ESPN se despide de los Mundiales

La cadena se prepara para transmitir su último Mundial, al menos por los próximos doce años; la cadena propiedad de Disney cederá los derechos de los siguientes torneos a Fox.
espn  (Foto: Getty)
Jeroen Ansink

64 partidos, 290 horas de cobertura de comentaristas y una experiencia avalada por catorce Copas del Mundo, transmitiendo desde 12 ciudades repartidas en una superficie del tamaño de Estados Unidos.

Brasil 2014 será el Mundial más complejo en la historia de ESPN. Y también será el último, al menos en el futuro previsible.

Una vez finalizado el torneo, la cadena (propiedad de Disney) entregará los derechos televisivos de los partidos a Fox, que conservará esa exclusiva por lo menos hasta 2022.

Sin la Copa del Mundo, ESPN pierde una parte de su alma. Al transmitir el campeonato cuatrienal por seis ocasiones consecutivas, la cadena fue fundamental para cambiar el pedigrí de futbol en Estados Unidos, afirma el autor de Those Guys Have All the Fun: Inside the World of ESPN, James Andrew Miller.

Artículo relacionado: ESPN transmitirá los Juegos Olímpicos

“Cuando el presidente de ESPN, John Skipper, se convirtió en jefe de contenidos, asegurarse los derechos de la Copa del Mundo fue lo primero que hizo. Desde entonces, él ha tatuado el torneo en la piel de la cadena, haciéndolo una parte importante de la marca ESPN”.

Hace tres años, Fox adquirió los derechos de los Mundiales 2018 y 2022 en una subasta en sobre cerrado por valor de 425 millones de dólares, más de cuatro veces los 100 millones de dólares que ESPN había pagado por los derechos televisivos de las ediciones 2010 y 2014. “No hay duda de que ESPN estaba enamorado, quería casarse y lo plantaron en el altar”, dice Miller.

Esta importante inversión es parte de un esfuerzo para fortalecer a Fox Sports 1, un canal de deportes recientemente lanzado con la intención de competir directamente con ESPN. Además de quedarse con el Mundial, FS1 ha gastado miles de millones de dólares en acuerdos para asegurarse la cobertura de la MLB, el Nascar, y la NFL.

Con la Copa del Mundo, Fox ha añadido una boyante franquicia a su cuadra. Después de 20 años de promover el deporte entre el público estadounidense, el fútbol internacional parece estar popularizándose por fin. En comparación con el Mundial de Alemania 2006, los niveles de audiencia para Sudáfrica 2010 aumentaron 41%, promediando 3.3 millones de telespectadores por partido. “La inversión en una generación por fin está empezando a reportar algunos beneficios”, asevera el asesor de la industria de los medios que ha estructurado acuerdos de derechos sobre eventos deportivos, Chris Bevilacqua.

Entérate: Senadores declaran receso 'mundialista'

El costo del tiempo de transmisión, lo que cuesta estar al aire, también ha subido. De acuerdo con una fuente de la industria, el precio de un comercial estándar de 30 segundos emitido durante la final de 2010 era de unos 200,000 dólares. Para este Mundial, el precio se ubica en “300,000 dólares y pico”. Parte del aumento puede atribuirse a la inflación, así como al hecho de que las zonas horarias de Brasil son más compatibles con Estados Unidos que las de Sudáfrica, explicó el informante, que aún está involucrado en el proceso y habló bajo condición de anonimato. “Pero aún así es un salto”.

Otros factores también influyen. “Los estadounidenses se han vuelto más conocedores del deporte mundial”, dice el presidente de Pilson Communications y exdirector de CBS Sports, Neal Pilson. “El futbol se ha beneficiado de los avances tecnológicos que permiten a los aficionados visionar los partidos de casi cualquier país en cualquier momento. Este no era el caso hace cinco años”.

Desde esa perspectiva, los 425 millones de dólares que Fox pagó por los próximos dos Mundiales no parecen excesivos, advierte Bevilacqua. “En los últimos dos años todos los acuerdos de derechos deportivos han subido el doble o el triple en comparación a los ciclos anteriores. La Copa del Mundo está en consonancia con eso”.

Pero por dolorosa que sea la pérdida de la Copa del Mundo para ESPN, no tendrá un efecto muy negativo para la cadena, opina Pilson, quien estaba en CBS cuando ésta perdió en los noventa los derechos de la NFL que pasaron a ser propiedad de Fox. “Las cadenas estadounidenses saben pasar página. CBS perdió la NFL, ESPN perdió la Copa del Mundo, NBC perdió el Wimbledon a manos de ESPN. Las cosas cambian. Al final, no marcará ninguna diferencia”.

Artículo relacionado: Brasil vs Croacia: rivalidad numérica

ESPN no respondió a nuestra solicitud de comentarios.

Incluso sin la Copa del Mundo, ESPN sigue siendo con mucho el jugador de más peso, dice Bevilacqua. “Ellos tienen una marca muy potente y una gran cantidad de derechos a largo plazo, incluyendo Monday Night Football, la Major League Soccer, MLB y la NBA. Durante los siguientes 10 a 15 años, tienen su modelo de negocio asegurado”.

La mayor competencia de Fox puede incluso beneficiar a ESPN, expone Bevilacqua. “Una marea alta levanta todos los barcos. FS1 consolida aún más el valor del deporte en la cultura estadounidense. Cuanto más grande se vuelve un negocio, mejor para la marca dominante. Aun cuando la próxima Copa del Mundo sea transmitida por Fox, ESPN seguirá cubriendo todo el torneo. Ellos simplemente cambiarán a otro tipo de programación en torno al evento, como lo hacen cuando NBC emite los Juegos Olímpicos”.

¿Cómo afectará al deporte que la Copa ahora sea emitida por Fox?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los aficionados al fútbol no quedaron muy satisfechos con la forma en que FS1 cubrió la final de la Champions League 2011, pues transmitió un segmento en donde el exjugador de la NFL Michael Strahan comparó el futbol soccer con el futbol americano, ​​y uno sobre la relación entre el futbolista español Gerard Piqué y Shakira, quien cantó el tema musical del Mundial de Sudáfrica.

Esta banalización del juego seguramente seguirá ocasionando problemas, anticipa Bevilacqua. “Tal vez les falte crecer y madurar un poco, pero estoy seguro de que lo van a hacer bien. Hubo mucho escepticismo cuando Fox se quedó con la NFL, pero míralos ahora. Se les considera de los mejores presentadores que este deporte ha tenido”.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×