Familias de las víctimas piden más a GM

La CEO Mary Barra ha admitido mínima parte de la responsabilidad de la firma en accidentes mortales; los familiares de las personas fallecidas quieren un mayor reconocimiento de culpa y...
marybarra  (Foto: Getty)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

Las familias de las víctimas de accidentes automovilísticos ligados a los retiros de General Motors dicen que Mary Barra ha hallado el tono correcto, pero que aún tienen muchas preguntas sin respuesta.

Varias familias de las víctimas vieron a Barra en una transmisión de GM el jueves cuando detalló los hallazgos de una investigación sobre los interruptores de encendido defectuosos en los autos Chevy Cobalt que provocaron la muerte de por lo menos 13 personas.

Entre los que escuchaban con atención, se encontraba la afligida Daryl Chansuthus, cuya hija Hasaya 'Seyde' murió cuando su Chevy Cobalt golpeó contra un árbol en 2009. Una vez más, la madre se conmovió hasta las lágrimas a medida que Barra se comprometía a hacer más seguros los autos de GM.

Artículo relacionado: GM gastará 10,000 mdd en indemnizaciones

Sin embargo, Chansuthus señaló que, en lugar de asumir la responsabilidad de las causas de los accidentes automovilísticos —los interruptores de encendido defectuosos que apagaron los vehículos— Barra se enfocó una vez más en las bolsas de aire que no se desplegaron en los accidentes.

Eso es porque la lista de 13 muertes confirmadas de GM incluye solo a aquellos en el asiento delantero de los autos cuyas bolsas de aire no se inflaron.

“Las funciones de seguridad no habrían sido un problema en primer lugar si el auto no se hubiera apagado”, dijo Chansuthus.

Su hija Seyde es contada como una de las víctimas porque su bolsa de aire no se infló y el cinturón de seguridad no se bloqueó. Sin embargo, hay otras personas que también murieron en choques en los Chevy Cobalts debido a los interruptores defectuosos pero que no son contados por GM como víctimas.

Entérate: GM llama más autos a revisión

Chansuthus estaba entre las familias con las que se reunió Barra el 31 de marzo en Washington y quedó “poco impresionada” entonces, ya que Barra no reconoció el papel de GM en las muertes. Esta vez, Chansuthus quedó más agradecida con el tono de Barra.

Familiares de víctimas, escépticos ante GM

Laura Christian, la madre de otra víctima, es escéptica ante los esfuerzos de GM. Christian es la madre biológica de Amber Marie Rose, quien murió a los 16 años en su Chevy Cobalt 2005 después de que se estrelló contra un árbol y la bolsa de aire falló.

Christian, una exinvestigadora federal que ha ayudado organizar y a conectar a las familias de las víctimas, cuestionó la independencia de la investigación que General Motors pagó.

“¿Podemos realmente confiar en sus hallazgos?”, preguntó.

Ken Rimer dijo que le complacía ver un cambio en la gran automotriz, y ver que la compañía asume una mayor responsabilidad por los interruptores defectuosos. Su hijastra Natasha Weigel murió en el asiento trasero de un Chevy Cobalt cuando chocó contra un árbol en 2006.

“Evidentemente, se desviaron de la fabricación de automóviles estadounidenses de buena calidad para el público estadounidense”, dijo Rimer. “Esto (el informe) es un paso en la dirección correcta, pero quiero ver más detalles”.

Entérate: Venezuela liquidará deuda con GM

Él y otros miembros de la familia se mostraron escépticos ante la afirmación de Barra de que no había “ninguna evidencia” de que los empleados “buscaran un punto medio entre seguridad y costo”.

Varias familias dijeron que quieren ver pruebas que demuestren la afirmación de Barra.

Las familias dijeron que también estaban decepcionadas por los pocos nuevos detalles sobre los esfuerzos de GM para compensar a las víctimas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las familias pronto se enfrentarán a una elección difícil. El abogado encargado de la elaborar un plan para compensar a las víctimas, Kenneth Feinberg, en el pasado solo ha otorgado desembolsos a las víctimas que han renunciado a sus derechos de demandar.

Rimer dijo que su familia se inclina por no participar en el fondo de compensación a las víctimas, ya que hay indicadores de que ese fondo no será “justo y adecuado” por su pérdida.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×