¿Sony puede salvarse?

La firma reportó una pérdida de 1,200 mdd y dos agencias rebajaron su calificación a nivel ‘basura’; pese a sus esfuerzos de venta de negocios y recortes de empleos, Sony no ha logrado...
sony  (Foto: AFP)
Will Ripley y Charles Riley
TOKIO -

Sony se encuentra en una sitaución desesperada.
Las principales agencias de calificación Fitch y Moody's han rebajado a la empresa al estatus de “basura”. Standard & Poor's ha advertido que pronto podría hacer lo mismo. La empresa ha anunciado planes para reducir su negocio de teléfonos inteligentes.
La semana pasada Sony reportó una pérdida neta del segundo trimestre de 1,200 millones de dólares, y la empresa confirmó que está en camino de perder la asombrosa cifra de 2,100 millones de dólares este año fiscal.
Desde que asumió el máximo cargo de Sony en 2012, el presidente ejecutivo Kazuo Hirai ha escindido el negocio televisivo de la empresa, ha vendido su operación Vaio PC y ha recortado miles de empleos en un intento por reestructurar rápidamente la empresa.
Estos son el tipo de cambios que los inversionistas han estado pidiendo. Pero hasta ahora, el CEO tiene poco que mostrar a cambio de sus esfuerzos.
Esto está en marcado contraste con los días de gloria de Sony. El Walkman de Sony revolucionó la forma de escuchar música, y las líneas Sony Trinitron Chromatron llevaron la televisión a color a las masas.
Pero los ingenieros de la empresa dicen que no están viviendo en el pasado. En vez de ello, trabajan duro para desarrollar productos que puedan reactivar a la empresa.
En un campus de Tokio, un subgerente demostró un dispositivo electrónico del tamaño de una tarjeta de crédito que está diseñado para reemplazar a una billetera llena de tarjetas de efectivo utilizadas por millones de consumidores japoneses. El dispositivo se conecta a un teléfono inteligente, y permite a los usuarios comprar fácilmente boletos de tren o un aperitivo en la tienda de conveniencia.
Sony también está desarrollando 'SmartEyeglass', un par de lentes vestibles que la empresa dice que fungirán como una segunda pantalla para el teléfono inteligente del usuario y, finalmente, incorporarán tecnología de reconocimiento facial.
Las críticas a estos productos son familiares: Alibaba y Apple ya tienen aplicaciones de pago, y Google Glass ya existe. ¿Dónde está la próxima oferta revolucionaria de Sony?
Mientras Sony espera, la empresa dependerá de sus fortalezas probadas, incluyendo su consola PlayStation y su división de audio de alta resolución. El estudio de Hollywood de la compañía está en buena forma, al igual que sus unidades de imagen y finanzas.
Pero, ¿puede Hirai acelerar el cambio y responder a los críticos, incluidos los gerentes de fondos de cobertura activistas como Dan Loeb de Third Point? Loeb ha presionado el presidente ejecutivo para que realice una reestructuración de amplio alcance en la empresa, incluyendo la escisión de la división de cine y música.
Los analistas dicen que hay que hacer algo.
“En los productos de alta calidad, aún tienen un reconocimiento de marca relativamente fuerte en el mercado japonés. Pero a nivel mundial, por desgracia, no”, dijo Makiko Yoshimura, un analista de electrónica de Standard and Poor's. “Es muy difícil mantener la competitividad en la tecnología. Es un reto muy difícil”.
Un paseo por el mundialmente famoso distrito de la electrónica de Akihabara en Tokio revela la dificultad de la tarea que enfrenta Sony.
Hirroki Ueno, un joven asalariado, sostiene un iPad mientras habla con CNN.
“Sony no parece estar haciendo nuevos productos como los de antes”, dice Ueno. “Parece que ellos no han hecho mucho en los últimos 10 años”.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×