El verdadero ‘pozo sin fondos’ de Pemex

Aunque la petrolera aporta cerca de 30,000 mdp a fondear las pensiones, debe gastarlo todo cada año; el uso de estos recursos impidió que se creara un vehículo financiero sustentable para los pasivos.
pemex  (Foto: Agencias)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Petróleos Mexicanos (Pemex) ha pasado años viviendo al día para pagarle a sus pensionados, pues aunque tiene constituido un fondo para enfrentar estos pasivos desde 1997, nunca tuvo la visión de amortizar el gasto en jubilaciones, lo que incrementó el impacto sobre las finanzas y posibilidades de inversión de la paraestatal, opinaron expertos.

“¿Por qué no está fondeado en Pemex? Porque tenemos un régimen fiscal tan atroz que no deja nada luego del pago de impuestos para esto”, dijo el consejero independiente de la petrolera, Fluvio Ruiz

A finales de 1997, la petrolera constituyó el Fondo Laboral de Pemex (Folape) como un vehículo para el pago de pensiones y los beneficios como la prima de antigüedad, por liquidación, pensión por vejez o incapacidad, por viudez, además del servicio médico al jubilado y familiares, y ayudas en gas, gasolina y canasta básica.

Al cierre del año pasado, Pemex realizó aportaciones por 33,210 millones de pesos (mdp), pero la mayor parte de este fondo se usa en el mismo año para el pago de las pensiones y beneficios actuales, por lo que pocos recursos se quedan en el fondo como para que genere algún tipo de rendimiento.

“Las pensiones nunca han estado fondeadas, y la nomina se paga con la operación diaria”, dijo Monserrat Ramiro, analista del centro de investigaciones Mario Molina.

Pemex aportó entre 19,000 y 31,000 mdp al Folape entre 2007 y 2012, pero con el pago a las obligaciones laborales de cada periodo, el fondo terminó con un déficit de 100 mdp, según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“La verdad es que el pasivo no se pudo fondear porque Hacienda no dejó a Pemex que lo hiciera”, recalcó Luis Miguel Labardini, socio de la consultora especializada Marcos y Asociados.

12 puntos sobre los pasivos de Pemex

El Congreso se encuentra en la recta final para aprobar una serie de modificaciones legales que abrirán a los sectores de hidrocarburos y electricidad al capital privado, y que incluyen cambios para permitir que el Gobierno absorba una parte de los pasivos laborales de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que en conjunto ascienden a casi 1.7 billones de pesos (bdp).

La propuesta, que se encuentra en discusión en la Cámara de Diputados y que aún deberá aprobar el Senado, pretende que el Gobierno federal asuma una parte proporcional de las pensiones y beneficios que se adeudan a los pensionados de estas compañías, para reducir el peso de estas deudas dentro de sus costos diarios, pues las paraestatales no cuentan con fondos suficientes para enfrentar estos pagos que crecen cada trimestre.

Las reformas que se discuten estas semanas en el Congreso pretenden liberar la carga fiscal de Pemex, que aporta cerca del 30% del presupuesto de la federación. Además pretende darle más autonomía en la gestión de su presupuesto.

Pérdidas al alza

La paraestatal pagó cerca de 865,000 mdp en impuestos durante 2013, mientras que su utilidad antes del pago de estas obligaciones ascendió a 695,000 mdp, lo que derivó en una pérdida neta de 169,000 mdp, según datos de la petrolera.

“Esta relación continuará por varios años, hasta que exista una producción de crudo significativa del sector privado, y exista un mayor crecimiento potencial del PIB que ayude a reducir la dependencia del Gobierno sobre Pemex”, explicaron analistas de la agencia calificadora Moody’s en su estudio Las compañías latinoamericanas de petróleo y gas enfrentan riesgos del empuje por el crecimiento de su deuda financiera.

Pemex pierde 52,226 millones de pesos

El Gobierno espera que la reforma constitucional y las modificaciones a la legislación en la materia que se discute en el Congreso, ayuden a detener la caída en la producción de petróleo y la lleve de 2.4 millones de barriles diarios promedio actual a 3 millones para 2018.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La propuesta para que el Gobierno asuma parte de los pasivos de Pemex y CFE como parte de la deuda nacional, a cambio de una reducción pactada entre las empresas y sus sindicatos, puede beneficiar el gasto en pensiones del Estado, y no debería afectar la calificación crediticia del país, expresó el jefe de analistas del banco británico Barclays en México, Marco Oviedo.

“Este gasto en pensiones ya se hace y calcula desde el presupuesto federal. La idea es reconocer ese pasivo, pero ajustarlo con una reforma al sistema de pensiones de Pemex, que se puede hacer a través de un alza en la edad de jubilación y reducción de beneficios”.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×