Brasil, cerca de ganar a México en crudo

La caída en la producción de Pemex ha puesto al país sudamericano a un paso de rebasar a México; la extracción de Brasil aumentó 37% en la última década, mientras que la nacional cedió 25%.
petróleo  (Foto: Thinkstock)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las reformas al sector energético en Brasil a finales de los años 90 han permitido al país sudamericano aumentar su producción de petróleo en cerca de 37% en casi una década, frente a la caída del 25% que ha vivido México en el mismo periodo, lo que ha demostrado el éxito de la reforma energética brasileña, comentaron expertos del sector.

El año pasado, México produjo cerca de 2.52 millones de barriles de petróleo promedio diario, frente a los cerca de 2.09 millones de Brasil, según datos recopilados por CNNExpansión.

Lo anterior revela que en la última década la brecha de producción entre ambos países se ha acortado, al pasar de 1.85 millones de barriles diarios en el 2004 a favor de México, a casi 330,000 el año pasado.

“En Brasil la reforma que se hizo en 1995 se puede catalogar, sin duda, como un éxito. Pasó de producir entre 600,000 a 700,000 barriles durante muchos años para llegar a los 2 millones”, dijo el analista senior de la consultora internacional IHS-Cera, Pedro Martínez Lara.

Pero la transformación del mercado brasileño también trajo una mayor proyección de recursos probados - es decir que tienen 90% de probabilidad de extracción- un rubro donde Petrobras ya supera a México.

La petrolera brasileña ha pasado de 9,600 millones de barriles de crudo equivalente en reservas probadas a 15,970 millones entre 2000 y 2013, mientras que Pemex ha registrado una caída al pasar de 25,017 millones a 13,868 millones en el mismo periodo, según cifras de ambas compañías.

Nota relacionada: Con gas shale México rebasaría a Brasil

Los cambios a la legislación brasileña abrieron el sector al capital privado, lo que ayudó a Petrobras enfocar sus esfuerzos a los proyectos más rentables, y permitir a otras compañías a colaborar en la exploración de otras zonas.

“El hecho de que a Petrobras le hayan quitado la carga de que explorara y desarrollara todos los campos, hace que se eficiente la operación hacia campos más prolíficos”, explicó el experto. Petrobras extrajo 1.93 millones de barriles de crudo durante abril, es decir, casi el 90% de la producción total del país sudamericano.

La siguiente gráfica muestra cómo el diferencial entre la producción de Brasil y México tomando como referencia 2004, el año récord de extracción de crudo del país. El diferencial, que entonces era de 1.85 millones de barriles, se ha reducido hasta 330,000 en abril pasado:

 mexico-vs-brasil-petroleo.jpg

 

Fuente: Datos de la Agencia Nacional del Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) de Brasil y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) de México.

*Los datos de Brasil incluyen una mínima cantidad de condensados del gas natural que aportan entre 10,000 a 12,000 barriles al mes, y que no contienen los datos de México.

La reforma petrolera brasileña también le permitió aprovechar años de bonanza en los precios de commodities, como el petróleo, antes de la crisis financiera de 2008, dijo el investigador senior del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), Rafael Ch.

“Entre las diferencias más marcadas entre México y Brasil encontramos que el país amazónico emprendió su modelo económico en momentos de bonanza internacional, previos a la crisis de 2009, mientras que México planteó reformas en tiempos donde el mundo creció en promedio a tasas bajas o nulas”, explica el especialista en el documento “Brasil 10, México 0”, publicado el jueves pasado.

Agrega que si bien el modelo brasileño presenta un estancamiento, el país sudamericano iniciará el replanteamiento de éste con una vasta experiencia, mientras que México aún no empieza a implementar el suyo.

“Brasil lleva 10 años con su modelo económico a punto, y México ninguno”, dijo el especialista en entrevista.

Nota relacionada: México crecerá más que Brasil en 2014

El Congreso aprobó a finales del año pasado una reforma que abrió la puerta a la inversión privada en el sector, y que pretende revertir la caída de la producción petrolera y llevarla a niveles de los 3 millones de barriles de crudo diario hacia el 2018.

Martínez Lara considera que si bien los cambios van por el buen camino, aún falta tiempo para saber si alcanzará para mantener el ritmo del mercado brasileño, que ha visto frenado su desarrollo ante la falta de licitaciones de campos para explorar y explotar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Para tener un crecimiento de la producción significativo, es necesario que Pemex sea quien lo lidere en el corto o mediano plazo”, dijo el analista de IHS-Cera.

El Senado discute los dictámenes que se votarán de las leyes secundarias en materia energética, fundamentales para la implementación de los cambios constitucionales de finales del año pasado, y prevén aprobarlas antes de la primera quincena de julio.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×