Fondo Mexicano del petróleo, lejos de ser como el noruego

El Gobierno quiso imitar el modelo usado por el país escandinavo para manejar la renta petrolera; pero desde su constitución parece poco probable que alcance los mismos logros, advierten analistas.
Luis Videgaray  (Foto: Archivo)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno ha puesto el acelerador en la reforma energética al adelantar el calendario de varias medidas, y entre las que se encuentra la conformación del Fondo Mexicano del Petróleo.

Este fondo, que controlará los recursos que paguen las empresas que participen en la extracción de hidrocarburos, nació del exitoso modelo del Fondo Soberano Noruego, que capta la llamada “renta petrolera” - lo que pagan las empresas al Estado por la extracción de petróleo y gas- y los destina al ahorro para las pensiones del país nórdico.

Pero este instrumento mexicano dista de parecerse al modelo noruego, pues la ley le restringe la forma en que manejará los recursos y la transparencia, coincidieron expertos en el sector.

Estas son siete razones por las que el fondo mexicano se ve como una mala copia de su par noruego.

¿Inversiones para el futuro?

El principal éxito del fondo noruego, que acumula un capital de más de 600,000 millones de euros al cierre de 2013, es que asegura las pensiones de los habitantes del país escandinavo gracias al rendimiento que genera invirtiendo en valores de todo el mundo.

El fondo mexicano sí prevé el ahorro para el pago de las pensiones universales, pero la nueva legislación en la materia obliga a que este instrumento aporte al menos el equivalente a 4.7% del PIB del país cada año para el presupuesto federal, cerca de 700,000 millones de pesos (mdp) el año pasado.

“El fondo va actuar como tal hasta que haya excedentes por encima de ese umbral, por lo que va a tardar mucho antes de que eso sea relevante”, comentó el asociado de la consultora especializada Marcos y Asociados, Luis Miguel Labardini.

El especialista añadió que además del presupuesto, la ley exige recursos para los fondos de estabilización federal y municipal, lo que limita aún más el ahorro.

Además, si sus reservas superan el 3% del Producto Interno Bruto (PIB), el Congreso puede destinar el excedente para la llamada “pensión universal”, proyectos de tecnología en el sector o para el gasto en infraestructura.

Si excede el 10% como porcentaje del PIB, los recursos se destinarán al gasto corriente, y se prevé que en caso de choques económicos fuertes el Gobierno pueda usar las reservas.

¿La ética?

El fondo petrolero noruego cuenta con un Consejo de Ética que dicta los lineamientos de conducta de la política de inversiones, y de la selección de las empresas en las que se invierten.

“El Fondo Mexicano del Petróleo no cuenta con este tipo de Consejo, cuenta sólo con un Comité Técnico como cualquier otro fideicomiso”, señaló el organismo Transparencia Mexicana, en un artículo publicado la semana pasada. De hecho el Ejecutivo acaba de proponer a Federico Reyes Heroles para formar parte del Fondo Mexicano Petrolero.

“Veo que él tiene un perfil dirigido a combatir la corrupción y garantizar la transparencia, algo que requiere el Fondo”, dijo Labardini.

Sin supervisión ciudadana

El Fondo Noruego tiene un consejo de 15 miembros independientes nombrados por su parlamento que organiza auditorias, revisa los estados financieros y aprueba el presupuesto.

“En el caso mexicano, el Congreso no ejerce  alguna función directa de supervisión, ni a través de un Consejo en el que participe la sociedad. Tampoco cuenta con mecanismos de supervisión en los que participe la ciudadanía”, explicó Transparencia Mexicana.

Hacienda tiene la mano

El fondo noruego tiene un Consejo de Supervisión que audita de manera externa al Fondo, aunque responde al parlamento.

“En el caso mexicano, el auditor externo del Fondo Mexicano del Petróleo es nombrado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a pesar de que su titular es parte del Comité Técnico responsable de la gestión del Fondo”, señaló Transparencia Mexicana.

El Fondo Mexicano cuenta con un comité técnico conformado por tres miembros del Estado –los titulares de Hacienda, Banco de México y Energía- y cuatro consejeros independientes que propondrá el Ejecutivo y aprobará el Senado por mayoría de dos terceras partes.

Pero el titular de la Secretaría de Hacienda tendrá el voto de calidad en caso de empate en el consejo, lo que muestra una tendencia a favorecer el sentido fiscal dentro de este órgano, dijo Luis Miguel Labardini.

“La impresión que me da es que en general en las leyes secundarias se diseñaron de manera que Hacienda tuviera más peso en las decisiones del sector”, apuntó.

Ahora ve
Millones de cangrejos hacen suyo Google Street View
No te pierdas
×