Air France planea recortar 5,000 empleos, dicen trabajadores

Los despidos se darían con la segunda fase del plan de reducción de costos, señalan; una Fiscalía abre investigación por las agresiones que sufrieron directivos el lunes.
air france  (Foto: CNN)
PARÍS (Agencias) -

Air France recortará otros 5,000 puestos de trabajo si se pone en práctica una segunda fase del nuevo plan de reducción de costos que quiere llevar a cabo la empresa, dijeron a Reuters este martes dos fuentes sindicales.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con los pilotos para aumentar las horas de trabajo por la misma paga, Air France presentó un plan de ajuste más drástico esta semana que contempla una reducción de 2,900 puestos, lo que provocó violentas protestas de los trabajadores.

Podría ser solo la primera fase del denominado "plan B", dijeron fuentes sindicales.

"Si pasamos a la segunda fase del plan, habrá despidos directos entre los 5,000 puestos de trabajo que se eliminarán", dijo un representante sindical, lo que indica que los recortes totales pueden llegar a casi 8,000.

Investigan agresiones

La Fiscalía de Bobigny, a las afueras de París, abrió este martes una investigación por las agresiones que el lunes sufrieron varios dirigentes de la aerolínea Air France en el momento en el que desgranaban su plan de ajuste, que incluye el despido de 2.900 empleados, los primeros de la historia de la compañía.

La investigación, confiada a la policía de fronteras, parte de la denuncia presentada por la aerolínea francesa por "degradaciones", "trabas al desarrollo del comité de empresa" y "violencia agravada".

A la denuncia de la empresa se suman las interpuestas por cinco directivos, entre ellos el responsable de Recursos Humanos, Xavier Broseta, que acabó con la camisa desgarrada, y el director de Recursos Humanos de la actividad de largo recorrido, Pierre Plissonnier.

En el comité de empresa interrumpido ayer la dirección explicaba a los representantes sindicales sus planes de ajuste, que pasan por la reducción de un 10% de su oferta de vuelos, lo que se traducirá en la supresión de 2,900 puestos.

Un grupo de trabajadores logró superar las barreras de seguridad que les impedían la entrada al lugar, lo que provocó la suspensión del comité y degeneró en incidentes.

El presidente de Francia, François Hollande, condenó y tachó de "inaceptables" esos altercados, alertó de que "pueden tener consecuencias sobre la imagen" y el "atractivo" del país, y subrayó que la única carta que debe jugarse es la del compromiso y la negociación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls, que para mostrar su apoyo acudió a la sede social de la empresa, situada en las proximidades del aeropuerto parisiense de Roissy-Charles de Gaulle, denunció que ese altercado "es obra de gamberros", y debe ser condenado.

"Constituye no solo una falta profesional, sino una falta penal, intolerable", indicó el jefe del Gobierno, que destacó que la puerta de las negociaciones debe seguir abierta para avanzar, "pero jamás bajo la amenaza de la violencia".

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×