9 empresas al borde de la quiebra

Mexicana de Aviación no ha sido la única en enfrentar un proceso de este tipo por su pesadas deudas; empresas como Iusacell, Comercial Mexicana y Vitro se han visto en la misma situación.
juzgado  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Oceanografía y Edoardos son los dos últimos ejemplos de empresas que podrían someterse a un concurso mercantil, el proceso jurídico al que recurren las compañías en México cuando enfrentan un grave deterioro financiero.

En el concurso mercantil, la empresa, con la intervención del poder judicial, busca llegar a un acuerdo con sus acreedores para pagar sus deudas, lo cual le permite seguir operando. Sin embargo, cuando no puede recuperarse, es declarada en quiebra y se venden todos sus activos para liquidar a empleados, proveedores, clientes y acreedores.

La ley de Concursos Mercantiles se modificó en 2013 como parte de la reforma financiera y contempla que las empresas puedan solicitar el concurso incluso antes de que ya no puedan pagar sus deudas. Antes, sólo podían hacerlo cuando cumplían tres meses de impago.

Bajo la nueva norma, las empresas también pueden solicitar créditos al demostrar que cuentan con un plan de reestructuración de pagos ordenado.

Éstas son algunas de las empresas que se han visto en concurso mercantil en los últimos años.

1. Mexicana de Aviación

La aerolínea suspendió operaciones en agosto de 2010 debido a que su situación financiera se hizo insostenible ante los elevados costos laborales y de operación, y ocho días después entró en concurso mercantil.

Durante los casi cuatro años en que estuvo en ese proceso, 33 inversionistas expresaron su interés por capitalizarla, pero no lograron demostrar que contaban con los 250 millones de dólares necesarios para ponerla en operación.

Finalmente, la firma fue declarada en quiebra el 4 de abril de este año, y sus activos se venderán para liquidar a los empleados y a los acreedores de la compañía, aunque los sindicatos advirtieron que impugnarán la decisión.

2. Oceanografía

La firma de servicios petroleros que presuntamente defraudó a Banamex por 400 millones de dólares, fue intervenida a finales de febrero por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), con el fin de que siguiera operando.

Pero pronto empezaron a salir a la luz las deudas de la proveedora de Pemex con empresas nacionales e internacionales, por lo que ayer jueves, el SAE y los acreedores pidieron que la empresa enfrente un concurso mercantil.

El caso será revisado por el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil en el DF, que está encabezado por el Juez Felipe Consuelo Soto, quien también llevó el concurso de Mexicana de Aviación de 2010 a 2012.

3. Edoardos

La cadena de ropa solicitará en los próximos días un concurso mercantil, tras anunciar el cierre de sus boutiques a principio de año y enfrentar una fuerte caída en sus ventas.

La compañía no dio más información al respecto pero indicó que dará a conocer oportunamente la información sobre el concurso mercantil.

4. Iusacell

La telefónica que ahora busca competir de tu a tu con América Móvil enfrentó en 2010 una enorme deuda de 12,047 millones de pesos (mdp), que la llevó a solicitar el concurso mercantil.

Grupo Iusacell logró salir del concurso el 6 de abril de 2011, cuando el Juez Noveno de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal aprobó un plan en el que la compañía se comprometía a reprogramar el pago de sus créditos.

Tras salir de la crisis, la compañía logró una alianza con Grupo Televisa.

5. Comercial Mexicana

La cadena de autoservicios Comercial Mexicana enfrentó en 2008 una difícil situación financiera luego de que sus apuestas en derivados de tipo de cambio le resultaron desastrosas.

La empresa dijo que de manera realista sólo podía pagar 1,500 millones de dólares de los más de 3,000 millones de dólares que reclamaban los acreedores.

La Cómer tardó dos años en llegar a un acuerdo con sus acreedores por lo que fue hasta agosto de 2010 cuando solicitó el concurso mercantil, del que le tomó tres meses y medio salir.

6. Geo

La constructora de vivienda más grande de México fue la primera empresa en estrenar la modificada Ley de Concursos Mercantiles, que entró en vigor en enero de 2014.

Geo enfrenta números rojos tras perder 146 millones de pesos en el primer trimestre de 2013, el último periodo en el que entregó sus resultados financieros.

Los bancos Banamex, HSBC, Banorte, Santander, Inbursa y BBVA Bancomer se sumaron al acuerdo, además de tenedores de bonos colocados en el extranjero.

7. Vitro

En 2010, Vitro solicitó un concurso mercantil tras registrar varias pérdidas en derivados, que fue finalmente aceptado en 2011.

En 2012, un magistrado en México respaldó la reestructura de la deuda por cerca de 3,400 millones de dólares. Sin embargo, la empresa enfrentó una batalla legal con los fondos Elliot Capital Management y Aurelius Capital Management, que poseían algunos de sus bonos.

El proceso terminó cuando su socio financiero Fintech acordó adquirir los bonos de los acreedores que no habían aceptado el acuerdo de reestructura.

8. Su Casita

Tras varios cambios en su administración, la empersa intentó construir un nuevo plan de negocios que le permitiera obtener liquidez  y reanudar su actividad crediticia.

Sin embargo, todo resultó infructuoso, por lo que tuvo que solicitar su entrada a concurso mercantil para reestructurar pasivos y mantenerse como negocio en marcha.

En enero de 2012, Hipotecaria Su Casita (Su Casita) fue declarada en quiebras tras más de dos años en concurso mercantil.

La compañía luchaba por reestructurar una deuda cercana a 5,500 millones de pesos.

9. Aviacsa

La aerolínea reanudó el vuelo en 2011 tras suspender sus operaciones dos años antes por una pesada deuda de 670 millones de pesos (mdp).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El 24 de enero de 2011, Aviacsa concluyó exitosamente el concurso mercantil en el que estuvo inmersa desde el 9 de julio de 2009.

El juez encargado del proceso aprobó dicho concurso tras haberse negociado los adeudos con los principales acreedores, entre ellos, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y haber acordado la capitalización de la empresa por parte de Grupo Madero, dueño de la empresa. Sin embargo a la fecha la aerolínea no opera.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×