Empresas, inconformes con pago por tren México-Querétaro

El consorcio encabezado por China Railway rechazó la propuesta hecha por la SCT; el Gobierno mexicano está en las últimas etapas del proceso tras la cancelación del contrato.
tren estacion  (Foto: iStock by Getty)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las empresas que conformaron el consorcio ganador de la licitación del tren México-Querétaro llevan ocho meses -desde la cancelación del contrato de esta obra- sin poder concluir con el proceso para el pago de gastos no recuperables.

China Railway, que encabezaba el consorcio, y empresas nacionales se inconformaron el 12 de junio por el monto propuesto por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tras la no suscripción del contrato en diciembre, de acuerdo con una respuesta de la dependencia a una solicitud de transparencia hecha por CNNExpansión.

“Se reitera que en fecha 22 de mayo del presente año, fue notificada la resolución administrativa de la solicitud de los gastos no recuperables requeridas por las empresas chinas-mexicanas (…) Dichas empresas (…) en respuesta el 12 de junio de 2015, interpusieron recurso de revisión ante la subsecretaria de Transporte de la SCT”, puntualizó la dependencia.

Esta notificación fue la segunda que realizó la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la dependencia, luego de que no se encontraron el 21 de mayo a los representantes las empresas chinas y de GHP Infraestructura Mexicana. En los documentos enviados en la respuesta no se incluyeron las actas de notificación de las mexicanas que también conformaron el consorcio y que solicitaron el pago: Constructora Teya (de Grupo Higa), Promotora y Desarrolladora Mexicana y Constructora y Edificadora GIA+A.

De acuerdo con la legislación, los integrantes del consorcio tienen un plazo de 15 días hábiles para interponer un recurso de revisión a la propuesta de la SCT o 45 días para promover un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

El 21 de mayo pasado, la subsecretaria de Transportes, Yuriria Mascott Pérez, dijo en un acto público que la SCT estimaba pagar 20 millones de pesos a las empresas.

En dicha fecha, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) obligó a la SCT a otorgar una versión pública de la solicitud de reclamación para el pago de los gastos no recuperables. Sin embargo, la cantidad solicitada se reservó, pues podría entorpecer el proceso deliberativo, según justificó la unidad administrativa de la SCT

El expediente del proyecto del Tren de Alta Velocidad de Pasajeros México Quéretaro se encuentra clasificado desde junio de 2013 por seis años, mientras que lo relacionado con la reclamación del pago de las empresas está reservado por 12 años, contados a partir del 22 de mayo de 2015.

Varios pasos de este útlimo proceso, cuyos plazos están fijados en el Reglamento y Ley de Obras Públicas, se han prorrogado en particular por problemas con la entrega de los documentos que integran 18 carpetas de las empresas China Railway Construction Corporation Limited, China Railway Construction International Group, China Railway Construction Mexico y CSR Corporation Limited, de acuerdo con documentos de este proceso que CNNExpansión tiene en su poder.

El 3 de noviembre, la SCT anunció que la licitación fue ganada por el consorcio encabezado por China Railway. Sin embargo, dos días después, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó revocar el fallo argumentando cuestionamientos al concurso y se anunció una nueva licitación, lo que fue notificado a las empresas participantes hasta el 1 de diciembre, un día antes de la fecha sttbecida ara la firma

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entre los gastos que las empresas pueden reclamar se encuentran viáticos de las personas que asistieron a la presentación de ofertas, juntas de aclaraciones, visitas al sitio y el fallo, así como honorarios a personal, el costo de emisión de garantías, y cuestiones de papelería y oficinas.

Parte de la polémica que generó la obra fue que en el consorcio participaba Constructora Teya, filial de Grupo Higa de Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista del Gobierno que ayudó a la esposa del presidente, Angélica Rivera, y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, a conseguir lujosas casas.

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×