Empresa limita ida al baño a 6 minutos

Una fábrica en EU mide el tiempo que sus empleados pasan en el sanitario y da premios por no usarlo; la compañía argumenta que algunos trabajadores pasan muchos minutos ahí y no en la producción.
baños  (Foto: Getty)
Patrick M. Sheridan

En la compañía WaterSaver Faucet, pasar más de 6 minutos al día en el cuarto de baño se castiga con medidas disciplinarias.

Tal es la práctica del fabricante de grifos y válvulas con sede en Chicago denunciada por un sindicato: les miden el tiempo para ir al baño.

El sindicato, Teamsters sección 743, presentó una queja ante la National Labor Relations Board (la agencia federal Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos) denunciando que Watersaver sancionó injustamente a 19 trabajadores en junio por “uso excesivo” de los sanitarios.

El departamento de recursos humanos de la compañía describe “el uso excesivo del baño como... 60 minutos o más en los últimos 10 días de trabajo”, según la declaración jurada. Haga sus cálculos y se traduce en 6 minutos al día.

La controversia se remonta al invierno pasado cuando WaterSaver instaló sistemas de tarjeta magnética en los baños ubicados en la fábrica.

La compañía dijo que no tenía otra opción, ya que algunos empleados estaban pasando demasiado tiempo allí, y no el suficiente en la línea de producción.

El CEO de WaterSaver, Steve Kersten, dijo que en mayo se perdieron 120 horas de producción debido a las visitas al baño fuera de las horas de descanso asignadas.

Para recuperar las horas perdidas, WaterSaver ha adoptado un sistema de recompensas con una tarjeta de regalo de 20 dólares para los empleados que no usan el baño durante todo el horario de trabajo. Kersten afirmó que un puñado de trabajadores ya la han ganado.

El sindicato, por su parte, afirmó que monitorear el tiempo en el baño es una invasión de la privacidad.

“La empresa tiene hojas de cálculo para cada empleado con el tiempo que estuvieron en el sanitario,” expuso Nick Kreitman, el representante sindical en WaterSavers. “Ha habido reuniones con los trabajadores y los de recursos humanos donde los trabajadores tenían que explicar lo que estaban haciendo en el baño”, dijo.

Es descabellado, pues el cuerpo humano no siempre funciona en el momento en que uno quiere, condenó Kreitman. Además, señaló que 140 trabajadores de la empresa no tienen días pagados de baja por enfermedad. Los trabajadores que no pueden permitirse el lujo de perder un día de salario acuden a trabajar enfermos, y quizás necesiten usar más los baños, dijo.

Pero en opinión del CEO Kersten, los trabajadores deberían poder satisfacer la mayoría de las necesidades personales durante los descansos que les da la empresa cada día, que totalizan una hora. Ahí es cuando tienen acceso ilimitado a los baños sin los sistemas electrónicos. Aunque entiende que las personas tengan que ir al baño fuera de esas pausas.

“A nadie se le impidió ir al baño”, declaró. Pero él cree que los trabajadores acaso estén gastando tiempo hablando por teléfono en los baños.

“Nuestra suposición es que aprovechan para hablar por el móvil y enviar mensajes de texto... aunque no tengo pruebas contundentes”, indicó, señalando que los teléfonos celulares están prohibidos en la planta de producción.

Ambas partes se sentarán el jueves en la mesa de negociaciones para discutir los salarios y los días de baja por enfermedad remunerados, entre otras cosas. El monitoreo del tiempo en el baño probablemente sea otro tema de discusión.

Cuando le preguntaron al directivo si él tenía que pasar la tarjeta cuando iba a su cuarto de baño en el trabajo, Kersten dudó un segundo y respondió: "No".

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×