El nuevo negocio que traerá más fortuna a los Slim

Con Telesites, su nueva empresa de renta de torres de telefonía, lograría 447 mdd al año en México; si funciona, puede ampliar la estrategia a América Latina, donde tiene un total de 60,000 torres.
torres amovil telesites  (Foto: Jesús Almazán / Expansión)
Leonardo Peralta
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Telesites, la empresa que América Móvil creó para cumplir con las regulaciones que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) le impuso con el objetivo de disminuir su preponderancia, lograría ser otro negocio exitoso de Carlos Slim que generaría anualmente 447 millones de dólares y podría replicarse en Latinoamérica.

Sin las torres de telecomunicaciones, los 105 millones de teléfonos celulares registrados en México serían poco más que bloques de metal y plástico.

América Móvil, la multinacional de telecomunicaciones que controlan Slim y su familia, construyó la red más grande de torres del país para el servicio de su operadora celular Telcel: 10,800, poco menos de la mitad del total.

La empresas es la número dos en el ranking Las 500 Empresas más Importantes de México 2015 de Expansión.

Durante años, la cobertura que le brindan a sus clientes en todo el ‘territorio Telcel’ fue una de sus principales ventajas competitivas y herramientas de mercadotecnia. Pero pronto, esa infraestructura estará a disposición de todos sus rivales, incluidos el segundo competidor del mercado, Telefónica, y el recién llegado AT&T.

Una de las decisiones más sonadas del IFT en 2014 fue declarar preponderante a América Móvil y, en consecuencia, fijarle medidas especiales para disminuir su dominio sobre el sector de telefonía móvil en México e impulsar la competencia.

Entre éstas, figuraba la obligación de rentar sus torres a sus competidores. América Móvil reaccionó con el anuncio de la creación de Telesites, una empresa independiente, pero de los mismos dueños, que se dedicará a rentar las torres a compañías de telefonía celular.  A través de ella, éstas podrán ampliar su cobertura nacional.

ESPECIAL 2015: Las 500 Empresas más Importantes de México

Déficit de antenas

La construcción de torres es un negocio de inversiones fuertes y México enfrenta un déficit muy grande, que la industria debe resolver si quiere incrementar su cobertura.

“En esta fase de la industria, tienes que densificar la cantidad de torres”, dice Carlos García Moreno, director financiero de América Móvil. “Necesitas más torres y es entonces buen momento para empezar a compartir con otros el costo  de la infraestructura”.

Telesites tiene el potencial de convertirse en otro negocio exitoso de los Slim. Será la más grande del sector por cantidad de torres

American Tower reportó 354 millones de dólares (mdd) de ingresos por la renta de sus torres en México en 2014, alrededor de 41,000 dólares anuales por torre. Con base en esta cifra, Telesites podría lograr ingresos de 447 mdd. La cifra final dependerá de las cuotas de renta que el IFT le permita, Gerardo Soria, del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones.

Además, si el negocio funciona en México, América Móvil puede ampliarlo al resto de América Latina, donde es el competidor más grande de telefonía celular, dice Kieron Osmotherly, director general de TowerXchange.

Ya tiene 60,000 torres en toda la región, según dijo su director general, Daniel Hajj, en una llamada con analistas. Esto es 38% del total de la región, de acuerdo con el sitio web especializado TowerXchange.

Cualquier expansión de operaciones será una medida que tome la administración de la nueva empresa, dice García Moreno.

América Móvil será un cliente más

Los accionistas de América Móvil aprobaron la creación de Telesites en abril de 2015. Tendrá una composición accionaria igual a la de América Móvil, según un informe de la empresa para la Comisión de Valores de Estados Unidos.

En ese sentido, cada accionista de Telesites tendrá derecho a la misma cantidad de acciones que las que posee en América Móvil. En consecuencia, la mayoría de las acciones de control estarán en manos de los Slim.

Pero Telesites no será filial del conglomerado. Aunque América Móvil le transfiere 10,800 torres, eso no quiere decir que las empresas serán socias. De hecho, la telefónica, que tendrá que rentar torres de ahora en adelante, ni siquiera recibirá un trato preferencial.

“Sólo será un cliente —dice García Moreno—. Ya tenemos contratos de largo plazo. Los firmaremos, pagaremos la renta y ya. Hasta allí llegará nuestra relación”.

La decisión de mantener el negocio en manos de los mismos dueños parece una señal de la actitud que el conglomerado tomará frente a las medidas del IFT. En lugar de vender activos e intentar reducir su participación de mercado hasta dejar de ser preponderante, la empresa de los Slim al parecer pretende vivir con la regulación actual.

“Se está reconformando el sector de manera competitiva con la llegada de nuevos operadores”, dice García Moreno. “Dada esta reconformación, ya no sería prudente deshacerte de activos”.

Aunque anunciaron la escisión luego de la declaración de preponderancia, los directivos de América Móvil contemplaban la idea desde 2013, dice García Moreno.

Habían notado que las empresas de telecom en Europa estaban dando ese paso. Al lanzar una empresa de renta de torres, agrega, “se puede crear valor para los accionistas que estaba encerrado en nuestra hoja de balance”.

Más allá de la oportunidad de negocio, la realidad es que no les quedaba de otra.

“Lo tenían que hacer sí o sí”, dice Gonzalo Rojón, analista de la consultora The CiU. “La regulación asimétrica de marzo del año pasado les obligaba a compartir forzosamente su infraestructura. Quizá decidieron hacer de la adversidad virtud y aprovechar la situación como oportunidad de negocio”.

Ondas necesarias

Rentar torres de telecomunicaciones, también llamadas radiobases, no es una tendencia nueva.

Las operadoras que en México funcionaban con infraestructura propia comenzaron en 2011 a rentar el uso de torres a empresas especializadas.

Telefónica empezó ese año a vender algunas de sus torres a la estadounidense American Tower, hoy la principal arrendadora del país. Iusacell y Axtel siguieron sus pasos. Las operadoras se hicieron de efectivo y dejaron de gastar en el desarrollo y gestión de infraestructura, dice Ignacio Cepeda, director de la consultora del sector Asercom.

Una radiobase transmite señales de radiofrecuencia por las que viaja todo lo que recibe y envía un teléfono móvil (cuando no está conectado a una red WiFi).

Cada torre debe servir a un máximo de 1,400 dispositivos para otorgar un servicio óptimo, según un estudio de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones. Sin embargo, a finales de 2013, había unas 22,000 radiobases en el país y cada una servía a unos 4,700 dispositivos, según los datos más recientes del IFT.

“Si una radiobase sirve a demasiados usuarios, el servicio de voz se degrada y la velocidad de los datos móviles disminuye”, dice Cepeda.

Construcción nada barata

En una época en que los teléfonos inteligentes procesan cada vez más datos, México ya tiene un déficit de 66,000 torres, según el IFT. Cubrir la demanda no saldrá barato.

Construir una torre cuesta entre 60,000 y 120,000 dólares, dice Mariano Gómez, vicepresidente de NMS, que opera unas 250 torres. A ese costo, cubrir el déficit requiere invertir hasta 8,000 mdd.

No por nada, la mayoría de las empresas de telefonía móvil en México rentan torres en vez de construirlas.

Según un análisis de TowerXchange, Telcel es la única que hasta ahora usa torres propias, pero eso cambiará. Los Slim y sus socios accionistas quieren sacarle más provecho a esa infraestructura costosa.

“Nosotros —dice García Moreno— tenemos una red muy vasta de torres que se extiende por el país y a los operadores probablemente les interesará estar allí para expandir su red".

Una buena noticia para los jugadores

AT&T, el nuevo jugador de telefonía móvil que anunció la compra de Iusacell a Grupo Salinas y Nextel México a NII Holdings, necesita ampliar su red rápido para competir, dice Osmotherly: “Si eres el planeador de la red de un operador y tienes necesidades de corto plazo, la llegada de Telesites es una buena noticia”.

Telesites es la mejor opción para que AT&T expanda su cobertura a zonas suburbanas o rurales donde las redes de Iusacell y Nextel tienen poca presencia, dice Rojón, de The CiU.

Los directivos de la compañía con sede en Delaware no han dicho si rentará torres de Telesites. (Al cierre de la edición de 'Las 500' en junio 2015, no respondieron a peticiones de entrevista, al igual que los de Telefónica.)

Osmotherly, que entrevistó a todos los operadores locales, asegura que hay 23,422 torres en México. Con las 10,800 de Telcel, Telesites será la mayor arrendadora apenas inicie operaciones. Superará a American Tower, que tiene 8,551 y las alquila a Telefónica, Iusacell y Nextel. (American Tower no hizo declaraciones a Expansión.)

Mexico Tower Partners es hasta ahora el segundo mayor competidor. Centennial, Torrecom y NMS lo siguen. Ninguna llega a las 1,000 torres, según el relevamiento de Osmotherly.

Endedudamiento, otra ventaja para Telesites

La empresa de los Slim, dice Rojón, también encabezará el mercado por su amplia capacidad de endeudamiento, que potencia sus posibilidades de inversión. (América Móvil prevé transferirle 21,000 millones de pesos en deuda a Telesites.)

El negocio de las torres es muy estable, agrega. “Los contratos pueden superar los 10 años de duración, los operadores de telecomunicaciones son buenos pagadores y es inusual que abandonen el contrato antes del fin de su vigencia”, dice.

La llegada de este competidor poderoso no genera hasta ahora reacciones muy fuertes.

“Telesites no nos representa una competencia directa”, dice Gómez, el vicepresidente de NMS. Su firma —explica— construye torres según las especificaciones y la ubicación deseada de los operadores, mientras que los clientes de Telesites tendrán que conformarse con las radiobases existentes.

El director de Mexico Tower Partners, José Solá, dijo en 2014 a la revista Obras que, por la creciente demanda de los operadores, hay mercado para más competidores.

Algunos participantes del negocio, sin embargo, notan cambios sutiles. El dueño de una azotea que alberga una torre operada por American Tower mostró a Expansión una carta en la que la firma le plantea renegociar la renta a cambio de extender el contrato de arrendamiento. La carta explica que la negociación es necesaria por las reformas a la Ley de Telecomunicaciones, sin dar más detalles.

Rentar en vez de comprar

Telesites comenzará a operar cuando reciba luz verde de la Bolsa Mexicana de Valores y del IFT. Mientras tenga los mismos dueños que América Móvil, estará sujeta a las mismas regulaciones de agente preponderante, explica Gerardo Soria, del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones.

Bajo esta regulación, el IFT debe aprobar el precio de renta de sus torres. Telesites podrá zafarse de ese control sólo si cambia de dueños, dice Radamés Camargo, analista de The CiU.

Aunque la Ley de Telecomunicaciones busca reducir el dominio de América Móvil, la llegada de Telesites puede ir contra ese objetivo.

Con la posibilidad de rentar torres de Telesites, no está claro que las compañías telefónicas necesiten aumentar su infraestructura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

América Móvil tiene torres en ubicaciones privilegiadas, por lo que los operadores pueden preferir arrendarlas en lugar de construir nuevas, asegura Cepeda, de Asercom.

Pero la empresa no podrá “canibalizar al sector”, dice Gómez, de NMS. El mercado  crece rápidamente, agrega, pero no está saturado.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×