De crear FarmVille, al negocio de la mariguana

El fundador del juego, Tom Bollich, abrió una firma que vende equipo para cultivar la hierba; el empresario busca desarrollar un ‘software’ para monitorear la mariguana desde el celular.
marihuana  (Foto: Getty)
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Si alguna vez jugaste FarmVille en Facebook, fue gracias a Tom Bollich, su creador. Pero en estos días el visionario gamer está trabajando en otro tipo de hierba: la mariguana legalizada.

“Me gustan las nuevas industrias. Puedes entrar, ayudar a configurarla y establecer las bases antes de que lleguen muchos de los principales jugadores”, dijo Bollich, quien cofundó Zynga en 2007.

Hoy es el CEO de Surna, una compañía de Colorado que vende sistemas de refrigeración y otros equipos utilizados en el cultivo de la mariguana comercial. En el estado el consumo de mariguana con fines recreativos es legal.

Cultivar mariguana parece un gran salto en comparación con FarmVille y Words with Friends, pero Bollich, que dejó Zynga en 2009, ve paralelismos.

“Sí me recuerda un poco a Zynga. Teníamos una empresa que se basaba en la plataforma de alguien más. Dependíamos de Facebook o MySpace o cualquier plataforma en la que estuviéramos. Ahora estamos a merced de la caprichos de los políticos y los votantes”, dijo.

Marihuana legal

Esos caprichos se están moviendo cada vez más en favor de los empresarios y emprendedores del cannabis. Las elecciones legislativas celebradas en Estados Unidos la semana pasada prepararon el terreno para la legalización de la mariguana en Oregon, Alaska y Washington, D.C. Los votantes en estados como California, Massachusetts, Maine y Nevada acaso tengan la oportunidad de hacer lo mismo en 2016.

Bollich, cuyo primer trabajo fue en el ámbito de la inteligencia artificial robótica, dijo que esta adopción gradual es mejor para su negocio. “De esa manera es más manejable. Cada estado de la Unión tiene que construir su infraestructura desde cero, lo que para nosotros es bastante bueno”, sopesó.

Los productos de Surna auxilian a los cultivadores autorizados de la mariguana comercial en temas como la energía, el agua y la iluminación. Estos productores a menudo son muy ineficientes, el enorme consumo de energía eléctrica dispara sus gastos.

Embrollos legales

Los inversionistas deben recordar que aunque el movimiento de legalización ha cobrado impulso, las empresas del cannabis que cotizan en el mercado siguen siendo inversiones arriesgadas. Estas acciones de bajo costo se negocian en mercados extrabursátiles poco regulados, dispersos y altamente especulativos.

Basta con mirar las acciones de Surna, que en abril cotizaban en 6 dólares, pero hoy valen sólo 37 centavos de dólar.

Además hay obvios obstáculos regulatorios, dado que el cannabis legalizado todavía es una industria emergente y controvertida.

“Esta industria está plagada de dolores de cabeza legales. Es verdaderamente complicada. Sobran las decepciones”, reconoció Bollich.

¿Qué sigue para Surna?

Empero, los vientos políticos cambiantes han traído a los inversionistas el olor del dinero.

ArcView Group, una firma especializada en la investigación y la inversión en la mariguana, estima que el negocio generará 2,600 millones de dólares en ingresos este año y más de 10,000 millones de dólares en un lustro.

Bollich señala que su compañía está en busca “activa” de objetivos de adquisición en su intento de capturar un mayor porcentaje de los costos de desarrollo que enfrenta un cultivador comercial. En este momento fija ese porcentaje en apenas un 10% y piensa que podría aumentar a 20% o 30% si se expanden a más áreas como los sistemas de alimentación de las plantas o incluso los datos.

En última instancia, Bollich quiere que Surna conciba un sistema de software que integre los sistemas que usan los cultivadores de marihuana y les permita monitorear sus operaciones desde un smartphone. “Yo soy un programador, después de todo”, dijo.

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×