Empleados de RadioShack, relatos sobre un ‘muerto viviente’

Tiendas vacías, empleados abandonados y cierres intempestivos han marcado las últimas semanas; la cadena de tiendas de electrónica se declaró en quiebra este jueves tras un siglo de historia.
radioshack  (Foto: Getty)

RadioShack es el muerto viviente del sector minorista. Los empleados de la cadena en Estados Unidos le cuentan a CNNMoney historias parecidas: tiendas despojadas de la mercancía más atractiva, nada de Apple, Samsung o auriculares Beats by Dre. De los estantes semivacíos cuelgan cables a precios de descuento y otros artículos de poca demanda y bajo valor.

Ya no llega nueva mercancía. La mayoría de las tiendas se han convertido en “tiendas de liquidación”, de acuerdo con los empleados.

Este pasado domingo, RadioShack cerró 200 tiendas más, según varios empleados. El personal de varias de esas tiendas dice que se les notificó con apenas unas horas de antelación antes de que llegaran camiones para llevarse el inventario restante.

En una de esas tiendas, ubicada en Pennsylvania, el último objeto que quedó fue la caja registradora. Y se hizo de ese modo con el propósito de que la tienda pudiera realizar una sola operación el domingo por la mañana, permitiendo que la tienda entrara técnicamente en el nuevo año fiscal que comenzó el 1 de febrero.

La razón de esto, de acuerdo a los gerentes que hablaron con CNNMoney, es que los acreedores de RadioShack sólo le permitieron cerrar 200 tiendas en cada año fiscal. Puesto que ya había cerrado 200 tiendas en el ejercicio anterior, el domingo fue la primera oportunidad que tuvo para cerrar más comercios.

“Cuando nos convirtieron en una tienda de liquidación, supe que era una sentencia de muerte. Siento que la compañía ha sido mal administrada durante al menos la última década”, dijo un gerente cuya tienda fue cerrada el domingo.

La red de casi 5,000 tiendas fue otrora el centro de su estrategia comercial, estar a pocos minutos del 90% de los consumidores de la nación. Pero ahora es un lastre que ya no puede costear en una época en que los consumidores pueden encontrar en Internet cualquier artículo que necesitan.

La compañía anunció el año pasado planes para cerrar 1,100 tiendas, pero los acreedores bloquearon la decisión. Así que con el fin de ahorrar dinero, RadioShack está recortando horas, personal e inventario, dejando a muchas tiendas como cáscaras vacías, de acuerdo con los empleados.

“Solíamos tener cinco o seis empleados (en la tienda), incluido el gerente. Ahora sólo abrimos 53 horas a la semana”, dijo una empleada, quien pidió que su nombre no fuera utilizado porque su tienda sigue abierta.

Su sucursal se ha reducido a dos empleados, pero se turnan las jornadas, nunca cubren el mismo horario. Ambos tienen 22 años. Nos cuenta que la oficina distrital se opone si solicitan tener a más de un empleado en servicio al mismo tiempo.

Casi no hay clientes ni inventario en la tienda, pero le pone nerviosa trabajar sola porque ha habido una ola de robos en algunos RadioShacks cercanos. “Me gustaría no estar sola. Se llevaron todas las cámaras de seguridad y el sistema ADP de la tienda”, dijo.

Los gerentes, algunos de los cuales han trabajado allí por décadas y que cobrarían una indemnización de hasta veinte semanas por despido, tienen pocas esperanzas de recibir ese pago si la compañía se ampara en la protección por bancarrota.

Aun cuando la mayor parte de las 5,000 tiendas son propiedad de la compañía, hay cerca de 900 en manos de distribuidores independientes. Ellos son los más nerviosos con la desaparición de la cadena, pues muchos invirtieron grandes cantidades de dinero en sus franquicias.

Un distribuidor dijo que abrió su tienda hace cuatro años con una inversión de 250,000 dólares. Perdió 100,000 dólares durante los tres primeros años, pero finalmente alcanzó el umbral de rentabilidad el año pasado. Esperaba empezar a ganar dinero en algún momento de 2015.

“Actualmente nos estamos organizando para sobrevivir como una tienda independiente, pero preferiríamos trabajar con un RadioShack reorganizado”, dijo el distribuidor, quien pidió no ser identificado. “Pero RadioShack no nos dice nada y no podemos implementar de lleno nuestra estrategia de transición. Este período de no saber lo que están haciendo es muy difícil”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este jueves, RadioShack se declaró en quiebra tras casi un siglo de haber abierto su primera tienda. La medida incluye un acuerdo para vender 2,400 de sus casi 4,000 establecimientos.

Las acciones de RadioShack fueron deslistadas de la Bolsa de Valores de Nueva York esta semana porque no pudo presentar un plan de negocios que explicara cómo se recuperaría del derrumbe del 90% en el precio de las acciones durante el año pasado. Y Salus Capital, uno de sus principales acreedores, notificó a la compañía el incumplimiento del pago del préstamo financiero que le otorgó para mantenerse a flote.

Ahora ve
Una neblina tóxica y gruesa cubre el cielo de Nueva Delhi
No te pierdas
×