Airbnb complica economía de intercambio

El sitio de renta de departamentos fue valorado en 10,000 mdd pese a recientes polémicas; analistas señalan que el modelo de negocio de intercambios tiene oportunidad de crecimiento en EU.
departamento  (Foto: Thinkstock)
JP Mangalindan

Los precios competitivos de Airbnb están demostrando ser un arma de doble filo.

Casi un mes después de que una clienta de Nueva York regresara a casa para encontrar una orgía en curso en el departamento que había rentado a través del sitio web de intercambio de departamentos, el New York Post informó que prostitutas están rentando departamentos mediante Airbnb en la ciudad y utilizándolos como burdeles improvisados. Los alquileres mediante Airbnb son más “discretos y mucho más baratos que el Waldorf”, bromeó una trabajadora sexual anónima citada por el Post.

Las revelaciones lascivas no parecen preocupar a los partidarios de Airbnb. El último reporte noticioso se produjo pocos días antes de que supuestamente Airbnb cerrara una ronda de 475 millones de dólares en financiamiento que valora a la empresa en cerca de 10,000 millones de dólares, convirtiéndola en uno de los emprendimientos tecnológicos estadounidenses de mayor valor.

Artículo relacionado: ¿Cuánto cuesta rentar un depa exclusivo?

El voto de confianza es una inyección de energía para Airbnb, la cual ha enfrentado otros dolores de crecimiento. El martes, por ejemplo, representantes del mercado de renta de departamentos deben comparecer ante los tribunales contra el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, para resolver la cuestión de que usuarios del sitio supuestamente rentaron departamentos de manera ilegal.

Mercados en línea como Airbnb son parte de una creciente categoría de empresas de “economía de intercambio” que permiten a casi cualquier persona compartir cualquier cosa, desde un auto hasta una cortadora de césped. A medida que la industria ha crecido en los últimos años, otras empresas de economía de intercambio han enfrentado problemas similares: Uber, por ejemplo, un popular servicio de intercambio de traslados en auto ha enfrentado batallas legales en grandes ciudades donde amenaza con afectar los servicios de transporte existentes, como los taxis.

En el caso del departamento de Airbnb utilizado para la prostitución, el empredimiento tomó acciones inmediatas para asegurarse de que la propietaria del departamento tuviera un lugar seguro donde quedarse, le reembolsó por los daños a su propiedad, y echó al usuario que rentó el departamento de Airbnb para siempre. “Al igual que otros líderes mundiales del hospedaje, estamos evaluando constantemente las medidas de seguridad y trabajando en más herramientas para ofrecer a nuestros usuarios más maneras de construir la confianza”, dijo un portavoz a Fortune.

¿Esto trasciende? 

La mayor pregunta de todas sería tal vez si el último problema de Airbnb es un revés temporal u otro indicador de que la economía de intercambio está en problemas.

“Estas situaciones dañan la reputación del mercado en general, pero son una realidad tanto en la economía colaborativa, como en la economía tradicional”, dijo el fundador y “catalizador en jefe” de Crowd Companies, Jeremiah Owyang, un consejo para las grandes corporaciones que buscan un papel en la economía de intercambio. Owyang espera que estos ejemplos aumenten a medida que estos servicios se vuelven más populares.

“Es, de alguna manera, un fracaso de relaciones públicas -una situación de gestión de crisis- y debe ser abordada como tal”, explicó un especialista en creación de marcas y fundador de DCA Growth Advisors, una firma de asesoría sobre crecimiento de negocios y mercadotecnia, Dean Crutchfield. En el mejor de los casos, de ahora en adelante, algunos propietarios podrían examinar con escrutinio a quien rentan su propiedad de ahora en adelante. ¿En el peor de los casos? “Están destruyendo el valor de la franquicia”, agregó Crutchfield. Tanto Crutchfield como Owyang exigen una investigación más rigurosa: sistemas de reputación más fuertes en los cuales los clientes y los compradores sean calificados con un historial más extenso con el fin de minimizar el abuso.

Artículo relacionado: Renta de auto, emprendimiento ecológico

La economía de intercambio podría compararse con los primeros días del automóvil, un momento en el que los vehículos eran menos avanzados y más peligrosos.

“Si miras hacia atrás, había todo tipo de razones legítimas por las cuales no deberíamos haber adoptado el automóvil personal -personas que mueren, no había parabrisas, había pocas gasolineras- pero al final, el auto era una mejor manera para llevarnos a nosotros y a nuestras cosas desde el punto A al punto B”, de acuerdo con un analista de Forrester Research, James McQuivey. Al igual que la industria automotriz ha perdurado debido a que, en última instancia, mejoró la calidad de vida de los propietarios, McQuivey dice que la economía de intercambio -compuesta por muchos servicios que ciertamente mejoran la calidad de vida- perseverará.

Pero los emprendimientos como Airbnb deberían tener precaución al construir sus defensas. Entre más cerca estén sus pruebas de detección de ser a prueba de tontos, más inhibirán lo que Airbnb está tratando de lograr”, dijo. “Después de todo, no es que Airbnb haya causado la prostitución”.

Los servicios de economía de intercambio más efectivos deberían traducirse en el largo plazo en que la gente contrate más o compre más, estimule la economía, y haga crecer el pastel global de oportunidades, agregó McQuivey.

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×