Carne ‘contamina’ a McDonald’s y KFC

Un proveedor de ambas compañías en China vendía carne expirada o sucia, informó la TV local; los escándalos en las cadenas de suministros han afectado a varias empresas en el mercado chino.
mcdonalds  (Foto: Getty)
Alanna Petroff y Sophia Yan
LONDRES -

El nuevo escándalo alimentario que ha estallado en China amenaza con empañar la reputación de McDonald’s y Yum Brands, dueña de las cadenas KFC, Taco Bell y Pizza Hut. Una fábrica de carne de propiedad estadounidense que opera en el país asiático fue acusada de vender carne contaminada y expirada a estas empresas, entre otros clientes.

Dragon TV informó que los trabajadores de la planta procesaban carne caducada y alimentos que habían caído al suelo, ilustrando las persistentes dificultades de China para cumplir con los estándares internacionales alimentarios.

McDonald’s y Yum Brands indicaron que han dejado de comprar carne a la planta procesadora, Shanghai HUSI Foods, que es una filial de OSI Group con sede en Illinois.

Las acciones de Yum Brands cayeron cerca de 1.5% este lunes en las operaciones previas a la apertura del mercado. Los títulos de McDonald’s también perdieron alrededor de 0.5%.

OSI Group declaró estar “horrorizado” por el reportaje televisivo y ha iniciado una investigación. “Tenemos tolerancia cero para cualquier acción que comprometa la seguridad de los alimentos,” dijo en un comunicado. “Nuestra gerencia cree que se trata de un hecho aislado, pero asume la plena responsabilidad de la situación”.

Los reguladores locales en materia de alimentos han ordenado a todos los clientes de Shanghai HUSI Food retirar sus productos del mercado.

McDonald’s advirtió a los clientes chinos que podrían experimentar cierta escasez en sus restaurantes como consecuencia.

Los problemas de seguridad y contaminación alimentaria han afectado a muchas empresas que operan en China.

Las ventas de Yum Brands han caído en China a raíz de un escándalo de seguridad alimentaria que comenzó a finales de 2012, y debido a los temores de una nueva cepa de gripe aviar.

A principios de este año, Walmart retiró algunas carnes de burro después de que se descubrió que estaban contaminadas con carne de zorro.

Por otro lado, una serie de alertas sanitarias perjudicaron la confianza en la fórmula infantil en polvo producida en el país, provocando un aumento de la demanda de leche infantil de países occidentales.

Aun cuando las marcas globales se han forjado una reputación entre muchos consumidores chinos de ofertar productos más seguros, algunos todavía batallan con problemas en las cadenas de suministro locales.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×