Alibaba busca conquistar Wall Street

La firma china podría tener la oferta pública inicial más grande en la historia de las tecnológicas; algunos analistas estiman una valoración superior a los 170,000 millones de dólares.
ma  (Foto: Getty)
Charles Riley
HONG KONG -

La empresa tecnológica que protagoniza la oferta pública inicial (OPI) más grande y más esperada del año no tiene sus raíces en Silicon Valley, un dormitorio de Harvard o un laboratorio del MIT.

Alibaba fue fundada hace 15 años en Hangzhou, China, en el modesto departamento de Jack Ma, un exprofesor de inglés que comenzó la compañía con una inversión inicial de 60,000 dólares desembolsados por 18 amigos.

Desde entonces, la compañía ha evolucionado hasta convertirse en el líder dominante de la industria del comercio electrónico de China, un mercado con tanto potencial que la OPI de Alibaba puede ser la más grande en la historia para una compañía tecnológica, superando incluso los 16,000 millones de dólares recaudados por Facebook.

Con frecuencia se describe a Alibaba como una combinación de Amazon y eBay, con unos toques de PayPal. Pero ese resumido retrato no logra captar el alcance del modelo de negocio ideado por Ma.

Según una estimación, casi cuatro de cada cinco dólares que se gastan en línea en China pasan por las tiendas virtuales de Alibaba.

El año pasado, en la jornada de mega ofertas en línea llamada Singles Day -la versión china del Cyber Monday o ciberlunes- las ventas en los sitios de compras de Alibaba ascendieron a 5,700 millones de dólares, duplicando con creces la cifra que registró el Cyber Monday de Estados Unidos.

Los dos principales sitios de comercio electrónico de la compañía, Taobao y Tmall, atraen a más de 100 millones de visitantes únicos cada día, a la par con el número que Twitter informó antes de su salida a Bolsa.

A diferencia de Amazon, la empresa no vende directamente a los consumidores. En su lugar, permite que los usuarios busquen la mercancía ofrecida por vendedores en miles de tiendas digitales.

El diseño del sitio web es inconfundiblemente chino. Cada página está repleta de productos en un esfuerzo por imitar una atestada tienda china. Los compradores y los vendedores a menudo utilizan un servicio integrado de mensajería para chatear entre sí, y regatear los precios es muy común.

Alibaba es más que sus emblemáticas tiendas. También opera ventas al por mayor, un negocio de computación en la nube, y Alipay, un servicio de pago digital. En una primera incursión en el ramo de las finanzas, la empresa ha comenzado a ofrecer fondos de inversión.

La escala de sus negocios es enorme… y rentable.

Yahoo

La firma que dirige Marissa Mayer tiene una participación de 24% en Alibaba, y sus informes financieros ofrecen un vistazo a las ganancias de la compañía. Las ventas de Alibaba subieron 66% en el cuarto trimestre de 2013 respecto al año anterior, mientras que las ganancias aumentaron 110% para sumar 1,400 millones de dólares. En el trimestre más reciente, Facebook ganó 523 millones y Amazon ganó 177 millones. Twitter aún no genera beneficios.

Estos resultados han causado que los analistas fijen previsiones altísimas para la valoración de Alibaba, algunas por encima de 170,000 millones de dólares.

Uno de los principales activos de Alibaba es el propio Ma, quien ha dimitido como CEO pero sigue siendo presidente de la compañía. Es un líder carismático con una reputación de gestar ideas audaces.

Antes de fundar Alibaba, Ma fue rechazado dos veces por un centro de enseñanza e incluso fue rechazado por un restaurante local de KFC. Pero ha florecido como un ejecutivo del sector tecnológico, sobreviviendo a una serie de desafíos de empresas como eBay, que compró en 2003 a su rival EachNet, un sitio chino de subastas.

En esa ocasión, Ma atribuyó su triunfo a la ventaja que tiene Alibaba de jugar en casa.

“Conozco el mercado chino y a los usuarios mejor que Meg Whitman (la anterior CEO de eBay)”, dijo Ma al diario Wall Street Journal en 2005 cuando le robó cuota de mercado a la firma estadounidense.

Hoy por hoy, Ma y otros accionistas de Alibaba están deseosos de mantener su control sobre la compañía, algo que complicó la búsqueda de una Bolsa donde cotizar.

Hong Kong es el destino preferido de muchas de las principales empresas chinas que buscan debutar en el mercado bursátil, pero Alibaba eligió cotizar en la Bolsa de Nueva York luego de que los reguladores de Hong Kong rehusaron permitir que los socios de la compañía nombraran a los miembros del consejo.

El horizonte le depara otros desafíos, en especial de la rival china Tencent, que ha venido tejiendo una red de servicios de telefonía móvil, telecomunicaciones y negocios minoristas en línea que están entre los más grandes del mundo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tencent también opera el servicio de mensajería de escritorio QQ y la aplicación de mensajería móvil WeChat.

Tencent ya cotiza en el mercado, y su acción es una de las que ha ofrecido los mejores rendimientos en la última década, subiendo casi 13,000% desde que debutó en el parqué de Hong Kong en 2004. La empresa ahora tiene una capitalización bursátil de 125,000 millones de dólares, más que McDonald’s o Boeing.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×