Mexicana vive un ‘calvario’ indefinido

La empresa podría demorarse en vender sus bienes y liquidar sus deudas, señalan expertos; la quiebra de la aerolínea podría terminar hasta que ya no le queden activos por vender.
MEXICANA 4  (Foto: Agencias)
Sara Cantera y Karla Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La venta de activos de Mexicana de Aviación para liquidar adeudos con algunos de sus acreedores podría tomar un largo tiempo, aseguraron expertos en concursos mercantiles, quienes reconocieron que el proceso para encontrar personas interesadas en adquirir los bienes de la compañía será complejo y tardado.

Compañía Mexicana de Aviación, Aerovías Caribe y Mexicana Inter fueron declaradas en quiebra este viernes por la juez Edith Alarcón, después de estar casi cuatro años en concurso mercantil.

“Hasta que aparezca un comprador de los activos de las otras tres empresas se podrá empezar a liquidar deudas, lo que podría tomar un tiempo indeterminado”, aseguró la directora general del Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom), Gricelda Nieblas Aldana.

Existen casos de quiebra en el que el proceso de liquidación de activos puede tomar años, debido a que no se encuentran compradores de los activos, o a que algunos de los inmuebles o posesiones se encuentran en litigio.

Al respecto, Daniel Ibarra Sánchez especialista en concursos mercantiles del despacho Ballesteros, Ibarra & Gasca, Abogados, anticipó que existe la posibilidad de que se pueda concluir la quiebra, cuando se considere que ya no hay activos de la empresa que vender.

“Una causal para que se de por finalizada la quiebra es que ya no tengas activos que vender, y con lo que se vende se paga hasta donde alcance, creo que (la conclusión de la quiebra) podría pasar en un año”.

La directora Ifecom, Gricelda Nieblas Aldana explicó que fueron cuatro las subsidiarias de Mexicana de Aviación que entraron a concurso, pero la magistrada solo decretó la quiebra de tres: Compañía Mexicana de Aviación, Aerovías Caribe y Mexicana Inter, mientras que con Base de Mantenimiento Mexicana MRO se dictó la aprobación de un convenio de reestructura de deuda, que le permitirá seguir operando.

“En el caso de MRO sus acreedores aprobaron el convenio para salir del concurso mercantil y cumplir con un convenio con sus acreedores, donde los principales acreedores accedieron a capitalizar la empresa”, dijo Nieblas Aldana.

Acorde con la sentencia, los acreedores reconocidos de Base de Mantenimiento Mexicana MRO, que son el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Banorte y Bancomext, expresaron su voluntad de sacar del estado de concurso a MRO y propusieron un aumento del capital social de la comerciante a través de la capitalización de pasivos.

La titular del IFECOM, explicó que los acreedores capitalizarán a la empresa y de los resultados de la operación irán cobrando sus deudas.

Al respecto, un abogado en concurso mercantil que pidió no ser citado consideró que las otras tres empresas declaradas en quiebra probablemente no lograron llegar a un acuerdo con sus acreedores porque capitalizar pasivos no genera ningún ingreso en caja.

Artículo relacionado: AICM resguardará bienes de Mexicana MRO

La titular del Ifecom y el abogado Daniel Ibarra coincidieron en explicar que por grado de prelación, o preferencia de pago, los acreedores preferentes serán en principio los trabajadores, posteriormente los créditos que cuenten con garantías reales como son las hipotecas, luego los créditos fiscales (si los hubiera) y posteriormente los papeles sin garantía y los llamados créditos comunes.

En cuanto al procedimiento se espera que en un lapso de cinco días se nombre a un síndico, que tendrá la labor de tomar el control de los activos de Mexicana para proceder a la venta y liquidación de los adeudos.

“Se cobra hasta donde el dinero alcance”, aseguró Ibarra.

Artículo relacionado: Quiebra de Mexicana pega a Banorte

Ahora ve
En 2018, los smartphones serán 10% más caros en México y te decimos por qué
No te pierdas
×