud de quiebra, mucha gente está haciendo muchas preguntas y no puede obtener respuestas”, dice Richard Howlett, de Selachii.

"Monte Gox ha afirmado que su pérdida se debió a un hackeo o robo de naturaleza aún no especificada, pero la demanda ha dado fuerza legal a la especulación generalizada de negligencia y fraude”. Todas las computadoras de Mt.Gox tendrán que ser examinadas por un forense”, dice Howlett, incluyendo la computadora personal de Mark Karpeles.

La otra gran pregunta que se cierne sobre cualquier demanda civil es de dónde provendrá el dinero para un acuerdo, considerando las afirmaciones de Mt.Gox de que prácticamente ha perdido todo con excepción de una fracción de los depósitos. Pero, dice Howlett; “si ha habido algún elemento de negligencia o de comercio ilícito... ahí es cuando puedes comenzar a observar a los directores” como una fuente de fondos para el acuerdo. Howlett dice que los reportes de la riqueza personal de Mark Karpeles han variado mucho, desde cerca de la miseria hasta una fortuna personal de hasta 250 millones de dólares, lo cual podría servir de mucho para compensar a los depositantes.

Artículo relacionado: Mariguana y bitcoines, ¿alianza posible?

Otra fuente de la indemnización podría incluir a la compañía matriz de Mt.Gox, Tibanne, que posee activos como el nombre de dominio bitcoins.com, el cual podría ser liquidado.

Por último, el seguro de depósito privado es un requisito legal para hacer negocios en muchas jurisdicciones; pero debido a la falta de declaraciones tranquilizadoras en este sentido por parte de Mt.Gox hasta ahora, Howlett piensa que es una posibilidad remota. “Yo asumo que ellos no tienen seguro”, dice. “Y esa es otra razón para acusarlos de negligencia”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Richard Howlett se esfuerza en subrayar que él desea que todo esto no fuera necesario. “Queremos contactar a Mt.Gox y a Mark Karpeles y ver si podemos continuar con este asunto sin tener que realizar una demanda colectiva. Pero es imposibles contactarlos”.

Karpeles podría llegar a lamentar profundamente sus hábitos de secretismo y oscurecimiento. Howlett señala que la constatación de fraude o negligencia grave en un caso civil casi seguramente desencadenaría una investigación criminal, muy probablemente en Japón, que podría terminar con el expresidente ejecutivo tras las rejas.

Ahora ve
Así se explica el rápido e inusitado ascenso del bitcoin
No te pierdas
×