La pérdida de un buque amenaza el regreso de Oceanografía

El navío Caballo Maya, pieza clave para la reestructura, esta desaparecido, dice un juez federal; los trabajadores tomaron instalaciones de la empresa por la falta de pago de salarios.
oceanografia barcos  (Foto: Tomada de oceanografia.com.mx)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El plan de reactivación de Oceanografía, empresa acusada de defraudar a Banamex, está en riesgo. La toma de sus instalaciones por parte de trabajadores y la desaparición de una embarcación clave para su operación y la negociación del convenio con sus acreedores tienen la culpa.

De acuerdo con el juez encargado del proceso concursal de la empresa Felipe Consuelo Soto, la embarcación Caballo Maya fue extraída de su lugar de resguardo sin que se conozca de su paradero hasta el momento.

“Es pieza clave en la estructura del convenio que permitirá reactivar a la empresa concursada (…) existe el riesgo de la operación y cumplimiento de lo pactado en el convenio concursal aprobado”, señaló Consuelo Soto en una notificación este jueves dentro del expediente del proceso de la empresa propiedad de Amado Yáñez.

Yáñez enfrenta una pena de entre ocho a 15 años de prisión por su responsabilidad en un quebranto en contra de Banamex por más de 400 millones de dólares a través de préstamos que obtenía usando como garantía los pagos que esperaba de contratos con Pemex Exploración y Producción (PEP).

Ante la desaparición del buque, el juez instruyó al SAE y a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) que tomen las medidas necesarias para reactivar la operación de la empresa.

El Caballo Maya es un buque de servicios petroleros que tiene longitud de proa a popa de 141.1 metros y que cuenta con una capacidad de carga de hasta 850 toneladas, de acuerdo con datos de la empresa.

El depositario judicial José Enrique Castillo Carvallo, quien hace la denuncia ante el juez Tercero en Materia Civil, agregó que los trabajadores de Oceanografía tomaron las instalaciones en diversas sedes, reclamando el pago de los salarios desde la segunda quincena de julio de 2015, tanto a aquellos liquidados como a los aún vigentes.

Oceanografía, que reportaba una flota y equipos con un valor de 16,700 millones de pesos (1,243 millones de dólares) en 2012, cuenta con más de 14,000 trabajadores, según señaló Consuelo Soto en esta última notificación.

Oceanografía salió del proceso de concurso mercantil en mayo pasado luego de poco más de un año que la demanda fuera promovida por la Procuraduría General de la República (PGR), que tiene asegurados aún los bienes de la empresa.

En marzo pasado, el juez federal autorizó a la naviera rentar embarcaciones tras cancelar una suspensión que tenía en su contra por contratos irregulares que detectó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Una de las medidas solicitadas a Oceanografía tras dicha resolución fue que presentara a detalle qué embarcaciones, a quién se las arrendaría, los programas de mantenimiento, la asignación de matrículas y los pormenores de las acciones que se pretenden realizar.

Dos meses después, la mayoría de los acreedores (63.85%) aprobaron el acuerdo de reestructura de Oceanografía con el que volvería a operar a través de licitaciones de Pemex, la cual estaba obligada a pagar los contratos y deudas pendientes previos a su intervención por más de 100 millones de pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En este último punto, el titular del Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil reiteró al SAE que informe sobre cualquier pago hecho por PEP y que los recursos sean destinados para el pago de los trabajadores despedidos y los vigentes.

“En caso de no realizar manifestación alguna (…) se le impondrá una multa de 120 días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal”, puntualizó el juez.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×