¿Qué tanto afecta la anomalía de Volkswagen a sus autos?

Si manejas un carro Volkswagen alimentado por gasolina quizá no tengas que preocuparte tanto; la falla puede afectar el rendimiento del vehículo, pero solucionarla puede no ser complicado.
jetta  (Foto: Getty)
Chris Isidore
NEW YORK (CNNMoney) -

Buenas noticias: si manejas un carro Volkswagen alimentado por gasolina no tienes que preocuparte acerca del escándalo de emisiones diésel de la empresa alemana.

Eso es porque es muy barato y fácil remover las emisiones en el centro de esta controversia de los carros alimentados por gasolina.

El problema es el óxido de nitrógeno, o NOx, que puede ser capturado por un convertidor de catalíticos, que ha sido parte de las herramientas estándar en la mayoría de los carros de gasolina por décadas. El NOx de los carros es una de las principales causas de contaminación y lluvia ácida.

Es una historia diferente para los carros que usan combustible diésel. Los mismos controles de emisión no son tan efectivos en un carro de diésel.

“Las soluciones para diésel son mucho más caras y difíciles de hacer. Esta es la razón por la que el NOx en diesel es un foco particular”, dijo John German, un miembro superior del International Council on Clean Transportation (Consejo Internacional de Transportación Limpia).

El grupo descubrió el problema con los sistemas agotados de Volkswagen y Audi, y alertaron a las autoridades de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense y la Junta de Recursos del Aire de California.

El problema en las unidades

Volkswagen instaló un software que automáticamente puede detectar cuando los automóviles son revisados para medir sus emisiones. La máquina corre de una manera que reduce las emisiones para que llegue a niveles legales. Pero cuando los carros no son examinados, las máquinas regresan a correr de manera “normal” y emiten muchos más contaminantes.

No está claro cómo responderá la compañía a este problema. Pero es posible que cualquier cambio que haga hará que los automóviles utilicen más gasolina, dañando su rendimiento.

“Es muy probable que sea una adversidad que afectará la economía en el uso de gasolina, así como el rendimiento del automóvil”, consideró Jake Fisher, jefe de revisiones para Consumer Reports, una de las revistas más influyentes en Estados Unidos entre los compradores de carros.

Tras la noticia dada a conocer el viernes pasado, Consumer Reports casi de inmediato dejó de recomendar los carros hasta que tenga una oportunidad de revisarlos una vez que VW resuelva el problema. Los carros afectados incluyen modelos de 2009 a 2015.

No está claro cómo la compañía hará que los dueños lleven a arreglar sus unidades. Muchos de los consumidores ignoran los citatorios para arreglar sus carros, incluso cuando hay temas de seguridad involucrados en el tema. En este caso, las vidas de los conductores no está en riesgo, así que será aún más tentador ignorar estas peticiones de la Volkswagen.

“Quizás el gobierno tendrá que obligar a los dueños a que arreglen sus carros”, dijo Brian Moody, director ejecutivo para AutoTrader.com.

Pero esta revisión quizás sea difícil de evadir. Los estados podrían requerir prueba de que el automóvil ha sido arreglado antes de que permita que los carros sean registrados o renovados.

Los autos de diesel

Los carros de diésel son muy populares en Europa, donde suman casi la mitad de los automóviles en los caminos. Los altos precios de la gasolina y los impuestos hacen del diésel una opción más barata.

Pero en Estados Unidos la gasolina es barata y los impuestos en combustible de diesel son altos, lo que ha hecho a los carros de diesel mucho menos populares aquí, a pesar de que dan mejor rendimiento en consumo de combustible por kilómetro.

Hay menos de 500,000 de los vehículos VW y Audi afectados en EU, de más de 11 millones en todo el mundo. La mayoría de las empresas automotrices japonesas y estadounidenses no venden carros de diesel en ese país.

Eso significa que este escándalo difícilmente tocará a otras empresas. Además de los carros alemanes, la mayoría de motores diésel en Estados Unidos se encuentran en camionetas pesadas y autobuses usados por negocios que no tienen que regularse por los mismos estándares de emisiones de Estados Unidos.

 

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×