Pemex busca vender el 7.86% de Repsol

La petrolera mexicana obtendría unos 3,000 mdd con la venta de las acciones de la española; Pemex era la tercera accionista de la empresa ibérica al cierre de marzo.
plataforma  (Foto: Getty)
MADRID (CNN) -

La estatal mexicana Pemex encargó a los bancos Citibank y Deutsche Bank vender entre inversores institucionales el grueso de su participación en la petrolera española Repsol, donde ha tenido una larga historia de fricciones con la gerencia.

Según un reporte del banco estadounidense al regulador del mercado español, Pemex está vendiendo un 7.86% de Repsol, o unas 104 millones de acciones valoradas en unos 2,200 millones de euros (3,000 millones de dólares) a los precios actuales de mercado.

Pemex era a marzo el tercer accionista de la petrolera con una participación de un 8.75%, según información de Repsol.

La venta, a llevarse a cabo a través de la figura de "colocación acelerada", deberá ser completada el miércoles, dijeron los bancos encargados de la operación.

Repsol y Pemex no quisieron hacer comentarios.

Las acciones de Repsol cerraron este martes con baja de un 0.19% a 20.86 euros.

El anuncio ocurre una semana antes de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, realice su primer viaje oficial a España.

El Gobierno de México había sugerido una posible venta de las acciones de Repsol en las últimas semanas con la idea de investir los fondos en nuevas oportunidades en México.

Artículo relacionado. Pemex gana poco en Repsol: Coldwell

Tras la reforma energética aprobada hace casi seis meses, Pemex dejará de ser el único jugador en México en exploración y extracción de hidrocarburos y comenzará a competir con otras empresas.

Pemex, uno de los accionistas más antiguos de Repsol, ha criticado públicamente el manejo de su presidente, Antonio Brufau, en parte debido su proceder tras la decisión del gobierno de Argentina de nacionalizar la unidad de la empresa en ese país, YPF.

La tensión entre las dos empresas escaló y tocó un punto de quiebre el mes pasado cuando Brufau nombró a un consejero delegado que Pemex no había respaldado.

Pemex había buscado durante mucho tiempo un jefe ejecutivo que pudiera balancear el poder de Brufau.

Oportunidad perdida

Como resultado de la desinversión, Pemex perderá su asiento en el consejo de Repsol. Las empresas tenían la esperanza de explorar juntos en el Golfo de México, así que la venta representa una oportunidad perdida para ambos.

Sin embargo, las acciones de Repsol se podrían beneficiar en el corto plazo, dijeron analistas, debido que la venta borra incertidumbre que ha afectado el precio de las acciones en meses pasados.

La empresa debe pagar un dividendo especial de un euro por acción el 6 de junio como parte de los ingresos que recibió de Argentina por la nacionalización de YPF.

Inversores están esperando a ver si otros grandes accionistas de Repsol buscan vender sus acciones. Algunas fuentes bancarias han apuntado a la española como un objetivo para una adquisición.

GDF Suez y Galp han buscado en el pasado la posibilidad de adquirir Repsol, pero su interés nunca fue muy lejos, dijeron fuentes a Reuters, en parte debido a que esperaban dificultades para ganar la aprobación del Gobierno español.

Repsol por sí mismo está a la caza de adquisiciones para expandir sus negocios de exploración y explotación, con una preferencia por activos en crudo que ofrezcan flujo de caja, dijeron fuentes bancarias.

Ahora ve
Los datos más curiosos sobre Netflix en México durante 2017
No te pierdas
×