El ‘rockstar’ chino que engendró a Alibaba

Rechazado de la universidad, Jack Ma creó en un departamento la empresa que busca conquistar a EU; tras sus comienzos humildes, Alibaba se enfila a una de las mayores OPI de Wall Street.
jack ma  (Foto: CNN)
Sophia Yansophia
HONG KONG -

No se suponía que el fundador de Alibaba, Jack Ma, llegara a ser un multimillonario. Harvard lo desairó. Reprobó los exámenes de ingreso a la universidad dos veces. Los inversores pensaban que el emprendedor en serie estaba loco cuando empezó a construir un sitio de comercio electrónico en China.

Pero Ma demostró que todos estaban equivocados. Alibaba, que fue lanzada en 1999 desde su diminuto departamento en Hangzhou, se prepara ahora para una de las ofertas públicas iniciales (OPI) más grandes de la historia de Estados Unidos.

La semana pasada, la compañía presentó el rango de precios de su OPI, que fijó entre 60 y 66 dólares por acción. Alibaba debutará en la Bolsa de Nueva York el 8 de septiembre, aseguraron fuentes a Reuters. 

A este precio, Alibaba se convertiría en la empresa tecnológica más grande en cotizar en el mercado estadounidense, con un valor de entre 20,000 millones de dólares (mdd) y 162,700 mdd.

¿Cómo un profesor de inglés con una modesta empresa de traducción se convirtió en un titán de la tecnología? Todo comenzó con una bebida.

Al buscar búsqueda “cerveza” y “China” durante su primer uso del Internet en 1995, Ma no encontró nada. Pero había mucha información acerca de cerveza estadounidense. Y cerveza alemana.

Al ver una oportunidad, Ma construyó una página web en idioma chino. A pocas horas del lanzamiento, estaba recibiendo consultas de todo el mundo. El Internet, pensó Ma, “va a cambiar el mundo y a China”.

Unos años más tarde, en 1999, Ma reunió a 17 amigos y conocidos en su casa. Ellos trabajaron febrilmente en un nuevo proyecto: un sitio web para conectar a los exportadores con compradores extranjeros.

Alibaba.com había nacido. La empresa rápidamente sobrepasó el departamento de Ma, llegando a ser la empresa tecnológica dominante en China.

El comediante es nuestro CEO

Ma, de 49 años, siempre ha estado orgulloso de sus raíces humildes. Cuando Alibaba fue lanzada, Ma no tenía dinero, ni experiencia en tecnología y tenía un estilo de gestión caótico.

Pero tenía mucho carisma. Algunos exejecutivos dicen que el contagioso optimismo de Ma -y su talento con los idiomas- le ayudaron a vender su sueño.

“¡Es divertido! Él puede hacer monólogos de comedia en inglés o en chino”, dijo Duncan Clark, un exconsultor de Alibaba. “Él puede adaptarse a la audiencia... tiene la capacidad de hacer que todos en la sala sientan que él le habla a una sola persona”.

Ma, casado y con dos hijos, también es conocido por confiar en su instinto.

“Le importa más lo que está en el corazón de alguien que lo que está en su currículum”, dijo Porter Erisman, un ex ejecutivo que hizo un documental sobre la compañía. “Observa a los altos directivos; en Alibaba, muchos de ellos no tenían ninguna experiencia empresarial previa”.

Los empleados son “gente de Ali”, y a los gerentes se les dan apodos tomados de populares novelas de artes marciales chinas. Ma, un devoto del tai chi, algunas veces toma inspiración para la estrategia de la compañía de esos libros.

El cocodrilo del río Yangtze

Ma también es un competidor feroz, y firme en su creencia de que las empresas chinas pueden competir con sus rivales internacionales.

“Los cerebros chinos son igual de buenos... esta es la razón por la que nos atrevemos a competir con los estadounidenses”, dijo Ma a sus compañeros cofundadores en 1999. “Podemos vencer a las agencias gubernamentales y a las grandes empresas famosas debido a nuestro espíritu innovador”.

Esta fue la convicción que llevó a Ma a desafiar eBay en 2003 cuando la empresa de Silicon Valley estaba expandiendo sus operaciones en China.

Oliendo la pelea, Ma envió un equipo a su departamento para idear la próxima gran cosa. “EBay es un tiburón en el océano; nosotros somos un cocodrilo en el río Yangtze”, dijo. “Si luchamos en el océano, perderemos, pero si luchamos en el río, ganaremos”.

El equipo creó un producto llamado Taobao, o “buscando tesoros” en chino. La plataforma era similar a eBay, pero más adecuada al mercado local.

Yahoo invirtió 1,000 mdd en la empresa. En pocos años, Taobao empujó a eBay fuera de China. El mercado manejó 177,000 mdd en ventas en 2013.

La gente de Ali asiste en masa al Alifest

Alibaba es una empresa global con 22,000 empleados y 90 oficinas. Sus populares sitios, Taobao y Tmall.com, representan el 80% de las ventas minoristas en línea de China, y reciben más de 100 millones de visitantes al día.

El grupo y sus filiales operan un negocio de pago electrónico, fondos de inversión en línea, computación en nube y servicios móviles. Al recordar cuan difícil era conseguir financiamiento para su negocio de traducción, Ma comenzó un servicio de préstamo para ayudar a los empresarios.

Alibaba también se está introduciendo en el sector del entretenimiento y los deportes, al adquirir firmas de medios y un equipo de futbol en una fiebre por compras previa a su OPI. Los críticos dicen que esto es una irresponsabilidad; un último arrebato antes de que Ma esté obligado ante los accionistas.

Ma renunció como presidente ejecutivo en 2013, y ahora se dedica a esfuerzos filantrópicos. Pero sigue siendo jefe de estrategia de Alibaba, y la imagen pública de la empresa. A todas luces, sigue muy involucrado en las decisiones de gestión.

Una vez al año, los empleados y los clientes destinan su atención al Alifest, una conferencia que a veces es comparada con un concierto de rock. El evento de banquete ha contado con invitados especiales como Bill Clinton y Kobe Bryant.

“Alifest me convenció de unirme a Alibaba”, dijo el ex ejecutivo David Wei. “Nunca he visto a tantos clientes satisfechos, a tantos empleados felices”.

Ma hace presentaciones en estas reuniones, vestido con trajes brillantes y cantando a todo pulmón canciones populares. El público siempre se vuelve loco.

“Nunca pensé que estaría donde estoy hoy”, dijo Ma en un discurso el año pasado. “Nunca pensé en que Alibaba estaría donde está hoy”.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×