El Chavo del Ocho, marca que surgió ‘sin querer queriendo’

Surgió primero el producto y luego la marca, algo que no es común, dicen expertos; las empresas buscan al ‘Chavo’ por los valores y seguridad que representa, añaden.
el chavo animado  (Foto: Notimex)
Cristóbal M. Riojas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

'Sin querer queriendo' Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’, fallecido a los 85 años, hizo del humor y la inocencia de El Chavo del 8 una marca comercial que identifica a México en América Latina y Estados Unidos atractiva para empresas nacionales e internacionales, de acuerdo con expertos en marketing.

El Chavo del 8 se convirtió en un producto exitoso, con más de 30 años transmisión y de retransmisión, que facilitó la construcción de una marca, lo cual representó un proceso contrario a lo normal, que es construir previamente la marca y luego lanzar el producto, explica Karen Becerra, consultora de mercadotecnia de Proempleo.

“Tardaron mucho tiempo en mercadear la imagen pública que tenía como tal, lo recuerdo cuando lo veía, no había merchandising de por medio, era el programa, su esencia, su personalidad y entretenimiento que generaba en sí la serie televisiva”, señaló.

“(Fue un fenómeno) que radicó en la importancia del producto que fue la serie. Es ahí donde se le ponía todo el valor y poco a poco se fue construyendo la marca, sin desearlo y tal vez sin planearlo, y ahí fue cuando se aprovechó la imagen pública que ya se tenía”, agregó.

De no tener casa y desear una torta de jamón en 1971, fecha en la que llegó a la pantalla chica El Chavo guarda ahora en su conocido barril juguetes, ropa, leches, champú, caricaturas y videojuegos, los cuales se han comercializado bajo su marca.

Incluso la Casa de Moneda de México emitió una moneda conmemorativa en 2013 y Bimbo en 2007 comercializó la ‘torta de jamón’ del Chavo.

La aceptación en México y América Latina y hasta en sectores de Estados Unidos y Europa de la serie escrita por ‘Chespirito’ hizo de ella un producto que ofrecía posibilidad de ligarla una marca que entrara en los mercados de esas regiones y garantizará buenos resultados económicos.

El niño de la vecindad, en la que vivían otros personajes creados por Chespirito como La Chilindrina, Ñoño o el Profesor Jirafales se convirtió en un clásico en el mercado del entretenimiento, lo cual es una garantía de éxito como marca que no pone en riesgo a las empresas que compran los derechos para utilizar la imagen en sus productos.

“Es garantía de éxito, se están arrimando a unos personajes y a una serie que es un clásico, que ha tenido éxito y que no tiene ningún riesgo de tragedia o de ninguna metedura de pata (…) te da seguridad”, dijo Isabel Blasco, directora general de Interbrand México.

Actualmente Televisa Licencias comercializa la marca El Chavo.

Bimbo, McDonald’s, Barcel y Kellog’s son algunas de las empresas que han adquirido los derechos de la marca, registra el portal oficial del comediante.

La oportunidad de El Chavo de entrar a los hogares de México y América Latina a través de sus productos se explica por el proceso de identificación que logró el programa de televisión con los valores de la sociedad mexicana, coincidieron los especialistas.

“Tiene que ver mucho el éxito con la imagen que se asocia al personaje, en este caso Roberto Gómez Bolaños. No solamente fue exitosa (…) una marca icónica de México, de la industria del entretenimiento”, consideró Juan Carlos Rivera, director del departamento de Mercadotecnia del Tecnológico de Monterrey.

La orfandad de El Chavo, la solidaridad de los otros habitantes de la vecindad y la lealtad despiertan un sentimiento paternalista entre los consumidores latinoamericanos, lo cual hace de este personaje un atractivo comercial.

El Chavo es una marca afectiva, mueve los sentimientos, es fácil de recordar, y tiene una carga emotiva, factores que garantizan su éxito, explicaron los analistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pese a la muerte de su creador, El Chavo sobrevivirá no sólo como personaje sino como una marca cuyos derechos incrementarán su valor y serán demandados por más empresas pues garantizará ingresos, precisan.

“Ahorita me parece que va a venir una avalancha de merchandising impactante como lo fue el caso Michael Jackson y como lo han sido muchas figuras públicas”, estimó Karen Becerra, quien añadió que posiblemente los precios se eleven, y también que existe la opción de nuevos productos.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×