Chevy Volt, el auto más seguro en EU

El vehículo de General Motors ganó la máxima calificación en seguridad en modelos compactos; el auto cuenta con un sistema que alerta de colisiones frontales.
volt  (Foto: tomada de cnnmoney.com)
Patrick M. Sheridan
NUEVA YORK -

¿Cuál es el automóvil más seguro? No tanto el que resulte menos abollado, sino el que puede evitar del todo un accidente.

Es por eso que el Chevy Volt de General Motors (GM) ganó la máxima calificación en seguridad en autos compactos.

El Volt fue nombrado “Top Safety Pick Plus” el miércoles por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS, Instituto estadounidense de Seguros para la Seguridad en las Carreteras), ya que además de ganar una calificación de “aceptable” en una prueba de choque real, el vehículo eléctrico híbrido también cuenta con un sistema opcional de alerta de colisión frontal - forward collision warning-. Fue el único coche de los 12 modelos testados que tiene esta tecnología de prevención de accidentes.

El IIHS sometió a doce vehículos pequeños a un exigente test de choque llamado prueba de impacto frontal traslapado (small overlap crash test). En la prueba, el 25% del parachoques delantero del vehículo, del lado del conductor, se estrella contra una barrera rígida a 40 millas por hora. Simula una colisión frontal común, donde sólo una parte del parachoques impacta con otro vehículo, poste de teléfono, o árbol.

Al medir solamente el desempeño en un accidente y las posibles lesiones del conductor, el Mini Cooper Countryman fue el ganador. Obtuvo la máxima calificación de “bueno” y fue nombrado “Top Safety Pick.” El Countryman es una versión más grande de cuatro puertas del Mini Cooper.

“La estructura de seguridad del Countryman se mantuvo razonablemente bien,” explicó Joe Nolan, vicepresidente de investigación vehicular del IIHS. “Los cinturones de seguridad y las bolsas de aire trabajaron juntos para controlar el movimiento del maniquí de prueba, y las mediciones de lesiones indican un bajo riesgo de lesiones de importancia en un accidente en el mundo real así de grave.”

Otros que destacaron en la prueba de seguridad fueron el híbrido Ford C-Max, el Mitsubishi Lancer, el Scion FR-S y el Subaru BRZ. Esos modelos recibieron la segunda calificación más alta de “aceptable.”

El Hyundai Veloster y el Scion xB obtuvieron la tercera calificación de “marginal.”

Mientras tanto, cuatro vehículos compactos fueron calificados como “pobres.” La nota más baja fue para el Fiat 500L (una versión más grande de cuatro puertas del Fiat 500), el Nissan Juke, el auto eléctrico Nissan Leaf y el Mazda 5.

El Mazda 5 fue el vehículo con peor desempeño. “Cuando probamos el Mazda 5 vimos una serie de problemas estructurales y del sistema de retención,” dijo Nolan. “Partes de la cabina de pasajeros esencialmente se doblaron, permitiendo demasiada intrusión,” apuntó.

Entre los problemas que presentó: el volante se movió demasiado hacia la derecha haciendo que la cabeza del maniquí apenas tocara el airbag frontal y se deslizara hacia la izquierda. El cinturón de seguridad permitió que el maniquí se moviera demasiado. Su cabeza golpeó el lado izquierdo del tablero. Además, la bolsa de aire lateral en la ventana del lado del conductor no se desplegó. Asimismo, la puerta del conductor se abrió durante la prueba, algo que según el IIHS no debería ocurrir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Mazda también fue el peor evaluado en la menos exigente prueba de impacto lateral. Fue el único automóvil del 2014 evaluado por el IIHS en recibir una nota inferior a aceptable en esa prueba.

 

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×