Etiquetado de alimento crea controversia

La nueva medida contiene recomendaciones nutrimentales engañosas, asegura Al Consumidor; las empresas podrían obtener un sello de calidad con el que podrán anunciarse en horario infantil.
alimentos  (Foto: Getty)
Sara Cantera
Ciudad de México (CNNExpansión) -

El nuevo etiquetado que deberán seguir los fabricantes de alimentos y bebidas para indicar la cantidad total de calorías, azúcares, grasas y sodio contenidos en sus productos generó controversia entre quienes consideran que esta medida abre una puerta para confundir a los consumidores con recomendaciones nutrimentales engañosas.

En abril, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) publicó en el Diario Oficial de la Federación las nuevas reglas de etiquetado que entrarán en vigor en enero de 2015 y que forman parte de la estrategia nacional de combate a la obesidad.

El nuevo etiquetado ordena poner al frente del empaque y muy cerca de la marca del producto el contenido calórico expresado en kilocalorías o calorías de grasa saturada, otras grasas, azúcares totales, sodio y energía.

La controversia se debe a que el etiquetado incluirá el porcentaje que representaría ese producto a la ingesta diaria recomendada para cada rubro, lo que podría inducir al consumidor a creer que determinados alimentos con alto nivel calórico son recomendados nutrimentalmente, acusó el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo.

“La gente no se va a poner a calcular si en este producto se come 9% de lo recomendado y en otro producto el 10%. No van a estar sumando”, indicó Calvillo.

Calvillo comentó que el porcentaje de ingesta diaria recomendada para cada rubro es un concepto confuso, que obliga a la gente a sumar porcentajes que no quedan claros.

“El porcentaje no se puede relacionar con nada más, por lo que es imposible saber si es mucho o poco”. En el caso de la Coca Cola, Calvillo indicó que su consumo alcanza hasta 70% de los azucares diarios recomendados.

Entérate: La 'chatarra' gana peso en tienditas

Además del nuevo etiquetado frontal, las empresas podrán obtener de manera voluntaria un sello nutrimental avalado por la Secretaría de Salud que calificará a ese producto como recomendable en su categoría, lo que les permitirá anunciarse en horarios inflantiles.
 
“En el caso de los néctares tienen un impuesto especial porque contribuyen al sobrepeso y obesidad, entonces cómo un producto por ser una bebida azucarada va a tener un sello de la Secretaría de Salud que te dice que es una buena opción nutrimental. Es totalmente insostenible”, dijo Alejandro Calvillo.

El año pasado, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) y el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) lanzaron la campaña “Checa y elige”, en apoyo a este nuevo etiquetado frontal.

Ambas asociaciones apoyaron este etiquetado pues consideran que es una buena guía para conocer la cantidad de calorías, azúcares, grasas y sodio que contiene cada envase, pieza o porción, en una dieta diaria recomendada de 2,000 calorías diarias.

CNNExpansión buscó a personal de la ANPRAC y ConMéxico para conocer su postura al respecto sin que tuviera éxito al cierre de esta edición.

Cofepris también estableció horarios definidos en televisión abierta y restringida, así como en salas de cine, para que los fabricantes promuevan el consumo de botanas, bebidas saborizadas, chocolates, productos similares a chocolates y productos de confitería.
 
Pero si el producto alcanza el sello distintivo de la Secretaría de Salud podría anunciarse en horario infantil.
 
El Poder del Consumidor asegura que se van a poder publicitar néctares y leches saborizadas en horario infantil, lo que atenta contra la cruzada contra la obesidad.
 
Por su parte, Cofepris aseguró que ningún producto chatarra podrá obtener el sello nutricional y por lo tanto, no podrá anunciarse en horario infantil.

Entérate: FEMSA y Alsea resisten carga tributaria

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) presentó un estudio en 2010 donde concluyó que los porcentajes de ingesta diaria son confusos pues no marcan un máximo o mínimo de consumo diario de grasas o azúcares.

“Los valores que se presentan en el etiquetado frontal GDA no hacen distinción entre los límites superiores de consumo seleccionados para azúcares, grasas, grasas saturadas y sodio, mientras que para los porcentajes utilizados para fibra y algunos micronutrimentos, en ciertos productos, los valores que proponen corresponden al mínimo que un individuo debe consumir”, señaló el INSP.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×