Quiebran dos filiales de Espirito Santo

Las empresas, unidades del banco portugués, anunciaron que no pueden pagar sus deudas; las acciones de la financiera fueron suspendidas tras desplomarse más de 40%.
espirito santo  (Foto: CNN)
LISBOA (Reuters) -

Dos filiales del holding Espirito Santo Financial Group (ESFG), primer accionista del banco portugués Banco Espirito Santo (BES), anunciaron este viernes que no pueden pagar sus deudas.

En caída libre, el título de BES fue suspendido poco antes de esos anuncios en la Bolsa de Lisboa, tras haber caído 40.30%, a 0.12 euros, un nueva pérdida histórica. Los títulos cerraron la jornada en ese precio.

Ante la incapacidad de pagar sus deudas, Espirito Santo Financiero, filial de ESFG en Luxemburgo, pidió este viernes por la noche ser colocada en gestión controlada judicial por las autoridades luxemburguesas.

Unos minutos más tarde, Espirito Santo Financial Portugal (ESFP) presentó el balance en Portugal, reconociendo su "incapacidad" para pagar sus deudas. A través de esta filial, Espirito Santo Financial Group posee 20.1% del banco BES.

Ambas empresas siguieron el camino de los tres holdings principales del imperio familiar Espirito Santo.

Dos días después del anuncio de una pérdida récord de 3,570 millones de euros en el primer semestre, los inversionistas vendían masivamente los títulos BES, inquietos por la solvencia del banco.

En un mes, el título ha perdido más de dos terceras partes de su valor y la capitalización bursátil, el cual este viernes bajo el umbral de 1,000 millones de euros, a 674 millones de euros.

Afectada por la nueva caída de Banco Espirito Santo, la Bolsa de Lisboa cayó al cierre de la jornada de este día 3.04%.

Sin embargo, el Banco Central portugués no descarta una intervención del Estado, que dispone todavía de 6,400 millones de euros de las sumas otorgadas a los bancos en el marco de un plan de rescate del país.

El caso Banco Espirito Santo preocupa mucho al Gobierno portugués, cuyo portavoz Luis Marques reconoció el jueves pasado que "es un revés importante para la economía de Portugal, teniendo en cuenta la dimensión del grupo, que atraviesa por una gran crisis".

Interrogado sobre un eventual recurso a una ayuda de Estado, subrayó que "la primera etapa pasaría necesariamente por el mercado, por accionistas privados".

Los problemas financieros de la familia Espirito Santo se dieron a conocer en mayo a través de irregularidades contables en el holding ESI.

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×