¿Cómo son las tiendas Apple en Europa?

La firma ha convertido inmuebles históricos en tiendas modernas, dice Philip Elmer-DeWitt; en París hay dos puntos de venta importantes: cerca del Museo del Louvre y la Plaza de la Ópera.
apple  (Foto: Cortesía de Fortune/Apple)
Philip Elmer-DeWitt
PARÍS -

La tienda que Apple inauguró con tanta fanfarria hace cuatro años justo al norte de la Plaza de la Ópera de París encierra una ironía:

A pesar de los millones gastados para renovar el centenario edificio de mármol y piedra caliza, las horas dedicadas a lavar las manchas de nicotina dejadas por generaciones de banqueros fumadores, la atención al detalle en la restauración de los azulejos de mosaico, las columnas de mármol, la balaustrada, las escaleras de caracol...

A pesar de todo esto, la Apple Store Opéra (que es mi primera parada en una gira por cinco ciudades que albergan lo que llamo los "palacios minoristas" de Apple en Europa) recibe menos tráfico peatonal que su tienda hermana menos pretenciosa ubicada en un centro comercial subterráneo bajo el patio del Louvre.

Entérate: ¿Cuánto cuesta un metro cuadrado en París y Londres?

Armado con un “clicker” o contador en mano, observé a la gente entrar en la tienda de la Ópera a la hora del almuerzo y conté 94 en un cuarto de hora (6.3 personas por minuto). Unas horas más tarde, hice lo mismo en la tienda del Carrousel du Louvre y conté 130 visitantes en 15 minutos (8.6 por minuto), o 37% más.

Ahora bien, decir visitantes no es lo mismo que decir compradores, sobre todo en una Apple Store. Pero nadie es cliente de una tienda sin primero entrar por la puerta, ¿cierto?

Tenía la esperanza de contar cuántos iPhones, iPads y Macs vendió Apple por hora en cada tienda, pero incluso si la empresa lo permitiera (no lo hace), eso ya no es posible, pues las tiendas no cuentan con la tradicional caja registradora. Todas las compras se hacen ahora mediante autopago (usando la aplicación Apple Store para iOS) o con los iPod touch que llevan los empleados.

Artículo relacionado: Apple, el conductor de Mercedes Benz

Así que intenté hacer un conteo rápido de cuánta gente curioseaba y tocaba los diferentes dispositivos en cada tienda la tarde del lunes. Esto es lo que obtuve:

Opéra:

  •          iPhone: 8
  •          iPad: 6
  •          iPad mini: 4
  •          Macbook: 4
  •          iMac: 3
  •          iPod: 0
  •          Accessorios: 11 (7 personas que los sostenían esperaban en una fila)

Carrousel:

  •          iPhone: 4
  •          iPad: 2
  •          iMac: 6
  •          Macbook: 14
  •          iPod: 4
  •          Accessorios: Demasiados para contar y muy dispersos alrededor de la tienda

Ninguna de las dos tiendas tiene una fracción del tráfico peatonal que recibe, por ejemplo, la tienda oficial de la Quinta Avenida de la ciudad de Nueva York. Pero de las dos, la del centro comercial era la que registraba la mayor afluencia. El Genius Bar en la Opéra estaba casi vacío; mientras que el de Carrousel tenía una larga fila de espera.

Eso tiene sentido. La tienda Carrousel, después de todo, se encuentra junto a la entrada de una de las atracciones turísticas más populares del mundo, el Museo del Louvre. Grupos escolares y otros visitantes pasan cada día por miles.

Entérate: Apple y Samsung inician nuevo 'round'

Para conocer más detalles sobre la tienda Opéra, puedes leer la descripción que hizo Gary Allen en 2010 en su artículo Opéra Store Raises Apple Retail Experience.

Mi siguiente parada será Berlín.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×