Bernanke y Paulson, a explicar un rescate de 180,000 mdd

Funcionarios estadounidenses deberán justificar la ayuda financiera que dieron a AIG en 2008; el exCEO de la firma reclama que los términos del rescate afectaron a los accionistas.
aig  (Foto: AP)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

El rescate por 182,000 millones de dólares de AIG en 2008 por parte del Gobierno estadounidense sufrió un ataque generalizado por ser demasiado generoso.
Pero el expresidente ejecutivo Hank Greenberg tiene un reclamo distinto. Argumenta que los términos del rescate que evitó que AIG se fuera a pique fueron demasiado duros.
Greenberg demandó al Gobierno federal de Estados Unidos en 2011, desafiando los términos del rescate de AIG. El caso finalmente fue a juicio, y sus abogados se están preparando para llamar a una lista de los testigos estrella acerca de sus esfuerzos por salvar a la empresa en medio de la crisis financiera.
Los exsecretarios del Tesoro, Hank Paulson y Tim Geithner, así como el expresidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, subirán al estrado esta semana en la Corte Federal de Reclamaciones Federales de Washington para defender sus acciones.
Cuando el Gobierno rescató al gigante de los seguros, tomó una participación del 80% en la compañía, lo cual diluyó significativamente las participaciones de los accionistas existentes. Greenberg, quien es uno de los mayores accionistas de AIG, se ha quejado desde hace tiempo de que esto redujo el dinero a los accionistas.
El Gobierno en última instancia, obtuvo un beneficio 22,700 millones de dólares por el rescate de AIG. Pero si la empresa hubiera quebrado, los accionistas se habrían quedado sin nada.
Los abogados de Greenberg, liderados por el litigante superestrella David Boies, dijo en los argumentos de apertura de la semana pasada que, aunque los bancos 'demasiado grandes para quebrar' como Citigroup y Morgan Stanley recibieron miles de millones prácticamente sin ningún costo, a AIG se le impuso una “tasa de interés extorsionadora” del 14% por razones políticas.
"Lo que han tratado de hacer... es demonizar a AIG, para sugerir que de alguna manera AIG fue el principal ejemplo de los problemas durante la crisis financiera”, dijo Boies.
El Tesoro ha tratado que el caso sea desestimado en varias ocasiones desde que fue presentado, pero ha perdido.
Un abogado para el Gobierno de Estados Unidos argumentó que los funcionarios federales tuvieron que rescatar a AIG porque permitirle quebrar habría amenazado la economía mundial. Sin embargo, agregó, eso no quiere decir que AIG tuviera derecho a obtener un rescate en sus propios términos.
“Llamamos a esto un préstamo de rescate, pero el objetivo no era salvar a AIG. El objetivo era salvar al mundo de AIG”, dijo el fiscal federal Kenneth Dintzer. Agregó que Greenberg y otros demandantes aceptaron los términos del rescate, pero ahora que AIG se ha recuperado, están buscando un “golpe de suerte de 40,000 millones de dólares”.

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×