Wall Street cierra un trimestre a la baja

Las ganancias de las compañías en el S&P 500 caerán 4.6% respecto al primer trimestre de 2014; el petróleo débil y el dólar fuerte pueden seguir presionando a las acciones.
wall street 23 de febrero.jpg  (Foto: Reuters)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Ha terminado el primer trimestre del año, y es muy probable que las ganancias de las empresas estadounidenses en el periodo apesten tanto como una pila de ropa sucia. Esa es una de las principales razones detrás de la reciente mini-racha ‘perdedora’ de las acciones. Los títulos cayeron este jueves por la mañana, pero se mantuvieron estables al mediodía. Sin embargo, el mercado no evitó su cuarta jornada consecutiva de descensos.

Los analistas predicen que las ganancias de las compañías en el S&P 500 caerán 4.6% respecto al primer trimestre de 2014, según datos de FactSet Research. Esta sería la primera vez que las ganancias corporativas descienden desde el tercer trimestre de 2012.

No extraña pues el nerviosismo del mercado. ¿Puede el mercado de valores seguir su espiral alcista si las ganancias no son fuertes?

Por otro lado, cada vez son más las personas que alertan sobre las altas valoraciones de las acciones tecnológicas y biotecnológicas en el Nasdaq.

Tal vez se trate de un bache pasajero. Pero podría ser un punto de inflexión después de un rally alcista de seis años para el mercado de valores.

Hay que estar atento a los siguientes datos en las próximas semanas:

Petróleo débil + dólar fuerte = pésimas ganancias

Los precios del petróleo se han desplomado desde más de 100 dólares en el verano pasado a menos de 50 dólares en enero. El sector energético ha sufrido, como se esperaraba, un duro golpe.

Se suponía que la gasolina barata debía estimular el gasto de los consumidores estadounidenses (se estima que un hogar estadounidense promedio ahorrará unos 750 dólares por ese concepto este año). Pero hasta ahora, los consumidores y las empresas no están comprando mucho, están cuidando sus ahorros. Como están las cosas, se prevé que las ventas totales caigan casi 3% durante el trimestre.

Este mes, al recortar sus pronósticos, Intel y Tiffany citaron una demanda más débil. Lo mismo hizo la empresa ferroviaria Kansas City Southern y el fabricante de tarjetas de memoria SanDisk.

La fortaleza del dólar también es culpable. El dólar se ha apreciado frente al euro en lo que va del año. Aunque es una buena noticia para los consumidores que quieren vacacionar en el viejo continente o comprar bienes importados, perjudica a las empresas que hacen grandes negocios a nivel internacional.

Las grandes multinacionales como Microsoft, IBM, Procter & Gamble y Caterpillar advirtieron que la fortaleza del dólar es un importante factor negativo cuando presentaron los resultados del cuarto trimestre en enero. Los beneficios se ven afectados cuando las monedas más débiles se traducen a dólares.

¿Mejorará el panorama?

Dentro de pocas semanas comenzará el aluvión de reportes de ganancias. JPMorgan Chase, Johnson & Johnson, Netflix y General Electric son algunas de las firmas que presentarán sus resultados trimestrales durante la semana del 13 de abril.

Los inversionistas prestarán mucha atención a lo que éstas y otras empresas digan sobre las ganancias para el resto del año. De cara al futuro hay algunos destellos de esperanza.

Los precios del petróleo se han recuperado desde sus mínimos, aunque es difícil celebrar la razón detrás de eso: los ataques aéreos de Arabia Saudita contra Yemen. Y no está claro si el sector de la energía ha hecho algo respecto al  problema de la sobreoferta, que fue lo que ocasionó la caída de los petroprecios en primer lugar.

El dólar también ha comenzado a perder algo de su poderío últimamente, eso podría ayudar a las grandes ‘blue chips’ con importantes operaciones en Europa y Asia.

Y aunque el trimestre no pinte bien, los analistas todavía esperan un crecimiento en las ganancias para el año, si bien a una modesta tasa de 2.5%. Y se espera que los ingresos disminuyan ligeramente respecto al año pasado. Para 2016 las cifras son más halagüeñas: los analistas pronostican un aumento de más de 12% en las ganancias y de 6% en las ventas.

¿Exceso de optimismo?

Con todo, Wall Street peca de alcista. Al término de 2014, los analistas pronosticaban un aumento en las ganancias de 4% para este trimestre.

Tal vez no sea buena idea confiar ya en las proyecciones para 2016, especialmente porque las mayores tasas de interés de la Fed podrían pesar también sobre los beneficios.

"Las estimaciones de beneficios siguen siendo demasiado altas para este año y el próximo", advierte Eddie Perkin, director de inversiones en renta variable de Eaton Vance. Perkin piensa que los inversionistas deben ser más razonables y esperar un crecimiento de las ganancias de alrededor del 6% para el 2016 y los próximos años.

Balance final

Las ganancias son las que impulsan el mercado. Si las ganancias no están creciendo mucho, es difícil imaginar que las acciones puedan hacerlo por su cuenta.

Una pausa transitoria para el mercado no sería tampoco lo peor del mundo. El S&P 500 ha subido más de 200% desde el mínimo del mercado bajista en marzo de 2009.

Y vale la pena recordar que esta deplorable semana para las acciones vino precedida por una estupenda semana pasada. Además, el S&P 500 se mantiene cerca de sus máximos históricos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Muchos expertos creen que una corrección - un retroceso del 10% - es necesaria para restaurar la cordura en el mercado. Y no hemos tenido una corrección en casi tres años y medio, así que hace rato que debería haberse producido.

"No me importaría ver un retroceso más grande, de manera que por fin podamos conseguir verdaderas gangas bursátiles", dijo Perkin.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×