Ficrea nos trató como aliens: Comisión Nacional Bancaria

El organismo regulador dejó pasar 5 meses para poder decidir intervenirla por irregularidades; la CNBV justifica parte de su actuar porque en Ficrea los trataban con poca cortesía.
pymes  (Foto: Getty)
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

“Ficrea era una sociedad muy complicada. Cuando pedías información no te la daban”. Esa es la definición del vicepresidente jurídico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Edgar Bonilla del Ángel, sobre la Sociedad Financiera Popular (Sofipo) que fue liquidada por el órgano regulador tras descubrir que disponía de los recursos de los ahorradores de manera discrecional.

Aseguró que el trato que les dio Ficrea a las autoridades durante las visitas de supervisión que realizó le complicó a la Comisión la obtención de información.

“Nos metían a un minicuartito, como si fueran unos ‘aliens’ y solo ponían una persona con la que [se] podía hablar”.

Los ahorradores de Ficrea sufrieron un desfalco de 2,700 millones de pesos (mdp), lo que obligó la liquidación de la Sofipo el pasado 19 de diciembre. Las personas afectadas sólo podrán recuperar recursos por hasta 131,000 pesos, tal y como lo marca la actual legislación.

Pero la pregunta que han expresado los ahorradores defraudados es por qué tardó tanto tiempo el regulador en intervenir a la financiera y lo hizo hasta el 7 de noviembre, si tras la última visita de supervisión, el 3 de marzo, había claros indicios de situaciones ilegales.

De haber actuado antes, dicen, quizá se hubiera evitado que más clientes se sumaran a la financiera. El año en que crece "exponencialmente" la captación de ahorro de Ficrea es 2014, aseguró el mismo Bonilla.

De entrada, señaló el funcionario, la Comisión no puede ordenar visitas a todas las instituciones financieras reguladas cada año, pues supervisa a unas 5,000 entidades en el país.

Aunque cada mes éstas envían información al organismo a cargo de Jaime González Aguadé, no todas pueden ser visitadas de manera presencial. “No nos damos abasto por la cantidad enorme de sociedades”, señaló.

El funcionario de la CNBV advirtió que por su propia naturaleza la regulación de una Sofipo es menos escrupulosa que la de un banco: “Los controles en una sociedad financiera popular son más relajados a los del Gobierno corporativo de un banco”.

Irregularidades desde 2011

Entre 2011 y marzo de 2014, Ficrea --cuyo socio mayoritario es Rafael Olvera Amezcua contra quien se giró ya orden de aprehensión--, recibió en cuatro ocasiones a funcionarios del organismo. En cada ocasión observaron irregularidades. Pero según Edgar Bonilla la financiera hizo las correcciones que pidió la Comisión tras cada visita, excepto en la última.

Sin embargo una de las observaciones hechas en 2011 fue que no podía captar ahorro de organismos públicos como lo hacía del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila. "La Comisión le dice a Ficrea no puedes captar recursos de un organismo gubernamental”, apuntó Bonilla.

Supuestamente Ficrea habría cancelado esa inversión y sin embargo, el Tribunal fue uno de los primeros sorprendidos al hacerse pública la intervención a Ficrea y en reclamar sus ahorros.

La Comisión justifica el tiempo que pasó antes de ordenar la intervención, pues según Bonilla es lo que llevó hacer la visita y que Ficrea ejerciera su garantía de audiencia.

La última supervisión duró alrededor de un mes. La Comisión la ordenó al ver las promociones de Ficrea de viajes a Las Vegas, a cruceros o a eventos deportivos, niveles de morosidad de cero y altas tasas de rendimientos para los ahorradores.

Cinco meses sin actuar

Tras esa visita el regulador encontró que los pagos a los acreditados de Ficrea provenían de la arrendadora Leadman Trade, con quien la CNBV ya le ha prohibido operar en 2012 por ser subsidiaria.

Por ley tras una visita de supervisión la institución bajo observación tiene 20 días para desvirtuarla, acto conocido como garantía de audiencia. Pero puede pedir una prórroga por el mismo lapso de tiempo.

Los ocho meses que pasaron entre la visita y la intervención incluyen el mes que duró la supervisión y los 40 días hábiles que Ficrea pidió para contraargumentar las observaciones, según Bonilla. Sin embargo eso hace un total de tres meses y no ocho como explica el funcionario entrevistado.

La Comisión no aclaró qué sucedió en esos cinco meses que no actuó y reiteró: "Las facultades de supervisión se ajustaron al procedimiento previsto en la Ley y en las disposiciones legales aplicables".

Sin embargo, al preguntarle qué cambios son necesarios para evitar futuros casos como el de Ficrea, Edgar Bonilla sugirió modificar las reglas que refieren la garantía de audiencia. Los tiempos que se toma el regulado para responder a la Comisión son muy amplios, dijo, tanto que se prestan a que las financieras maquillen información de ser el caso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Te recomendamos La red que el dueño de Ficrea tejió para mover dinero

Este miércoles 14 de enero lee las historias de terror de los ahorradores de Ficrea

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×