¿Cuál será el destino de los Clippers?

El voto de 22 dueños puede obligar a Donald Sterling a vender el equipo tras el escándalo racista; aunque algunos patrocinadores los han abandonado, los Clippers aún son una marca rentable.
clippers  (Foto: Getty)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

La NBA aplicó mano dura al propietario de los Clippers de Los Angeles, Donald Sterling. Fue suspendido de por vida de la Liga y se le multó con 2.5 millones de dólares.

Además, el comisionado de la Liga, Adam Silver, dijo que lo presionará para que venda al equipo de baloncesto. ¿Qué ocurrirá ahora con las finanzas del equipo y con la fortuna personal del empresario?

En primer lugar, una venta muy probablemente significaría un gran pago para Sterling, quien se ha convertido en uno de los dueños de equipo más despreciables en el ámbito deportivo.

Artículo relacionado: NBA suspende de por vida a D. Sterling

Sin embargo, no es del todo claro que Silver pueda obligarlo a vender. Tal medida requiere el apoyo de 22 de los otros 29 propietarios. Y a muchos de ellos podría inquietarles sentar tal precedente, a pesar de que Silver dijo el martes que espera obtener su apoyo.

La escuadra de los Clippers vale 575 millones de dólares, muy por arriba de los 12 millones de dólares que Sterling pagó en 1981, según estimaciones de Forbes, una de las principales fuentes de datos sobre las finanzas de los equipos deportivos profesionales. Esa valoración significaría una ganancia anual de 12%.

Otras estimaciones sitúan el valor del equipo aún más alto, rondando los 850 millones de dólares.

El último equipo de la NBA en cambiar de manos fueron los Bucks de Milwaukee, vendidos por 550 millones de dólares, un 35% más que el valor estimado del conjunto.

Entérate: Deportes extremos que mejoran tu empresa

En cuanto a las finanzas actuales del equipo, una docena de patrocinadores anunciaron el lunes que habían terminado o suspendido los acuerdos de patrocinio. Pero no se sabe cuántos de ellos han dejado de pagarle al equipo.

El consultor de marketing deportivo, Marc Ganis, opina que es poco probable que los contratos de los patrocinadores les permitieran cancelar la relación debido a los comentarios de Sterling o a polémicas similares.

“Ellos (los patrocinadores) no quieren estar ligados a una marca tan denostada como la marca Clippers en este momento. No obstante, tal vez todavía estén obligados a hacer pagos en virtud de los contratos vigentes”, afirma Ganis.

Luego de que la NBA anunció sus acciones, dos patrocinadores -Adidas y Samsung- aplaudieron las sanciones y anunciaron que reanudarán su relación comercial con el equipo.

Artículo relacionado: 10 estadios que revolucionan el deporte

Otras compañías dijeron el martes por la tarde que iban a revisar la situación y tomarían una decisión más adelante. Silver declaró ayer que confía en poder atraerlos de nuevo.

“Yo diría que los socios de marketing de los Clippers y los socios de toda la NBA nos deben juzgar por nuestra respuesta a este incidente”, expresó. “Tengo la esperanza de que no haya daños a largo plazo a la liga o a la organización de los Clippers”, añadió. “Puedo entender su enfado (de las empresas patrocinadoras), y haré mi mejor esfuerzo para traerlos de vuelta a la familia de la NBA”.

El equipo es rentable

Incluso si los Clippers ven afectados sus ingresos, el equipo está bien posicionado para seguir siendo rentable. El equipo ya reporta un beneficio saludable sobre ingresos relativamente bajos, de acuerdo con expertos en negocios deportivos.

El equipo recaudó 128 millones de dólares en ingresos anuales en el último año, de acuerdo con las estimaciones más recientes de la revista Forbes. Esta cifra los coloca cerca del extremo inferior de las 30 escuadras de la NBA, no obstante, los Clippers aún produjeron una ganancia de 15 millones de dólares, estima Forbes.

“Este es un equipo que históricamente tuvo bajo ingresos y baja asistencia, e hizo dinero a pesar de eso”, explica Ganis.

Artículo relacionado: Internet, reto para el Mundial de Brasil

Además, sus finanzas y la asistencia han mejorado considerablemente desde que el equipo se trasladó al Staples Center angelino en 1999. El equipo ha sido rentable todos los años desde entonces, según Forbes.

Antes del traslado, los Clippers tenían usualmente la peor asistencia de la Liga, con un promedio de poco más de 10,000 aficionados por partido.

Desde que el Staples se inauguró, la asistencia ha promediado 17,162 espectadores, a pesar de que los Clippers solo han tenido cuatro temporadas ganadoras en 15 años. Y conforme el equipo mejoró su desempeño en los últimos tres años, su promedio de asistencia alcanzó los 19,200 aficionados por partido.

Aunque algunos fans decidan boicotear al equipo el próximo año, el continuo éxito en la cancha podría mantener la mayoría de los asientos ocupados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y con Sterling vetado, lo más probable es que muchos fans molestos vuelvan a abrazar al equipo.

*Zain Asher contribuyó con esta nota.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×