6 CEO que hacen la ‘chamba’ de Obama

Estos empresarios impulsan proyectos en EU ante la ineficacia del Gobierno para concretarlos; Bill Gate, Larry Page y Warren Buffett, entre otros, están detrás de estos programas.
Claire Zillman

El lunes pasado, Starbucks anunció que ofrecerá un título universitario en línea con un pronunciado descuento a través de la Universidad Estatal de Arizona para baristas elegibles que trabajen en sus sucursales en Estados Unidos durante al menos 20 horas a la semana.

En el lanzamiento del programa, el presidente ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz, logró, aunque en pequeña escala, lo que el Gobierno de Barack Obama ha intentado hacer durante mucho tiempo —y fallado a menudo—, hacer que la universidad sea más asequible y accesible.

“Toda persona que trabaja tan duro como nuestros empleados debería tener la oportunidad de terminar la universidad, mientras equilibra el trabajo, la escuela y su vida personal”, dijo Schultz en un comunicado de la empresa.

El presidente Barack Obama ha hecho declaraciones muy similares, pero ha fallado en obligar a un Congreso pasivo a cumplirlas. “Sin importar quién eres, cómo luces, de dónde vienes, cómo te criaron, a quién amas, si estás dispuesto a trabajar duro... puedes lograrlo aquí en Estados Unidos”, dijo el presidente el 9 de junio, antes de firmar una orden ejecutiva para aumentar el acceso a un programa de liquidación de préstamos estudiantiles basado en los ingresos; una de las pocas acciones que pudo tomar sin la aprobación del Congreso.

Para demostrar lo efectivo que ha sido para evitar una legislación integral, dos días más tarde, el Senado finalizó un proyecto de ley respaldado por la senadora Elizabeth Warren que habría permitido a un estimado de 25 millones de prestatarios de préstamos estudiantiles refinanciar la deuda a tasas de interés más bajas.

Listado relacionado: 10 universidades para estudiar en Estados Unidos

La ineficaz legislación ha abierto la puerta para que líderes empresariales como Schultz, quienes -armados con un poder considerable- han tomado decisiones ejecutivas para hacer frente a problemas sociales que el Congreso se ha negado a tocar.

“No podemos ser espectadores. Y no podemos esperar a Washington”, dijo Schultz en un video que Starbucks publicó el lunes. “Y creo firmemente que las empresas y los líderes empresariales deben hacer más por su gente y más por las comunidades que servimos”.

Bien dicho.

Estos son algunos otros ejecutivos ya que han seguido ese consejo.

Warren Buffett - Berkshire Hathaway

El presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway hizo que los estadounidenses se indignaran por el tema más somnoliento en 2011 cuando generó un debate legítimo acerca de la reforma fiscal.

En un artículo de opinión en el New York Times, Buffett reveló que él había pagado una tasa de impuestos del 17.4% el año anterior -una tasa más baja que cualquier otra persona en su oficina- y llamó al Congreso a gravar más a los millonarios y multimillonarios.

Lloyd Blankfein - Goldman Sachs

En febrero de 2012, antes del desliz de aprobación del vicepresidente Joe Biden del matrimonio gay y del subsecuente apoyo del presidente Obama a la causa, el presidente ejecutivo de Goldman Sachs habló en favor de la igualdad del matrimonio a nombre de la Human Rights Campaign.

Su reputación como un villano de la recesión lo convirtió en un defensor inesperado del matrimonio homosexual, pero a pesar de ello, es una potente voz en el mundo de las finanzas típicamente conservador.

Elon Musk - SpaceX, Tesla

Después de que George W. Bush puso fin al programa de transbordadores espaciales de 30 años de duración de la NASA y el presidente Obama canceló la exploración lunar a favor de los viajes no tripulados hacia el espacio profundo, el Gobierno decidió subcontratar las naves espaciales tripuladas al sector privado.

SpaceX de Musk, junto con Boeing y Sierra Nevada Corporation, ganaron el contrato de la NASA para ensamblar y probar cápsulas comerciales que envíen estadounidenses al espacio.

Larry Page - Google

A medida que la infraestructura de banda ancha de Estados Unidos sigue a la zaga de otros países desarrollados, Google ha empezado a proveer a algunas ciudades con servicios de banda ancha asequibles que son 100 veces más rápidos que la conexión promedio estadounidense.

El proyecto Google Fiber ha motivado a proveedores de banda ancha como AT&T y Time Warner Cable a mejorar su propio acceso a Internet de alta velocidad, lo cual ha impulsado la competencia entre estos proveedores y ha reducido los precios para los consumidores.

Bill Gates - Bill y Melinda Gates Foundation, Microsoft

A partir de 2008, la fundación Bill y Melinda Gates financió el currículo de tronco común para las escuelas estadounidenses al donar más de 233 millones de dólares para desarrollar estos estándares y reunir el apoyo político necesario para imponer estas prácticas en las aulas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para bien o para mal, todos con excepción de ocho estados han adoptado el tronco común, el cual determina las normas académicas universales para todos los estudiantes; un esfuerzo que ha estado en proceso desde el Gobierno de Eisenhower.

Artículo relacionado: Gates destrona a Slim como el más rico

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×