La verdadera reina de Silicon Valley

Andreessen Horowitz es una de las firmas de capital de riesgo más deseadas en la meca tecnológica; pero su éxito en inversiones como Pinterest se debe al trabajo de una mujer: Margit Wennmachers.
Wennmachers  (Foto: Tomada de Twitter @wennmachers)
Lorena O'Neil
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Con apenas cuatro años en su haber, Andreessen Horowitz ya es una de las firmas de capital de riesgo más candentes y deseadas en Silicon Valley. Ha invertido 2,500 millones de dólares (mdd) en empresas de alto perfil como Pinterest, Jawbone y Fab.com, entre muchas otras. Y todo gracias a sus fiestas, sus famosas ‘dinner parties’.

Estas veladas son creación de Margit Wennmachers, que bien podría considerarse el arma secreta de la entidad de capital riesgo. Esta inmigrante alemana de 48 años, invita a periodistas, inversores y empresarios a su casa en San Francisco para charlar, beber y comer en reuniones informales. Es quizás la estrategia de marketing más sutil en el área de la bahía. A los reporteros les encantan los descubrimientos, dice Wennmachers. “Y el descubrimiento se hace mejor compartiendo el pan”.

Los expertos y técnicos en Silicon Valley solían despreciar el marketing, si es que llegaban siquiera a considerarlo. Pero Andreessen Horowitz ha cambiado eso gracias a Wennmachers. Ahora tanto la prensa como los inversionistas consideran que contar una historia sobre los productos y las empresas es crucial. “Ha sido fascinante”, dice Matt Marshall, fundador y editor general de la publicación Venture Beat, sobre el vertiginoso ascenso de Andreessen Horowitz. “Lo que ha hecho es nada menos que brillante. Cada movimiento que hace es orquestado cuidadosamente, para darle más impulso a las relaciones públicas".

En cuanto a Wennmachers “es lo mejor que hay como profesional de relaciones públicas. Ella logró filtrar a los mejores jugadores del Valle y ponerles un cerco”.

En persona, Wennmachers es una mujer serena, esbelta, habla cuatro idiomas (alemán, inglés, español y francés) y viste a la moda, prefiriendo a diseñadores europeos como Erdem y Brunello Cucinelli. Su padre criaba cerdos en Bruexgen, Alemania; en la escuela secundaria era la tímida, pero también la “callada revolucionaria”. Estudió Humanidades en la universidad, pero en su primer trabajo tras graduarse pudo experimentar el modo estadounidense de hacer negocios. Trabajó para una empresa tecnológica estadounidense con sede en Alemania y quedó impresionada por su cultura de la transparencia y el optimismo. Comenzó como asistente del director general, pero a los 25 años ya dirigía la división europea de marketing.

Es la madre soltera de una hija de seis años de edad, practica el senderismo y le gusta cocinar, principalmente especialidades alemanas.

Pero lo que realmente ama es conectar a las personas, una auténtica RRPP. En 1997 cofundó OutCast, una agencia de relaciones públicas que se centró en empresas tecnológicas como Yahoo, Facebook y Amazon. (La compañía fue vendida en 2005 al gigante británico en RRPP Next Fifteen, que según la prensa pagó entre 10 a 13 mdd) En OutCast, Ben Horowitz y Marc Andreessen estaban entre sus clientes, y en 2010 los dos hombres lograron ficharla para su propia firma homónima.

Originalmente la empresa no tenía en mente el marketing, dice Horowitz. Pero él y Andreessen quedaron tan impresionados con Wennmachers que la convencieron de unírseles. “Ella es uno de los socios más importantes que tenemos”, admitió. “Lo que nos caracteriza por encima de todo es la forma en que nuestra red de inversores se distingue del resto y cómo la hemos aumentado y fortalecido tan rápido. Ella ha sido la artífice”.

Viendo el éxito de su empresa en el campo del marketing, otras firmas de capital riesgo se lanzaron a contratar ejecutivos de marketing, nos cuenta Horowitz. Pero imitarlos es una “tontería”, señala Horowitz, la influencia de Wennmachers en Andreessen Horowitz es como la de Steve Jobs en Apple. “Es como si dijeran que Jobs es un diseñador; y buscaran entonces contratar a un diseñador. Ella no es una profesional del marketing, ella es Margit”.

“Lo que la gente no entiende de Margit es que ella es más una empresaria y CEO que una persona de marketing”.

Sus clientes están de acuerdo. “Más allá de la reputación que tiene como RRPP, ella ha sido una asesora estratégica”, dice Kakul Srivastava, fundadora y CEO de Tomfoolery, una de las inversiones semilla de Andreessen Horowitz. Srivastava se reúne con Wennmachers cada mes. “Nos aporta mucho, nos da opiniones sobre el producto o la estrategia. Para nosotros su vinculación ha sido invaluable”, dice.

¿Acaso Wennmachers nunca se equivoca? Lo hace, como todos. Matt Marshall de Venture Beat dijo que, aunque admira a Wennmachers, no aprueba todo lo que ella ha hecho. Y añade: “A veces sus duras tácticas pueden ser contraproducentes”. Marshall cita una historia donde Andreessen Horowitz perdió un estimado de 100 mdd por negarse a invertir más en Instagram, a causa de un conflicto de intereses con otra compañía en su cartera, PicPlz.

“Venture Beat los contactó para conocer su postura, y Margit no nos permitió obtener comentarios”, explica. “Entonces la noticia se hizo más grande y otros medios la recogieron, y finalmente tuvieron que hablar de ello, pero sólo empeoró porque antes se habían negado a hablar”.

No obstante, Andreessen Horowitz y Wennmachers le dieron un sagaz giro a la historia, subrayando la lealtad que guardan a las empresas en las que invierten, aunque eso no los beneficie monetariamente.

Para Wennmachers su trabajo es la combinación de las series de televisión ‘The West Wing’, ‘Scandal’ y ‘Nova’. Se reparte entre la toma de decisiones, la extinción de pequeños incendios, la elaboración de historias y estar al tanto de la innovación y la tecnología.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Su propia arma secreta podría ser la forma en que ha adoptado a Estados Unidos como una segunda patria. En su opinión, los inmigrantes están “infravalorados”. Para los inmigrantes, dice, todo tiene un lado positivo. “Despojado de derechos, no esperas nada y no tienes nada que perder y mucho que ganar. Esto es lo que hace especial a Estados Unidos. Cuando vienes aquí, una vez que obtienes tu tarjeta verde o la ciudadanía, realmente te quieren aquí. Verifican tus antecedentes y entonces te dicen bienvenida, cómete al mundo. Ningún otro país hace eso”.

Estados Unidos ha recibido bien a Margit Wennmachers, y a cambio ella ha tejido una red de talento alrededor de Silicon Valley, cultivando fuertes vínculos y conectando en el proceso a poderosos actores de la esfera tecnológica.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×