10 mascotas corporativas horrendas

El nuevo integrante de McDonald's solo es parte de un linaje de entes que mortifican al consumidor; cómo olvidar al gigante verde, el señor Mucus o un fenómeno con cabeza de limón.
Dan Mitchell

La nueva mascota de McDonald’s, Happy, ha sido descrita como “terrorífica”. Y lo es, por lo menos para algunos observadores. Qué hay de sus enormes dientes con aspecto humano; sus alocados y voluminosos ojos; y sus monstruosamente delgados brazos. Pero es perturbadora en otro nivel también: está claro que el trabajo de un focus group liderado por la burocracia corporativa trata más de satisfacer políticas internas, que realizar una labor verdaderamente creativa.

Obviamente gran parte está inspirada en Bob Esponja y es fácil imaginar como Happy fue evaluada y re evaluada, sujeta al escrutinio de un grupo de consultores y torcida y retorcida hasta que nadie se sintiera ofendido. Eso fue antes de que saliera al público -momento en el que todos se sintieron insultados-. Pero por más horrible que Happy pueda ser, también hay otros que le hacen compañía. Estos son algunos que provocan escalofríos en los consumidores.

Un alegre gigante verde

El jubiloso gigante verde fue un popular personaje que obtuvo su nombre en 1950 de la compañía que representaba, Minnesota Valley Canning Co. Pero en sus primeras interpretaciones de los años 20 y 30, la enorme mascota no siempre parecía muy feliz. De hecho fue el futuro gurú de la publicidad, Leo Burnett, quien en 1935 decidió añadir “alegre” en el nombre del gigante, que estaba encaminado a ser menos terrorífico en los anuncios, en parte al suplir su ceño con una sonrisa.

En los primeros comerciales de los años 50, el gigante parecía más horrible que nunca. Finalmente, gracias a la agencia de Burnett descubrieron que al restar importancia a su presencia, no solo era menos atemorizante, sino más efectivo también.

El señor Mucus

Todos nos quejamos de esos anuncios que gastan 30 segundos en una desagradable función del cuerpo o una embarazosa enfermedad. Pero, ¡ey!, los productos para cosas asquerosas también merecen tener una estrategia de mercadotecnia.

Te presentamos al señor Mucus, que es mejor descrito como un antropomórfico globo de moco. Él es el villano en las series de comerciales de Mucinex, un expectorante originalmente comercializado por Adams Respiratory Therapeutics. Pero el señor Mucus pronto podría conocer a su verdugo: Reckitt Benckiser, que adquirió Adams en 2007, revisa las tácticas de publicidad y es posible que termine con la carrera de 10 años de nuestro amigo.

Wenlock and Mandeville

El antiguo alegre gigante verde probó que las originales y creativas ideas no siempre son las mejores. Pero como lo demuestra Happy de McDonald’s, tampoco los desalmados y burocráticos proyectos producen algo que valgan la pena.

Según reportes señalan que tomó 18 meses y 40 focus groups para crear a Wenlock y Mandeville, los fenómenos cíclopes que representaban los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Un crítico decidió que eran resultado de “una noche de alcohol entre un Teletubby y un Dalek”.

Señor Six

Imagina al tío Junior de Los Soprano bailando alocadamente en un intenso y largo viaje de metanfetaminas y tienes al señor Six. La mascota de los parques Six Flags fue introducida al público por alguna razón en 2004. Aunque la creatividad no fue más allá de una abuela rapera, el señor Six probó ser efectivo, especialmente entre los niños y ha sido objeto de muchas parodias.

Sin embargo, cuando el dueño de los Redskins, Daniel Snyder compró Six Flags en 2005, también anunció que el señor Six sería seis veces enterrado. El abuelo fue recordado ese mismo año cuando la revista Time preguntó: ¿por qué el público infantil de Six Flags aparece con un señor viejo y perturbador?

Pasas californianas

 

Son pocas las mascotas reconocidas como las California Raisins y solo en parte por su físico de plastilina disecado que ha servido de base para millones de bromas sobre el envejecimiento de los Rolling Stones. Los personajes que representan a unas pasas se adueñaron del espacio publicitario en televisión en los años 80 – tuvieron su propia línea de productos e, incluso, ganaron un Emmy por su falso documental, “¡Conoce a las pasas!”, en 1988.

Pero hay que enfrentarlo, esas pasas secas dan la idea de que mejor nos comerán ellas a nosotros, que al revés.

El rey

A veces ser horrible y tenebroso es la idea de todo. Y así es El Rey de Burger King que vivió de 2003 a 2011. Su objetivo era convertirse en algo viral y lo logró; después la gente comenzó a referirse a él como “El horripilante rey” (para diferenciarlo de sus antiguas representaciones). La empresa de hamburguesas estuvo más que feliz de aceptar la apelación.

Cabeza de limón

 

Entre las numerosas entrevistas realizadas a la persona encargada de renovar la imagen del dulce que lleva por nombre Lemonhead, el Chicago Tribune se atrevió preguntar, ¿por qué tratan de provocar pesadillas en nuestros hijos?

El clásico del cine y el teatro ha sido producido durante 52 años por la compañía de dulces Chicago by Ferrara.

La mascota actual es muy parecida a la anterior, excepto que antes no parecía cargar con un pedazo de cuerda.

Los raros engendros de Quiznos

Al igual que El Rey de Burger King, los Spogmonkeys fueron creados para ser inquietantes y raros. Los personajes sirvieron un tiempo de mascotas para la cadena de sándwiches Quiznos, pero originalmente fueron desarrolladas por un ciudadano promedio, Joel Veitch, y ya eran muy populares en Internet.

La campaña no duró mucho tal vez porque alguien se dio cuenta que anunciar comida con unos flotantes y genéticamente modificados roedores no era buena idea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El original Ronald McDonald

El Ronald McDonald como lo conocemos ahora ha pasado por diferentes transformaciones gracias a años de decisiones burocráticas. Pero en su primera representación interpretada por el hombre del clima en Today Show, Willard Scott, tenía mucha personalidad y tal vez por eso la personas comenzaron a pensar que los payasos son tenebrosos y horripilantes.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×