Exxon tiene un crudo panorama financiero

La petrolera registra un deterioro en sus retornos de inversiones, lo que preocupa a inversionistas; la firma espera que un recorte de gasto ayude a recuperar rentabilidad.
EXXON MOBIL  (Foto: Getty)
Cyrus Sanati

Si no estaba claro antes, sin duda lo está ahora: las principales firmas petroleras tienen grandes problemas.

En un año en el que el petróleo se mantuvo cerca de máximos históricos, cerca de 100 dólares el barril, ExxonMobil, la mejor empresa multifunción de energía en su clase, dijo en una reunión con analistas  la semana pasada en Nueva York que el retorno sobre el capital empleado (ROCE, por sus siglas en inglés) para el año 2013 fue de 17%. Permítanme repetirlo: 17%. Eso es malo.

Ciertamente, lograr un ROCE del 17% es algo por lo que muchas empresas matarían; incluso otras empresas de energía. Pero esto es ExxonMobil. Ninguna otra compañía de energía es tan hábil o tan experta para maniobrar el embrollo político y económico que conlleva extraer combustibles fósiles como el abuelo Exxon.

Artículo relacionado: Exxon celebra aprobación de reforma energética en México

En la década de 2000, el ROCE de ExxonMobil, que es una medida de la rentabilidad y la eficiencia del uso el capital, era legendario por su fuerza y poder, y el 35% era considerado el punto de referencia interno. Obtener un nivel inferior al 30% se consideraba un fracaso entre muchos conservadores de la firma, de acuerdo con un ingeniero que lleva mucho tiempo en la empresa.

Pero la crisis financiera puso fin a la fiesta de utilidades de ExxonMobil. Los precios del petróleo y del gas natural se hundieron, y, como era de esperarse, también lo hizo el ROCE de Exxon. Todavía permanecía en el rango medio de 20%, que si bien era decepcionante, no era el fin del mundo. Pero los inversionistas fueron tolerantes con la empresa. Ellos pensaban que una vez que el tumulto terminara, Exxon retomaría su dominio.

Entérate: NY multa a Exxon por contaminar

Y ahora tenemos esto: 17%. Incluso en medio de los altos precios del petróleo, ¿la empresa no pudo llegar siquiera al 20%? Y algo aún más vergonzoso, es que se prevé que Chevron, la otra gran empresa de energía de Estados Unidos, supere a Exxon sin esfuerzo en lo que respecta al ROCE; lo ha hecho cada año desde 2010.

Reducción de costos

Esto debe ser muy preocupante para el presidente ejecutivo de ExxonMobil, Rex Tillerson. El miércoles, Tillerson adoptó una medida que él cree que aumentará la legendaria rentabilidad: gastar menos. En un movimiento sorpresa, dijo que 2014 verá una disminución de 4,000 millones de dólares, o alrededor del 10%, en el presupuesto de gastos ridículamente grande de 40,000 millones de dólares de ExxonMobil.

Gastar menos capital significa que la relación subirá, siempre y cuando las utilidades permanezcan al mismo nivel. Esa es probablemente una buena apuesta teniendo en cuenta que se necesitan años, incluso décadas, para que un proyecto comience a pagar.

Así que, ¿está Tillerson haciendo lo correcto? Los mercados no lo creen: el precio de las acciones de Exxon se hundió 3% después del anuncio, arrastrando hacia abajo a todo el Índice Industrial Dow Jones junto con él. Tillerson debe estar muy confundido. Él está haciendo exactamente lo que pensaba que los accionistas y los analistas querían, entregar un ROCE superior.

Otras preocupaciones

Pero aunque el ROCE es una medida importante, no es lo único que les preocupa a los inversionistas. Las personas que invierten en ExxonMobil tienden a ser inversores conservadores que buscan acciones de "valor", más interesados en un flujo de caja consistente con horizontes a largo plazo que en llegar a algún objetivo financiero.

Por ejemplo, el rey de las inversiones de "valor", Warren Buffett, reveló en noviembre pasado que había acumulado una participación de casi el 1% en ExxonMobil durante el segundo trimestre de 2013, equivalente a un poco de 3,450 millones de dólares.

Al mismo tiempo que compró acciones de Exxon, Buffett redujo su participación relativamente grande en el apagado gigante energético ConocoPhillips, que, en aquel momento, estaba pasando por una importante reorganización. Algunos inversionistas encontraron extraña su elección, debido a que las acciones de ConocoPhillips registraban un alza de 27% en lo que iba del año en aquel entonces, mientras que las de Exxon habían subido solo 8%.

Noticia relacionada: Buffett abrirá la cartera este año

El movimiento del gestor de fondos estaba relacionado con el tema de la inversión de valor. Las ganancias de Exxon son estables, con un potencial de ganancias a largo plazo definido, mientras que el futuro de CP había estado en el aire. La incertidumbre no es ideal para los inversores de valor, incluso si eso significa renunciar a parte del alza.

Exxon se ha propuesto ser lo más coherente posible con sus rendimientos, a pesar de la volatilidad en los precios del petróleo, por supuesto. Cuando dice que invertirá 40,000 millones de dólares, los inversores confían en que la empresa proporcionará rendimientos de primera categoría sobre ese dinero en los próximos años.

Por eso, cuando Tillerson dijo el miércoles que recortaría el presupuesto de gastos de capital, los inversores corrieron hacia la salida. Habían estimado que Exxon continuaría cultivando dinero en nuevos proyectos que esos producirían retornos consistentes de entre 20% y 30% a través del tiempo. Claro, es bueno que esos 4,000 millones de dólares extra sean devueltos a los accionistas, pero eso es solo este año. Los inversores de valor están en esto para el largo plazo, y reducir el gasto de capital significa que deben esperar menores ingresos en el futuro.

Ciertamente, nadie está diciendo que Exxon debería invertir en empresas no rentables solo para mantenerse ocupado; demasiadas empresas ya hacen eso. Simplemente fue decepcionante para los inversores escuchar que la empresa no cree que pueda ofrecer un rendimiento lo suficientemente fuerte como para justificar su cuidadosamente planeado presupuesto de gastos de capital.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entérate: Las 10 mejores empresas de Fortune 500

Además existe un gran temor: ¿Exxon pensó que un ROCE del 17% era un retorno lo suficiente fuerte como para justificar el enorme desembolso de gastos de capital del año pasado? Si es así, ¿qué piensa exactamente Exxon acerca del rendimiento que sus futuros proyectos producirán si puede recortar tan fácilmente una gran porción de ellos? ¿El 15%? ¿Tal vez un 10%? Ahora puedes ver por qué esto causó un poco de pánico.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×